Actualizado 31/12/2007 12:53 CET

Los cinco hijos de James Brown cuestionan su testamento

AIKEN, (EP/AP)

Cinco de los hijos de James Brown dicen que el testamento de su padre debe ser invalidado porque sus ex asesores ejercieron excesiva influencia para hacer que él creara un fideicomiso caritativo del que se lucrarían éstos, de acuerdo con documentos presentados en la corte esta semana.

Los hijos fueron en gran medida excluidos de la parte financiera del testamento, que deja la mayor parte del dinero del cantante de soul a fideicomisos establecidos para educar a los nietos de Brown y a los niños necesitados.

El abogado Louis Levenson, de Atlanta, dijo que los hijos descubrieron testamentos previos escritos por su padre, lo que pone en duda si él realmente quiso dejar su patrimonio a la caridad.

"Existen señales ocasionales que muestran que el señor Brown tuvo intenciones de beneficiar a algunas caridades, pero las circunstancias en torno a la preparación de estos documentos siempre han estado llenas de misterio", dijo el abogado.

Cinco hijos de Brown están cuestionando el testamento en la corte de validación de testamentos del condado de Aiken. Alegan que Buddy Dallas, Alford Bradley y David Cannon, los antiguos asesores de su padre, lo convencieron a que creara los fideicomisos para ellos lucrar de la administración de las dos organizaciones caritativas tras la muerte del cantante de soul.

Dallas rechazó las acusaciones y calificó los esfuerzos para anular el testamento de un "acto de desesperación".

Los hijos de Brown que están cuestionando el testamento son Deanna Brown Thomas, Venisha Brown, Daryl Brown, Yamma Brown Lumar y Larry Brown. Otro hijo mencionado en el testamento de Brown, Terry Brown, ha contratado a un abogado diferente.

Uno de los nietos, cuya matricula educativa sería pagada con dinero del fideicomiso, ha acusado a sus familiares de tratar de anular las organizaciones caritativas para quedarse con el dinero.

La mayor parte del patrimonio de Brown (incluyendo su casa en Beech Island y los derechos de su imagen, nombre y música) irían al Fideicomiso "I Feel Good" de James Brown, para niños necesitados en Carolina del Sur y Georgia, así como a un fideicomiso familiar para educar a sus nietos menores de 35 años.

Brown murió en la Navidad del 2006 a consecuencia de una parada cardiaca a los 73 años. Se desconoce el valor exacto de su patrimonio. En octubre, Forbes reportó que el cantante hizo cerca de cinco millones de dólares tan sólo en el 2005, pero los abogados de Brown han dicho que sus cuentas no tienen el dinero que ellos esperaban.