Antonio Garrido, el presentador de moda de la tele

Antonio Garrido.
EP
Actualizado 24/01/2008 12:38:18 CET

TRAS DAR LAS CAMPANADAS DE 2008 Y TRIUNFAR CON "IDENTITY", AHORA PRESENTA "HIJOS DE BABEL", UN "OPERACIÓN TRIUNFO" DE INMIGRANTES

Casi en un tiempo récord, Antonio Garrido se ha convertido en el presentador de moda de la pequeña pantalla. Este actor sevillano cerró 2007 dando las campanadas con el mayor índice de audiencia y ha empezado 2008 al frente de su popular Identity y con su nuevo reto televisivo, Hijos de babel , una fórmula muy similar a Operación Triunfo , donde los concursantes son inmigrantes. Antes de conseguir este éxito, Antonio había trabajado como actor como coprotagonista en la serie Los simuladores , y condujo el concurso Gente de mente . También coincidió en el cine con Antonio Banderas en El camino de los ingleses y el año pasado interpretó a Don Juan Tenorio en la obra de Tirso de Molina El burlador de Sevilla .

-Te has dedicado a la música, supongo que te hará especial ilusión presentar Hijos de Babel ...

-Así es, yo quiero apuntarme, quiero que me dejen concursar pero he nacido aquí y no puede ser. Es una gran oportunidad para ellos pero también vamos a ver lo duro que es labrarse un futuro profesional dentro de la música. Son muchas horas de trabajo las que hay que emplear, nuestros concursantes no vienen a aprender, ya saben, lo que van a hacer es demostrar lo que valen. Vienen a dejarse la piel.

-Estás en racha...

-Todo lo que está de moda pasa de estarlo, es muy importante ir paso a paso, están confiando en mi y eso es estupendo pero es una responsabilidad que me ocupa pero no me preocupa.

-¿Te vas a centrar sólo en Hijos de Babel ?

-Ojalá pudiera centrarme en una sola cosa pero me es imposible, voy a compaginar el programa con dos películas y en mayo empezaré a ensayar un nuevo montaje de El burlador de Sevilla con Emilio Hernández, el director del festival de Mérida.

-¿Llueven las ofertas a raíz de la televisión?

-Es al contrario a muchos productores no les gustas como actor porque tienen demasiado presente tu imagen de presentador. En teatro tengo muy claro que no, bromeo diciendo que sigo siendo igual de mal actor que antes lo que pasa es que ahora me ponen de cabeza de cartel.

-¿Qué le debes a Identity ?

-Muchas cosas, gracias a Identity la gente me se acuerda de mi curriculum anterior. Hemos hecho cincuenta programas y vamos a descansar pero estoy convencido de que Identity volverá, no es una decisión mía pero lo veo como un sustituto perfecto de lo que era el Un, dos, tres y no encuentro a nadie que me hable mal de él.

-¿Vas a profundizar en sus vidas?

-quiero descubrir el programa a la vez que lo va descubriendo el público, voy a ir de la mano de ellos, avanzaremos juntos al mismo tiempo y nos enteraremos de su situación en España, veremos como es su vida aquí y como era en su país de origen, nos enteraremos de como se han ido adaptando. Estamos echando un cable a gente que realmente se lo merece, todos los concursantes son auténticos artistas y eso lo vamos a ver.

-¿No te da miedo la intensidad emocional que se va a vivir en plató?

-Si pero pretendo huir del tono paternalista, no hay nada malo en llorar, de la risa a la lágrima hay un paso y yo me quedo muy bien después de llorar. No queremos meter el dedo en la yaga, vamos a mostrar el trabajo de los concursantes.

-Le pones mucha pasión a lo que haces, ¿Qué cara nos vas a mostrar aquí?

-Si vamos, vamos, ir para nada es tontería. No concibo hacerlo de otra forma, aquí no vais a ver al Antonio de Identity , voy a ser más comunicador, estamos hablando de cosas mucho mas serias, nuestros concursantes vienen a solucionar sus vidas y lo que voy a hacer aquí es escuchar mucho a la gente, nos vamos a tratar de tu a tu, de normal a normal, al margen de colores y religiones.

-¿Te vas a atrever a cantar?

-Mas que a cantar me atrevo a dar el cante, si hiciese falta cantaría pero para qué, si tenemos artistazos aquí dentro, para que dar mal mejor no cantar.

-Emitís un día especialmente competitivo...

-Ya no hay días no competitivos, emitimos el día de la ficción pero lo bueno que tiene es que podemos ser una alternativa para aquel que no quiera ver una serie. Este programa va más allá de las audiencias, este programa hay que hacerlo, más allá de las audiencias, es necesario que nos demos cuenta de que somos iguales.

- ¿Se puede decir que Sevilla es tu lugar para coger aire fresco?

- Exactamente. Dicen que descansar es cambiar de actividad. A mí lo que me gusta es irme a mi pueblo, a Salteras, en la provincia de Sevilla, que tiene fama por la carne a la brasa, las bandas de música y por su gente, que son muy buena gente. Eso es lo que me gusta, irme a mi pueblo, desconectar, estar allí tranquilito, donde vas por la calle y nadie te conoce porque sales en la tele, sino que te conocen desde chico, y si además dices cualquier cosa en la tele hasta te pegan collejas.

- ¿Qué es lo que te hace disfrutar tanto en Sevilla?

Que allí estoy con mi gente, con mi familia, con mis sobrinos. Tengo ocho sobrinos y me lo paso genial con ellos porque me encantan los niños, y jugar con ellos.