El CGPJ abre expediente contra el juez del caso Mari Luz

Actualizado 07/04/2008 15:34:56 CET
El juez Rafael Tirado.
EP

El Consejo General del Poder Judicial decidió el lunes expedientar al juez Rafael Tirado por considerar que cometió una falta muy grave al no ordenar que se ejecutara una sentencia por abusos a una menor contra Santiago del Valle, al que se imputa la muerte de la pequeña Mari Luz Cortés.

La decisión fue tomada por la comisión disciplinaria del CGPJ, órgano de gobierno de los jueces, y ahora podría llevar a un traslado forzoso del juez, o incluso a la suspensión de sus funciones.

"Se aprecia que ha podido existir una cierta pasividad, una dejación de funciones y una ausencia de control de este personal, y como consecuencia de ello se incoa este expediente por una falta muy grave del artículo 417.9", dijo el portavoz del CGPJ, Enrique López, en declaraciones a medios.

"El juez concurre la obligación profesional de impulsar y controlar la realización de los actos procesales necesarios para obtener la ejecución de todas aquellas sentencias y controlar en este sentido la actuación de su personal colaborador", agregó.

El CGPJ ha nombrado instructor del expediente al Presidente de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, Wenceslao Olea Godoy.

Ahora se remitirán las actuaciones en el caso a la Fiscalía General del Estado, al Ministerio de Justicia y a la Junta de Andalucía, con el fin de que valoren las conductas de los funcionarios que intervinieron y que están sometidos a su potestad disciplinaria.

El caso de la muerte de la niña onubense Mari Luz Cortés, de cinco años, ha desatado una fuerte polémica tras constatarse que una serie de errores judiciales fueron los causantes de que su presunto asesino estuviera en libertad a pesar de tener dos condenas por pederastia, una de ella contra su propia hija.

Del Valle, que tiene una esquizofrenia paranoide que le causa una minusvalía del 75%, fue condenado en noviembre de 2002 por un juzgado de Sevilla a 21 meses y 15 días por abusos sexuales a su hija.

La sentencia fue confirmada en diciembre de 2005 por la Audiencia Provincial de Sevilla. Antes de eso, en julio de 2003, se celebró otro juicio en su contra en el que fue condenado a dos años de prisión por abusos sexuales a una menor, que no le supuso el ingreso en prisión.

En 2006, el Juzgado nº1 de Sevilla emitió una orden de averiguación de domicilio, que no se concretó.

Actualmente, Del Valle se encuentra en prisión provisional comunicada y sin fianza decretada por el Juzgado nº1 de Huelva junto a su hermana, acusados ambos de un delito de asesinato, y él además de otro contra la libertad sexual, por la muerte de la niña.

El cadáver de Mari Luz Cortés apareció flotando en un muelle de la ría de Huelva el pasado 8 de marzo, 54 días después de su desaparición.