Silvio Rodríguez dice no tener "vivencias carcelarias" en Cuba

Actualizado 04/05/2008 11:34:43 CET
Foto de la Noticia
Foto: + Ampliar




LA HABANA, (Reuters/EP)

El cantautor cubano Silvio Rodríguez afirmó que preparó su gira "Expedición" por cárceles de la isla para llevar el arte a la "gente que está cumpliendo condenas" y no por haber estado preso alguna vez en Cuba, informó el sábado la prensa local.

   Rodríguez, considerado la voz de la revolución cubana y autor de populares canciones como "Causas y Azares" y "Unicornio Azul", cerró recientemente una serie de conciertos por las cárceles de Cuba, en compañía de un grupo de trovadores y artistas visuales.

   "Te garantizo que mi trabajo con los presos no viene de ninguna vivencia carcelaria personal, sino de un sentido de la solidaridad que siempre he tenido y porque hacerlo es parte de mi forma de asumir mi responsabilidad ciudadana", dijo en una entrevista que publicó el sábado el diario Juventud Rebelde.

   La iniciativa del trovador ha sido criticada por disidentes en la isla, que consideran que más que llevar la cultura a las prisiones es necesario mejorar las condiciones carcelarias y liberar a los presos políticos.

   Según la ilegal pero tolerada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, actualmente hay en la isla unos 80.000 reos por delitos comunes y unos 230 presos políticos.

   Las autoridades cubanas, sin embargo, dicen que en la isla no hay presos políticos, sino reos "contrarrevolucionarios" que trabajan al servicio del Gobierno de Estados Unidos.

   "La mitología popular es a veces más fuerte que la realidad", comentó Rodríguez al periódico de la Juventud Comunista cubana, y aseguró no haber sido internado en lo que se denominó "Unidades Militares de Ayuda a la Producción" (UMAP), un proyecto disciplinario de castigo que operó en Cuba para jóvenes civiles y militares en la década de 1960.

   La gira "Expedición" comenzó en la ciudad de Guantánamo, a unos 980 kilómetros al este de La Habana y recorrió el país hasta llegar a la Isla de la Juventud, al sur de La Habana.

   "Antes que nada, nuestra gira por las penitenciarías es por la gente que está cumpliendo condenas. Partimos que la mayoría de la población penintenciaria está saldando su deuda arrepentida con su delito y desea tener otra oportunidad en la vida", dijo Rodríguez al diario cubano.