Eva Pedraza, una Miss España que triunfa en la pequeña pantalla como actriz

Actualizado 14/11/2008 21:17:46 CET
ep

MADRID, (EUROPA PRESS)

Han pasado ya 20 años desde que una joven cordobesa de nombre Eva Pedraza se hiciese con la ansiada corona de Miss España. Ahora, años después, Eva ha conseguido lograr el sueño de su vida: ser actriz. Simpática y muy cercana, esta cordobesa ha sido durante años una de las misses más populares y mediáticas, pero su camino tenía un destino marcado y no eran las pasarelas sino la interpretación.

Dos décadas después, Eva Pedraza es una actriz consolidada, aunque confiesa que no le fue nada fácil por la etiqueta de Miss. Ha sido su tierra, Andalucía, la que le ha dado la gran oportunidad de demostrar lo que vale. Tras varios intentos en series nacionales, la ex modelo llegó a la serie más longeva de Canal Sur, 'Arrayán'. Allí, Eva se hizo un hueco tan importante como para que creasen una serie paralela en la que ella era protagonista, 'Rocío casi madre'. Ahora vuelve con 'Ponme una nube, Rocío', donde la cordobesa comparte protagonismo con su gran amiga Paz Padilla. "Siempre hemos querido trabajar juntas y ahora se ha cumplido nuestro deseo. Trabajar con ella es morirte de risa continuamente", afirma.

- Eva, 'Ponme una nube, Rocío' es una serie que sale de otra a su vez

Sí. Parece un poco enrevesado pero así es. Yo hacía un personaje en 'Arrayán' y de ahí hicieron un 'spin off' y crearon 'Rocío casi madre', que era la hermana gemela de mi personaje en 'Arrayán'. Y ahora han querido hacer lo mismo pero con un toque más cómico y de humor, y se ha convertido en 'Ponme una nube, Rocío'.

- ¿Cómo es Rocío?

Es tremendamente optimista, buenaza, muy luchadora y a todo le ve el lado bueno. A todo eso se suma que es muy despistada pero porque tiene mil cosas en la cabeza, tiene que hacerse cargo de tres niños y encima llevar un negocio... Mete a todo el mundo en follones. Pero en cuanto al amor tiene los pies en la tierra.

- ¿Te identificas en algo con ella?

Sí, en mucho. Yo creo que hicieron el personaje por lo que me conocen, cambiando el nombre por el de Rocío.

- La serie es comedia, todo lo contrario a las series en las que antes estabas. ¿Eres una mujer con sentido del humor?

Claro. Si soy optimista tengo que tener sentido del humor.

- ¿Te sientes cómoda?

Muy cómoda. Además, en 'Arrayán' y 'Rocío casi madre' estaba todo el día llorando, unos dramones en mi vida... Y ahora estoy muy relajada. Estaba hartita de llorar y llorar...

- Llorar poco, Eva, sobre todo porque estás todo el día con Paz Padilla. ¿Cómo es trabajar con ella?

Somos muy amigas, desde hace años. Siempre hemos querido trabajar juntas y ahora se ha cumplido nuestro deseo. Trabajar con ella es morirte de risa continuamente. Tiene un sentido del humor... Me encanta. Paz me ayuda mucho en mi personaje. Pero tenemos que controlarla mucho porque como se ponga, no para.

- Poco a poco has ido adquiriendo muchísimo protagonismo a nivel autonómico. ¿Cómo te sientes?

Hasta que no llegué a Canal Sur no se me había dado una oportunidad real. Al llegar aquí me sentí actriz. A la gente le gusta cómo trabajo, me lo dicen así en la calle. Me siento muy bien, muy querida en mi tierra.

- Teniendo ese cariño del que disfrutas a diario, si te ofreciesen ir a la capital a hacer una serie a nivel nacional, ¿qué dirías?

Soy de las que hasta que no voy a cruzar el puente no sé si lo cruzaré o no. Por un lado diría que sí, porque tengo ganas, pero no lo sé. Con los ojos cerrados ahora mismo no me iría, no estoy en esa posición.

