Toni Acosta, la nuera de Raphael, mantendrá un romance en la ficción con Toni Cantó, quien encarnará a un cura

Toni compagina perfectamente su faceta de mamá y actriz.
EP
Actualizado 08/05/2008 2:06:40 CET

COMPATIBILIZA A LA PERFECCIÓN SU FACETA DE MAMÁ CON LA EXITOSA SERIE "EL SÍNDROME DE ULISES"

La popular actriz Toni Acosta lo tiene todo: belleza, reconocimiento profesional, una estructurada familia junto con Jacobo Marcos, hijo del conocido artista Raphael y además triunfa en la televisión con la serie El Síndrome de Ulises . Pero con lo que más disfruta esta joven actriz tinerfeña es con su pequeño de tan sólo 4 años de edad. La conocimos a través de la pequeña pantalla en serie como Compañeros , Un Paso Adelante y Policías, en el corazón de la calle ; a raíz de la cual comenzó a ser popular y donde conoció a su marido. También ha trabajo en teatro con exitosas obras como 5 mujeres.com y El método Grömholm . Sus apariciones en el cine han sido más escasas pero no por ello menos importantes; ya que en 2007 trabajó bajo las órdenes de José Luis Garci en Luz de Domingo . Sin embargo, la televisión sigue siendo su medio, como podremos comprobar en la segunda temporada de El Síndrome de Ulises .

Nosotros, como espectadores vemos a Estela como una mujer peculiar cuyo objetivo principal es destacar por encima de todos. ¿cómo definirías a tu personaje?

Estela es una trabajadora social metida en política; a quien intenta llamar la atención. Es fría, calculadora, sabe muy bien lo que quiere; realmente tiene las cosas muy claras.

¿Te identificas con alguna de esas características de Estela?

Para nada, espero que vosotros y el público se dé cuenta que yo no tengo nada que ver con mi personaje. Soy una actriz y Estela es un personaje que represento.

¿En qué o en quién te has inspirado para dar vida a esta mujer tan distinta a ti?

En nadie en particular, ya he buscado mis fuentes más en nuestro ambiente artístico. Además en esta temporada mi personaje se mete en política, se presenta a las elecciones municipales, y entonces toda la parafernalia artística con el mundo político, me ha ayudado. Ya que Estela se crea ella misma un personaje para venderse a su electorado.

En esta segunda temporada tu personaje se enamora de un cura, ¿entonces va a dejar de acosar a Ulises?

Estela se da cuenta de que puede haber algo entre Reyes y Ulises y eso es una cosa que a mi me parecía muy buena opción; que en vez de seguir enredando, asume su rol y es capaz de pasar página. Se crea una realidad muy bonita entre Blanca, Reyes y Estela; es decir, las chicas hacemos piña. Estela es una tía que por otro chicas puede estar considerada enemiga. Yo siempre digo que es como un hombre, en el sentido de que tiene muchas relaciones y no le da la misma importancia que las mujeres. Pero es una tía muy válida y se le puede tener de amiga.

El síndrome de Ulises arrasó en su temporada de estreno, con 2,7 millones de espectadores ¿Nos puedes adelantar alguna trama importante de esta segunda temporada?

Yo me veo implicada en un caso de deportación de un musulmán que ya lleva cuatro años en España con trabajo. Entonces llegan los papeles para la extradición y lo que hace Arroyo Pingarrón, es movilizarse para evitarlo por medio de una huelga de hambre.

A través de la comedia, El síndrome de Ulises intenta mostrar la realidad social al ambientarse en un barrio humilde y con tan al día historias como la que nos has adelantado sobre la inmigración; ¿qué opina Toni Acosta de este asunto?

Yo sí que creo que está muy bien que se aborden estos problemas porque vemos cifras de deportados y no nos damos cuenta. Cuando te paras a ver la vida de esas personas, sus familias, su círculo, su ambiente laboral,...Yo sí creo que en una serie que haya tramas dramáticas, aunque sea en tono de comedia, entra más fácil a la gente.

