Actualizado 02/04/2008 19:43:02 +00:00 CET

Carmen Cervera, anfitriona del bautizo de su nieto Sacha

Foto de la Noticia
Foto: HOLA + Ampliar




   MADRID, (OTR/PRESS)

Era una de las imágenes más esperadas desde hace meses. La baronesa Thyssen ha posado en su casa suiza de 'Villa Favorita' junto a su nuera, Blanca Cuesta, y su hijo, Borja, con la excusa del bautizo del primer hijo de la pareja, Sacha. La revista '¡Hola!' es la que ha conseguido plasmar esta imagen y las palabras de Carmen Cervera que, señala, ha hecho un esfuerzo por reunir a la familia pensando en hijo: "Sacha tenía que ser bautizado aquí porque este es el lugar más querido de Borja", comentó.

   El bautizo del pequeño Sacha fue íntimo y familiar, apenas una veintena de personas fueron invitadas y todos tenían que ir vestidos de blanco. Los padres del niño tuvieron un gran protagonismo durante la ceremonia religiosa, sin embargo todo el protagonismo recayó en la baronesa, que como anfitriona entró en último lugar en la capilla, escoltada por los padrinos del bebé, dos amigos íntimos de Blanca y Borja. En este caso el matrimonio Cuesta, los otros abuelos del niño, tuvieron que conformarse con un segundo plano en la ceremonia.

   Como cualquier abuela, Tita se emocionó al celebrar el bautizo de su nieto, un acontecimiento que le ha hecho recordar muchos momentos felices. "He pensado en Borja cuando era pequeñito. Me he dado cuenta de que la vida pasa muy deprisa, tan rápido que te da pena ver que, hasta hace muy poco, mi hijo era un niño y ahora es un hombre", explicó la baronesa que, además, tuvo pensamientos para otros seres queridos que faltaron al evento: "me he acordado mucho de Heini y de mi madre, ellos han sido mis grandes ausencias".

   Pero Heini estuvo, en parte, presente, ya que durante la sesión de fotos posterior al bautizo, Carmen Cervera posó con su hijo, su nuera y su nieto, junto a un gran retrato de su marido, que preside la biblioteca de 'Villa Favorita', una imagen que Tita quiso que se produjera en homenaje al barón Thyssen.

   Por su parte, los recién casados sólo tuvieron, durante la entrevista, palabras de agradecimiento hacia la baronesa por permitirles celebrar este acontecimiento en su casa particular. "Para nuestro hijo, Sacha, es un honor y un privilegio el haber sido bautizado aquí. Por eso se lo agradeceré siempre a Tita", asegura Blanca mientras Borja destaca que su madre "se porta muy bien con el niño", "cada vez que lo ve me doy cuenta de que le hace mucha ilusión y lo quiere mucho", dijo.