Britney Spears: "Moriría por mis niños si así tengo que demostrar que los quiero"

REUTERS
Actualizado 15/01/2008 10:30:46 CET

LOS ANGELES, (OTR/PRESS)

Britney Spears continúa sumida en una depresión que la acompaña desde hace ya años, y que, dicen los expertos, no mejorará hasta que se solucione el caso de la custodia de sus hijos, ya que el hecho de que se los quitaran ha mermado mucho su salud. Actualmente, 'La princesa del pop' no puede estar con los pequeños Jayden James y Sean Preston más que un par de veces a la semana, por eso Britney se desvive por ellos cuando los ve. Así, explicó un amigo de la artista, cuando hace una semana aparecieron fotos de ella junto a sus dos hijos en una revista, empezó a llorar desconsoladamente y no dejó de mirar las imágenes durante toda la noche.

"Moriría por mis hijos si así tengo que demostrar que los quiero" confesó la intérprete de 'Piece of me' a uno de sus mejores amigos a quien también aseguró que "haría los que fuese por ellos". La revista 'OK Magazine', en un información recogida por Otr/press, explica que este amigo comentó a una de sus periodistas que Britney ha dicho en numerosas ocasiones que no merece seguir viviendo si no puede tener a sus hijos con ella.

Y mientras la cantante sigue sufriendo por esta cuestión, Ayer, ella y su marido Kevin Federline pasaron por los juzgados que llevan el caso de la custodia de sus hijos. Ambos tuvieron que declarar ante el juez que deberá decidir si devuelve la custodia a la artista o si los pequeños continuarán, al menos por un tiempo, viviendo en casa de su padre y sin opciones a que Britney pueda verlos a solas.

LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD

Se trata de "la audiencia más importante del caso hasta el momento", según el abogado de Federline, ya que además tratará la trifulca acontecida hace unas semanas y que llevó a Britney a ingresar en el hospital. Y es que hasta el letrado de la 'princesa del pop', Scott Gordon, tiene esta opinión sobre la audiencia, pues saben que si ella no asiste el juez casi con certeza emitirá la prohibición en las visitas hasta el juicio de abril.

En particular, Gordon quiere que la cantante explique por qué violó la orden de custodia al no cambiar a los niños con el guardia de seguridad de su ex marido esa tarde y que causó que Spears ingresara en el centro Cedars-Sinai de Los Angeles bajo el código médico '5150 hold' que se determina cuando una persona ingresa como "resultado de un desorden mental o es un peligro para los demás, o para si misma".