¿Crees que precisamente esa mezcla de drama y comedia es la causa del éxito de esta serie?

Yo creo que sí, quiero pensar que así los diálogos están más completos y que será un éxito esta temporada. Han encontrado muchas claves entre los personajes al mezclar el drama y la comedia.

Todo ello potenciado con las nuevas incorporaciones de Lolita, Tejero y Toni Cantó; ¿qué crees que aportan a la serie?

Tejero aporta muchísima comedia porque está graciosísimo y con él sí he tenido relación. Con los demás no he coincidido porque esta serie es tan grande que algunas personas te las cruzas y nada más. Pero yo sí creo que Lolita, a parte de comedia, entiendes muy bien el personaje de Rai y su ternura. Luego María aporta mucha luz, es un respiro, es un personaje muy positivo. Está muy bien que contrarreste, porque sino tanta realidad es algo oscuro.

"EL SER MAMÁ ME HA CAMBIADO LA VIDA PARA BIEN, TE HACE RELATIVIZAR TODO"

Dejando a un lado tu personaje en la serie, como actriz; ¿qué sientes cuando te ves el resultado de tu trabajo?

Sientes muchos nervios, por ejemplo cuando muestran los capítulos y estás delante piensas: ¡Ay Dios no!. No lo paso tan bien como debería al verme. Aquí en concreto, que es comedia, soy más crítica porque es un personaje muy arriesgado. Pero en este caso, como en el primer capítulo no estoy, estaba tranquila.

- Y las críticas de los demás, de tu familia, ¿las aceptas bien?

- Sí. A mi familia les escucho muchísimo. Siempre son críticas muy constructivas porque ellos me conocen muy bien. Intento escucharles porque ellos están fuera del medio. Mis padres y mis hermanos no tienen nada que ver con la televisión, son público como cualquier otra persona.

- ¿No hay nadie de tu familia que quiera siga tus pasos?

- No. Yo fui la rara en su momento... (risas) Me vine sola de Tenerife, buscando mi sueños, y por eso era la rara para mi familia.

Pero Toni Acosta no sólo es actriz, sino también máma; ¿es este el papel más importante de tu vida?

A mi me ha cambiado completamente la vida para bien... Te hace relativizar todo lo que te pasa. Me da una alegría tremenda el llegar por las tardes a mi casa, o pasar el día entero allí con él.

¿Debe ser complicado el compaginar las largas jornadas de grabación de la serie con tu faceta de mamá?

No. Es exactamente igual que la vida de mis amigas. Las actrices tenemos mucha suerte porque no tenemos horarios muy cerrados. Lo llevas como puedes. Yo no me quejo.

- ¿Cómo definirías a tu hijo?

- Un niño muy simpático (sonríe). Tímido, quizás, pero muy simpático con la gente.

- ¿Te gustaría que fuese actor?

- No, para nada. Que sea lo que quiera ser. Yo luché mucho en un momento determinado para que me dejaran venir a Madrid a estudiar, y si él tiene claro que quiere ser actor le apoyaré pero yo no le obligaré a que sea una cosa u otra.

Tienes una extensa trayectoria profesional, has trabajado en la televisión, cine y teatro. Si tuvieras que escoger uno, ¿con cual te quedarías?

Sí, de hecho no estoy en este primer capítulo porque estaba terminando de rodar una película: 7 Minutos y para poder cuadrar horarios, no salgo. Yo quiero hacer de todo, siempre digo que como el teatro no hay nada porque como el público en directo y su energía no hay nada; pero yo quiero hacer de todo.

Nos has hablado de que acabas de terminar una película, ¿algún proyecto profesional para el futuro?

No, ahora sólo estoy con esto y muy contenta. Tengo varias cosas de teatro encima de la mesa, pero por ahora quiero centrarme muchísimo en la serie