Actualizado 28/11/2007 18:37:23 +00:00 CET

Bernat Soria destinará a investigación en cáncer los fondos contra el tabaco que retiró a las regiones que incumplen la ley

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, anunció hoy que los fondos para programas de deshabituación tabáquica que dejarán de percibir las cinco comunidades autónomas que se niegan a cumplir la Ley del Tabaco -- Baleares (PSOE), Castilla-León, La Rioja, Madrid y la Comunidad Valenciana (las cuatro con ejecutivos del PP)-- podrían ser destinados a proyectos de investigación en cáncer de no llegarse a un acuerdo que, según Soria, está "deseando firmar".

Durante su última comparecencia como ministro en la Comisión de Sanidad y Consumo, y en respuesta a las preguntas del diputado 'popular' Mario Mingo, Soria insistió en que estas cinco regiones están actuando "al margen de la ley" y advirtió de que no actuará de forma "esquizofrénica" traspasándoles unos fondos que deberían servir para desarrollar una regulación que no están cumpliendo.

El responsable de Sanidad reconoció que está "deseando" firmar los convenios que permitirían a estas comunidades autónomas disfrutar de los fondos para programas que ayuden a los fumadores a dejar el hábito, que lo haría "mañana mismo" si estas regiones decidiesen retirar los puntos contarios a la norma, porque su objetivo en este campo es "trabajar para los ciudadanos". Sin embargo, de no ser así, su objetivo es invertir el dinero en investigación contra el cáncer.

Soria aclaró que su ministerio "no tiene obligación" de traspasar estos fondos a las comunidades autónomas "porque son del ministerio" y recordó al representante del PP, quien dijo que su decisión de retirar los fondos a estos gobiernos "era ilegal", que sobre lo que es legal o no deciden sólo tribunales como el de La Rioja, que "ha dado la razón al Gobierno de España" en el contencioso del tabaco.

Por otra parte, Soria volvió a referirse a la "tendencia a bromear sobre temas serios como la salud" que ha su juicio tienen líderes del PP como José María Aznar, que dice "frivolizó" con el tema del alcohol y la carretera, o el propio Mariano Rajoy, que cargó recientemente contra los excesivos gastos del Gobierno en campañas contra la obesidad infantil y para prevenir riesgos cardiovasculares.

UN POLÍTICO "PARADÓJICO Y ATÍPICO"

A las críticas de Mingo, quien llamó a Soria "político paradójico de mensaje contradictorio", el ministro respondió que es consciente de ser "un político atípico" por no haber hecho su carrera en este ámbito, pero negó que exista incoherencia en sus afirmaciones e insistió en que "no le gusta" que se bromee con la salud como lo hace el PP.

También se refirió a preguntas del diputado 'popular' a la propuesta de Farmaindustria para financiar con 300 millones de euros la investigación en enfermedades raras a cambio de una modificación de la norma sobre patentes.

Soria señaló que este ofrecimiento no iba "por la mejor línea de trabajo" por ser "fácil de entender pero difícil de cumplir" porque el conflicto de las patentes es entre la industria que tiene las patentes y las compañías de genéricos. "Hay que actuar dentro de la ley, la política científica la marca el Gobierno", sentenció.

CÉLULAS MADRE, "INVESTIGAR EN TODOS LOS FRENTES".

Además, Soria habló de investigación con células madre y volvió a defender la necesidad de "mantener abiertos todos los frentes de la investigación", tanto el que experimenta con células madre embrionarias como la nueva vía que permite conseguir células madre de tejido adulto.

"El conocimiento generado con la investigación de embrionarias ha permitido reprogramar células adultas", recordó, destacando que en España ya están en marcha proyectos de investigación en nueve de las 12 enfermedades que se prevén estudiar.

Reconoció que Sanidad está "preocupada" porque los planes específicos para incentivar el regreso de investigadores españoles a nuestro país "siguen sin conseguir un nivel de éxito satisfactorio" y admitió que su ministerio "apuesta por el sistema sanitario público" a pesar de que su modelo "no excluye la concertación de servicios privados", siempre que se asegure eficacia y seguridad al paciente.