Actualizado 16/07/2007 21:15 CET

Rajoy, dispuesto a "romper moldes" con un programa electoral "ambicioso y de verdad"

El líder del PP, Mariano Rajoy, puso hoy en marcha la maquinaria electoral con motivo de las próximas elecciones y emplazó a los cuadros del partido a que se pongan a trabajar por un programa "ambicioso y de verdad". "Y si hay que romper moldes, lo vamos a hacer", enfatizó.

Así lo aseguró durante su intervención ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, órgano que esta mañana nombró al ex ministro de Ciencia y Tecnología como coordinador del programa electoral y aprobó la composición del comité de campaña para las generales.

Rajoy incidió en la importancia del programa electoral, "una oportunidad para reafirmar los principios y los valores del partido", pero también para "renovar ideas, sumar aportaciones" y "dar respuesta a los cambios que se producen" en la "dinámica" sociedad española.

COMPROMISO CON LA ESPAÑA CONSTITUCIONAL

Así, indicó que su programa ratificará su compromiso "con la España constitucional" y con la libertad y la igualdad "de todos los ciudadanos españoles. En este contexto, apostó por "mantener" la política antiterrorista que el PP ha defendido estos años, que, según dijo, está en el Acuerdo por las Libertades y Contra el Terrorismo.

Esa política antiterrorista, prosiguió, señala que "la libertad de los españoles y sus derechos como ciudadanos ni son negociables, ni son comprables ni son objeto de mercadeo" como, a su juicio, ha sucedido a lo largo de estos últimos meses.

El líder del PP avanzó que las prioridades del PP pasarán por que "los españoles tengan más oportunidades en su vida diaria y que puedan convertir los retos en oportunidades". En materia económica, dijo que se centrará en "proteger" al trabajador, generar oportunidades, formarle y proporcionarle más flexibilidad en su estilo de vida.

LA INMIGRACION, "ASUNTO CAPITAL" DEL PROGRAMA

También hizo mención al "reto" de la inmigración e indicó que "la clave es la integración" pero también "la lucha contra la ilegalidad y las mafias que trafican con personas". "Asunto capital para abordar en el programa electoral y para transmitir a los españoles un mensaje sensato", resaltó.

En cuanto a la familia, avanzó que el "gran reto" es conseguir flexibilidad y "combinar de forma afectiva" las aspiraciones profesionales con la conciliación de la vida familiar. El endeudamiento de las familias, el encarecimiento del precio de la vivienda, la educación, los mayores y una reorientación de la política exterior también ocuparán un apartado destacado en el programa del PP.

Dicho esto, el presidente de los 'populares' explicó que su propósito es concurrir a las próximas elecciones generales con un programa "ambicioso, que asuma riesgos y que no mire para otro lado". "Vamos a hacer un programa de verdad, ambicioso y si hay que romper moldes y hacer cosas y decirle a los españoles lo que hay que hacer con meridiana claridad lo vamos a hacer", enfatizó

BASE ELECTORAL "SÓLIDA"

Rajoy admitió que "el trabajo hecho" a lo largo de estos tres años les permite partir a las urnas con "una base electoral sólida". "Por lo tanto podemos iniciar una nueva etapa con optimismo", recalcó, tras señalar que el PP es un partido de "moderado y de centro" frente al PSOE, un "partido que defiende las ideas de los radicales".

Finalmente, afirmó ante los cargos del PP que "sus esfuerzos" en los próximos meses deben centrarse en "la presentación de la alternativa sin descuidar la labor de oposición". "Prioridad básica en los próximos meses: construir un programa de gobierno, pero no una cosa burocrática. Y quiero que todo el mundo se ponga a trabajar porque todas las ideas son buenas", aseveró.