Actualizado 25/07/2012 20:38 CET

Carla Goyanes disfruta de su maternidad en Miami

Carla Goyanes
EUROPA PRESS

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

Pocas semanas después del nacimiento de su hijo, una radiante Carla Goyanes cuenta cómo ha vivido la experiencia de convertirse en madre. Acompañada por sus padres y su hermana, la hija de Cari Lapique disfruta de su nueva vida en Miami, ahora junto a su pequeño.

"Coger a mi hijo en brazos ha sido el momento más emocionante de mi vida". Con esas palabras describe Carla Goyanes sus primeros momentos con Carlitos, su primogénito. "Me sentí la persona más feliz del mundo", asegura.

Desde que el pequeño llegó al mundo, la vida de Carla ha cambiado por completo. Se siente feliz, y asegura que intenta hacer vida normal, "todo lo que de normal puede tener con un bebé recién nacido", puntualiza ella con buen humor.

Según ha contado en exclusiva a la revista '¡Hola!', el parto fue fácil, y se sintió apoyada en todo momento. "Mi marido Jorge me animaba sin parar", cuenta la joven, quien asegura que se encontró muy tranquila en todo momento. También la acompañaron durante el proceso su madre y su tía Myriam, quienes le ayudaron a sentirse mejor.

El alumbramiento fue por cesárea en el Mercy Miami Hospital, y Carla se sintió muy cuidada por el personal sanitario: "El doctor Guell ha estado muy pendiente de mí (...) y las enfermeras no pudieron ser más amables". La mamá se ha mostrado sorprendida por la amabilidad, ya que reconoce que "en Estados Unidos los médicos tienen fama de ser muy fríos".

Ya de vuelta en su casa, la hija de Cari Lapique se siente feliz. "No he tenido miedo, ni la famosa 'depre' posparto, ni bajón al llegar a casa", ha contado, entusiasmada. "Lo que sí tengo es un profundo sentimiento de responsabilidad", ha apostillado.

Al preguntarle por el nombre del niño, confiesa que a ella y a su marido, Jorge Benguría, les fue fácil decidirlo. "Nos gustan pocos nombres en común y Carlos era uno de ellos, puesto que tanto mi padre como el de Jorge se llaman así", ha explicado. Según sus palabras, a los dos abuelos "les hizo ilusión".

Cari Lapique está entusiasmada con su segundo nieto. Asegura que está "feliz de ver cómo crece mi familia". La conocida esposa de Carlos Goyanes ha contado que pasó momentos de miedo y nerviosismo al estar lejos de su hija durante su embarazo. Pero afirma que los miedos desaparecieron cuando por fin llegó a Miami.

Por el momento, la familia Benguría Goyanes continuará viviendo en Miami, y el pequeño Carlos tendrá la doble nacionalidad. Carla ha declarado que se sienten a gusto en Estados Unidos, y que el futuro profesional de su marido les lleva a quedarse allí al menos otros dos años.