- De las series que hay ahora mismo a nivel nacional, ¿en cuál te gustaría trabajar?

La serie de Emma Suárez y Alejo Sauras, 'Cazadores de hombres'. Me encanta.

- Una serie de acción...

Sí, me encantaría. Yo soy una mujer muy atlética. Eso de correr tras alguien me gusta mucho. Me gustaría probar con cosas nuevas.

- Han pasado 20 años desde que te coronaran Miss España. ¿Queda algo de aquella chica de Córdoba?

En 20 años todos cambiamos, es normal. Pero en esencia soy la misma. Tengo la madurez que te dan las situaciones típicas de la vida pero me reconozco mucho a como era antes. Sigo siendo igual de simpática. Hay reveses de la vida que me han hecho cambiar pero no en forma de ser sino en forma de ver la vida, pero siento que sigo siendo igual.

- ¿Estaba escrito por aquel entonces que ibas a ser actriz?

Sí, claro. Cuando me presenté a Miss España estaba matriculada en Arte Dramático en Córdoba.

- Teniendo tan claro como tenías el ser actriz, ¿te arrepientes de que en tu currículum aparezca tu paso por Miss España?

Lo borraría en aquel instante porque en ese preciso momento pensaba: "¿Qué hago yo aquí?". Todo el mundo sabía que una Miss no podía ser actriz, y a mí me ha costado, es así. Es un handicap.

- ¿Te ha cerrado más puertas?

Me ha cerrado muchísimas. Todas nos quejamos de ello. He ido a castings de películas y me han descartado totalmente sólo con ver que era Miss España. Ahora no borro mi paso por allí pero en aquel momento sí porque lo pasé muy mal.

- Eva, ¿estás donde siempre quisiste estar o aspiras a más?

Siempre aspiro a más, aunque la ambición no me puede. Pero sí soy como una hormiguita, poquito a poquito.

- Ahora estás en un ajetreo continuo porque vives entre Málaga y Córdoba. ¿Cómo es tu día a día?

Si es un martes o un jueves, que es cuando voy a ver a mis hijos, me levanto temprano, voy a grabar y corriendo me llevan para el tren; recojo a los niños, llevo a uno de ellos a catequesis y mientras me quedo con la niña un ratito. Luego les llevo a su casa, con su padre, y vuelvo a coger un tren para Málaga y cuando llego a casa vuelvo a estudiar. Es un estrés.

- ¿Y cómo llevas ese estrés semanal?

Bien. Afortunadamente trabajo muy intensamente pero luego estoy tiempo descansando. Paso mucho tiempo en el paro.

- Conocemos tu cara más pública, de Miss y actriz. Pero, ¿cómo es Eva como madre?

Yo me veo muy buena madre. Estoy muy encima de ellos, me involucro mucho en sus problemas... Me fascinan mis hijos.

- ¿Cómo llevan ellos tu paso por televisión?

Están acostumbrados. Es algo normal porque desde que eran chicos lo han vivido. Les extraña cuando por la calle se me acerca la gente, y eso me incomoda. Mi hija no entiende ese tipo de comportamientos de la gente.

- ¿Hay alguno de los dos que apunte maneras hacía el mundo del espectáculo?

No sé. Mi hija es una fotocopia mía pero en chiquitito. Mi hijo es muy creativo pero no sé si para esto. Me ayuda mucho a pasar textos pero es muy tímido. Lo que sí le gusta es ver el trabajo de los demás, del equipo técnico. Le fascina.

- ¿Y si tu hija algún día te dice que quiere presentarse a Miss?

¡Que no! En un principio no, y luego ya veríamos.

- ¿No te gustaría que pasase por esa experiencia?

No. No la animaría pero si tengo que apoyarla porque es realmente lo que quiere, tendré que estar ahí.

- Eva, éxito en lo profesional pero, ¿cómo te va en lo personal?

Yo me encuentro muy bien. Ahora mismo sólo puedo decir que me quede como estoy. Me siento tranquila y estable. Me llena tanto mi carrera que a su vez llena mi vida personal y familiar.