Actualizado 04/05/2007 19:16 CET

Ruiz Gallardón inauguró hoy el bulevar de la avenida de Portugal y la Huerta de la Partida

EL REGIDOR FUE OVACIONADO VARIAS VECES DURANTE LA VISITA, AUNQUE ALGUNOS VECINOS NO ESTÁN CONTENTOS CON EL RESULTADO DE LAS OBRAS

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, inauguró hoy en el distrito de Latina el bulevar de la avenida de Portugal y la Huerta de la Partida, ubicada a la entrada de la Casa de Campo desde la glorieta de San Vicente y el Puente del Rey, dos proyectos que, a su juicio, constituyen "una ventana al Madrid del futuro pero que ya son una realidad".

Gallardón, que estuvo acompañado por el embajador de Portugal en España, José Filipe Moraes, y miembros de su equipo de Gobierno como Manuel Cobo, Ana Botella, Pilar Martínez y Paz González, así como por varios concejales de distrito, comenzó su recorrido por la Huerta de la Partida, una zona verde de 38.000 metros cuadrados que recrea un espacio surgido en el siglo XVI.

Para recuperar esta huerta se han invertido 2,8 millones de euros y se han plantado 873 árboles frutales, además de haberse creado un arroyo de 480 metros, que, en palabras del regidor, "aportará frescura" a quien se acerque hasta este espacio.

Para que los visitantes conozcan su historia y sus características se han instalado un conjunto de paneles, obra del presidente de la Asociación de Diseñadores de Madrid, Manuel Estrada, que también es autor del modelo de valla que, hasta el inicio de los trabajos de ajardinamiento, delimitará el entorno del río Manzanares.

Tras visitar la Huerta de la Partida, Ruiz-Gallardón y el resto de personalidades, entre las que también se encontraba el arquitecto Ginés Garrido, responsable del proyecto Madrid Río que permitirá la reforma de las riberas del Manzanares, se dirigieron a la avenida de Portugal para comprobar el resultado de las obras llevadas a cabo en superficie tras el soterramiento de esta vía, asociado al proyecto de reforma de la M-30.

RECREACIÓN DE LA LIBERDADE LISBOETA

El nuevo bulevar, que recrea la Liberdade de Lisboa, una de las grandes vías de la capital lusa, ha supuesto una inversión de 14,5 millones de euros que han permitido construir un espacio de 28.500 metros cuadrados en los que se han plantado 1.400 árboles, 700 de ellos cerezos. Además, 6.700 metros cuadrados se han destinado a pradera y se ha realizado un camino formado por 4 millones de adoquines, bordeado por un carril bici.

A ambos laterales del bulevar se ha pavimentado un carril para los vehículos de la zona y para poder acceder al futuro aparcamiento que se abrirá entre la superficie y el túnel de la avenida de Portugal. Según el alcalde, este proyecto ha permitido que haya "un trozo de Portugal" en Madrid porque las similitudes entre este nuevo paseo y la Liberdade de Lisboa van más allá del diseño y el pavimento adoquinado, sino que entroncan con el recorrido de las aguas del Manzanares hacia el río Jarama y de ahí al Tajo y a la capital portuguesa.

Durante su intervención, Gallardón apuntó que la remodelación de la M-30 no conlleva sólo una mayor fluidez del tráfico o una mejora de la seguridad vial, sino que también ha permitido recuperar el paisaje urbano, como, a su juicio, es el caso de la nueva avenida de Portugal. Además, el primer invitó "a todos los madrileños" a que se acerquen a la avenida de Portugal y a la Huerta de la Partida para que conozcan "el futuro Madrid".

Gallardón, que dijo estar "muy agradecido y muy emocionado" por el "encuentro" con los vecinos, también hizo hincapié en que la conclusión de la reforma del bulevar y de la Huerta de la Partida suponen el devolverle la confianza a los madrileños que hace cuatro años le eligieron para llevar a cabo "una gran obra" como la de la M-30 y sus proyectos asociados y en que su resultado "anticipa" el "modelo de Madrid" de los próximos cuatro años.

MÁS VECINOS CONTENTOS QUE DISGUSTADOS

A lo largo de su recorrido por el bulevar de la avenida de Portugal, el alcalde estuvo acompañado por más de 200 vecinos de la zona, que en su mayoría le agradecieron la transformación de esta vía e incluso le ovacionaron en varias ocasiones. Algunos de ellos lanzaron gritos como "alcalde, alcalde", "Alberto, Alberto, Alberto" o "Gallardón, eres el más grande".

Aunque reconocieron que las obras han sido molestas y que al comienzo no estaban contentos con la tala de los árboles que se erigían cerca de sus viviendas, gran parte de los residentes de la avenida de Portugal allí congregados felicitaron a Ruiz-Gallardón por el resultado de los trabajos de reforma. Sin embargo, otros vecinos, una minoría, mostró su disconformidad con el proyecto.

Así, una mujer que reside en el número 177 de esta avenida aseguró, en declaraciones a Europa Press, que hay varios portales, desde el número 155 aproximadamente hasta el final de la calle, que actualmente padecen frente a sus ventanas el ruido y la contaminación de más vehículos que anteriormente porque, tras el soterramiento, "hay un carril más por sentido".

La mujer, que aseguró que los obreros han estado trabajando en la colocación de la valla que separa la Casa de Campo de la avenida de Portugal hasta pasada la una y media de esta madrugada, señaló que los vecinos de estos bloques remitieron una carta al Ayuntamiento para reclamar que el tramo soterrado entre la glorieta de San Vicente y la A-5 (autovía de Extremadura) se prolongara unos cientos de metros y que así la salida del subterráneo no estuviera frente a varios inmuebles".

"Mandamos hasta un proyecto realizado por un ingeniero, también residente afectado, en el que aportábamos la solución al problema y sin embargo el Ayuntamiento no sólo no tomó nuestra propuesta en consideración sino que nos dijo que no se podía hacer nada para solucionar nuestra situación", denunció la vecina.