Las "Spice girls" se reencontraron con el público madrileño en un único concierto en nuestro país

Actualizado 24/12/2007 12:37:32 CET

Delirio adolescente en Madrid por el concierto de las Spice Girls en nuestro país. Casi diez años después, las reinas del pop británico han vuelto a España con nuevo disco y nueva gira para demostrar que su poder sigue vivo.

Las británicas Spice Girls actuaron el pasado domingo en el Telefónica Arena de Madrid, diez años después de su separación, con los temas más conocidos de su discografía.

Aunque no consiguieron colgar el cartel de no hay entradas , los fans de las chicas picantes se volcaron en el concierto madrileño que tuvo lugar en el Telefónica arena.

Después de vender 54 millones de copias en sus años gloriosos, las chicas picantes" han vuelto a probar suerte en España con un único concierto en la capital al que sólo los más afortunados pudieron asistir.

Victoria Beckham, Melanie Brown, Emma Bunton, Melanie Chisholm y Geri Halliwell salieron al escenario veintisiete minutos después de las 9 de la noche y comenzaron el primero de los cinco actos del concierto con "Spice up your life", "Stop", "Say You'll Be There" y "Headlines (Friendship Never Ends)", uno de las dos canciones inéditas que han incluido en su último álbum de grandes éxitos.

Desde el principio del concierto quedó claro que las Spice Girls ya no son aquellas veinteañeras de dudosa elegancia que difundieron el mensaje universal de Girl power".

Ahora, estéticamente homogeneizadas por obra y gracia del diseñador italiano Roberto Cavalli, demuestran que el directo ya no tiene secretos para ellas gracias a un espectáculo milimetrado en el que tuvieron un gran protagonismo la decena de bailarines que les acompañan.

Tras el segundo acto, en el que interpretaron 2 become 1", Too much" y Lady Is A Vamp", llegó el turno del tercer bloque del show, en el que las chicas picantes cantaron en solitario.

En ese momento, las Spice Girls volvieron al escenario rindiendo homenaje a su estética de los noventa: Mel C apareció con su chándal característico, Victoria con un vestido negro, Emma con un traje color pastel, Mel B con vestido imposible de leopardo y Geri con su legendario y cotizado mini-vestido con la bandera de Gran Bretaña estampada.

Finalmente llegó uno de los momentos más sorprendentes de la noche: Victoria Beckham se puso una enormes gafas de sol y comenzó a desfilar por la pasarela central del escenario al ritmo de las notas del "Like a virgin" de Madonna.