La muerte de Paul Newman marca una semana intensa en Hollywood

Reuters
Actualizado 04/10/2008 13:59:58 CET

MADRID (EUROPA PRESS)

El calendario de la historia del cine lleva marcada otra fecha en negro: el 26 de septiembre de 2008. Hace ya una semana que los ojos azules de Paul Newman se cerraron, dejando así de ser un mito viviente para comenzar a forjar su leyenda. El actor moría el viernes pasado en su casa de Connecticut (Estados Unidos) a los 83 años de edad víctima de un cáncer de pulmón, el cual padecía desde hacía tiempo. Tras someterse a quimioterapia y con un diagnóstico negativo, Newman pidió en agosto que se le permitiera morir en su hogar, en compañía de su mujer, la también actriz Joanne Woordward, y de sus hijas. El intérprete afrontaba así los últimos meses de una intensa vida, durante la cual rodó casi sesenta películas, dirigió seis largometrajes, fue guionista y productor y ganó dos Oscar de la Academia y cuatro Globo de Oro, además de servir en la Armada durante la Segunda Guerra Mundial, fundar una marca de productos alimenticios, ser activista, competir en carreras de automóviles, enfrentarse a la muerte de un hijo y mantener un matrimonio de medio siglo junto a Woodward.

Paul Newman y su esposa bien pueden servir como ejemplo a Scarlett Johansson y su novio, Ryan Reynolds, quienes se convirtieron en marido y mujer el pasado fin de semana. La pareja de actores se casó en secreto en Vancouver (Canadá), tierra natal del novio, en una ceremonia celebrada en la más estricta intimidad. La musa de Woody Allen y de multitud de cinéfilos ha abandonado la soltería con el deseo de que sea para toda la vida, lo cual, teniendo en cuenta que Johansson tiene 23 años, es decir mucho. Este es el primer matrimonio tanto para la bella intérprete como para Reynolds, de 31 años, quien fue novio de Alanis Morissette durante cinco. Sin embargo, parece que tan sólo 365 días junto a Johansson han sido suficientes para decidirse a pasar por el altar.

Muy enamorados se muestran también Elsa Pataky y Adrien Brody, quienes, después de dos años de relación, han ofrecido un reportaje de 47 páginas en exclusiva para la revista '¡Hola!'. Los dos intérpretes hablan abiertamente de sus sentimientos y de sus planes de futuro en el castillo que Brody ha regalado a su novia, con quien comparte su pasión por la naturaleza. A juzgar por lo que cuentan en la entrevista, los dos parecen estar viviendo su película romántica particular. "Le tapé los ojos a Elsa en el coche y al llegar al castillo la coloqué ante el edificio y le dije: 'Cuando escuches una campana puedes quitarte el pañuelo y verás la sorpresa'", narra el oscarizado actor, mientras que Elsa comenta que se sintió impresionada cuando vio el espectacular regalo de su novio: "Vi el castillo y le pregunté a Adrien: '¿Es nuestro?' y él me dijo: 'Sí, bienvenida a casa'". Brody siente que conocer a Pataky es una cosa del destino y está convencido de que es la mujer de su vida. Por su parte, la joven afirma que el castillo, situado al noroeste del estado de Nueva York, sería un lugar "maravilloso" para criar un hijo.

Ajena a tanta felicidad, Heather Locklear ha sido detenida por conducir bajo los efectos de las drogas. La televisiva actriz, conocida por su papel de Amanda en 'Melrose Place', ha sido denunciada por una ciudadana de la localidad californiana de Montecito por conducir de manera irregular. Según explicó la testigo a la policía, Locklear tropezó en la vía cuando se bajó del coche, lo que le hizo pensar que podía ser un peligro para otros conductores. Cuando la policía paró a la estrella en la carretera, descubrió que estaba "totalmente desorientada y perjudicada". Tras descartar el exceso de alcohol, se concluyó que Heather Locklear se encontraba bajo la influencia de un medicamento que le habían prescrito. La intérprete está siguiendo un tratamiento de pastillas para recuperarse de una profunda depresión, debido a la cual decidió ingresarse en una clínica. Locklear, ex mujer del guitarrista de Bon Jovi, Richie Sambora, abandonó el centro hace unas semanas ante su visible mejoría, pero parece que esta crisis personal le ha llevado ahora a abusar de los antidepresivos.

En la crónica rosa nacional, esta semana la duquesa de Alba ha demostrado que, a sus 82 años, sigue siendo una mujer de armas tomar. La aristócrata ha declarado a la revista '¡Hola!' que "estoy bien y no descarto casarme". De esta manera, doña Cayetana niega que hace unos días sufriera un encharcamiento en los pulmones y aprovecha para desmentir que padezca demencia senil. "Lo único que me fallan ya son las piernas", asegura la Duquesa, quien, sin embargo, intenta hacer vida normal e incluso no ha abandonado la idea de contraer matrimonio con Alfonso Díez, lo cual ha creado una tensa relación con sus hijos que ella misma define como "soledad física y del alma".

Finalmente, David Bustamante y Paula Echevarría han bautizado a su hija, Daniela, en San Vicente de la Barquera (Cantabria), pueblo natal del cantante. La ceremonia se celebró en la Iglesia de Santa María de los Ángeles, la misma en la que recibió las aguas bautismales David, y fue oficiada por el sacerdote que casó al ex concursante de 'OT' con la actrizen el verano de 2006. David, muy elegante con traje oscuro, corbata y gafas de sol, llegó acompañado de Paula, que eligió para la ocasión un elegante vestido corto en varios tonos y un recogido ornamentado con un broche estilo 'vintage'. La feliz mamá llevaba en brazos a su hija, que lucía un precioso faldón de cristianar color beige. A pesar de que el acto tuvo lugar en la intimidad, el matrimonio atendió amablemente a los periodistas tanto a su llegada como a la salida del templo, momento en el que Daniela, muy tranquila durante todo el bautizo, según comentaron sus padres, rompió a llorar. Y es que con apena dos meses de vida, todavía tiene que acostumbrarse a la presencia de las cámaras.