Actualizado 20/10/2008 13:21:21 +00:00 CET

Falete, muy disgustado, nos habla del secuestro de su novio

EP

MADRID, (EUROPA PRESS)

Falete vuelve más desgarrador que nunca con su cuarto trabajo '¿Quién te crees tú?, un disco que comenzó a grabar durante la grave enfermedad de su padre y que tuvo que parar por la muerte de éste. "Pienso que este disco está grabado de la forma que está grabado, tan desde dentro, por el estado de ánimo en el que estaba", nos confiesa el cantaor. Pero tras recibir todo el apoyo de amigos, familiares y sobre todo de su pareja, Isaac, Falete cargó pilas y, como él mismo afirma, guardó la careta de la pena en un cajón. Ahora lanza un álbum en el que podremos ver a un Falete más sentido.

Un hecho, el del lanzamiento de su último disco, que le ha dado un gran empujón en ese mal momento pero que ha quedado algo empañado por otro suceso desagradable en la vida del sevillano. Hace un par de días su futuro marido, Isaac, fue secuestrado durante 24 horas, lo que se conoce como un 'secuestro express'. Un gran susto para la joven pareja que vio peligrar la vida de Isaac, pero que finalmente todo quedó en un susto.

- ¿Falete, nervioso ante este cuarto trabajo?

Muy nervioso... Los nervios son buenos. Cuando una persona expone algo, el día que deje de tener nervios es porque ha perdido la responsabilidad. Es señal de que estás poniendo mucha carne en el asador, y quieres que la carne te salga buena y no se te queme.

- ¿Qué va a encontrar el público en este álbum?

Mucho Falete...

- Unos temas muy desgarradores en este disco: amor, desamor, ... ¿por qué, Falete?

No tiene nada que ver con temas personales ni porque yo sienta cantarlo así, sino porque para mí los temas fáciles son los temas que hablen de risas y alegrías. Ahora hay mucha tristeza y mentira en el mundo, y la gente se identifica con eso. Eso conmueve, atrapa. A mí me gusta lo difícil, que es interpretar y saber llevar a cada corazón lo que necesita en un momento determinado.

- Ahora que hablas de interpretación, Falete. ¿Te gustaría probar en el mundo de la interpretación ya que tanto te gusta hacerlo en tu espectáculo?

Me encantaría hacer cine y teatro, pero siempre hacer el papel de la llorona, el dramático...

- La gira la comienzas en el teatro Alcázar de Madrid. ¿Qué tiene de especial ese sitio para comenzar ahí?

Lo primero que tiene de especial es Madrid, más que el teatro en sí...

- ¿Prefieres Madrid a Sevilla?

Siempre he dicho que Madrid es la catedral del arte. El presentar este disco aquí supone mucho porque sé que el público de Madrid entiende, valora y respeta. Así que quiero ver todas las butacas llenas, y el que no venga se va a enterar...

- En este mundo de los artistas, que parece muy frívolo, ¿se pueden hacer buenos amigos?

Yo tengo grandes amigos que después son grandes compañeros de profesión. Tendré destructores como todos tenemos, pero yo sí puedo decir que me siento artista de artistas. No porque yo lo diga sino porque lo han expresado ellos.

- Falete, ¿ha habido alguien al que le hayas tenido que decir '¿Qué te crees tú?'?

Sí, claro, a unos cuantos porque se creen algo. Y no hay que ser algo sino que hay que ser alguien para creerte algo.

- El mundo del flamenco es muy clasista y purista. ¿Ha habido críticas y por ello has tenido que contestar ése '¿Quién te crees tú?'?

No, para nada. Hasta hoy, en mi presencia y sin estarlo, nunca ha llegado a mis oídos ninguna crítica por parte de ningún purista. Ni por imagen ni por la forma de cantar...

- ¿Te preocupan las críticas o el qué dirán?

Nunca me ha importado. Me preocupa el yo sentirme bien y el que mi público esté contento.

- Eres muy joven Falete y te llegó la fama y la popularidad muy de golpe, ¿cómo lo has llevado?

Muy bien, muy bien. A mí no me ha cambiado en nada.

- Probablemente porque vienes de una familia de artistas y has vivido todo esto desde pequeño...

Exacto. Puede ser por eso, porque siempre lo he visto en casa, he vivido lo que vivía mi padre y me he criado con ello. A mí no me ha hecho cambiar la popularidad. Sigo conservando mis amigos y sigo teniendo mis fallos. Lo único que me cambia, pero por los años, es mi madurez y mi decisión a la hora de hacer cosas. Nada más.

- ¿Lo tuviste claro siempre?

Desde siempre. Yo me metía en una habitación de trastos que había en mi casa y me ponía con mi radio, me hacía mi compás, y me grababa encima de la cintas de artistas. Poco a poco fui sintiendo que quería dedicarme a esto. Y yo a mi madre no le dije el dicho de Concha Velasco de "Mamá, quiero ser artista", yo le dije: "Mamá, yo soy artista". Lo sentía así.

- Este nuevo disco habrá sido un gran empujón para los malos momentos que viviste por la muerte de tu padre...

Sí, totalmente. Me cogió en plena grabación. Pienso que este disco está grabado de la forma que está grabado, tan desde dentro, por el estado de ánimo en el que estaba. Con la pena por la muerte de mi padre voy a vivir siempre, como cualquier otra persona que ha perdido al suyo, pero me cogió en un momento complicado y difícil. Tuve que parar la grabación. Pero al tiempo cargue pilas y pensé que mi padre no querría verme llorando ni verme tan hecho polvo, así que dejé la careta de la pena en un cajón guardada. Decidí seguir cantando porque es lo que me gusta y lo que me da para vivir. Lo terminé y el resultado es precioso.

- ¿Cómo te encuentras ahora mismo después de ese gran golpe?

Bien. No puedo decir más.

- Ahora te llega otro gran golpe en tu vida que es el secuestro de tu pareja, Isaac...

Sí, pero de eso no puedo hablar mucho. Sólo puedo decir que es verdad porque hay gente que no se lo cree. Hemos denunciado y eso está en manos de la policía, de un grupo especial. Isaac estuvo toda la noche declarando, diciendo todo lo que tenía que decir, y poco más.

- Como no puedes hablar mucho del tema, no preguntaremos ni dónde, ni cuándo, ni por qué fue, pero, ¿cómo os encontráis los dos ahora mismo?

Ojalá yo supiera el porqué de todo... No lo sé. Estamos mal y lo hemos pasado muy mal.

- ¿Ahora toca apoyarle?

Por supuesto. Se junte el cielo con la tierra, ahí estaré yo para apoyarle y estar junto a él en todo.

- ¿Cómo se encuentra él ahora mismo?

Él tiene un miedo terrible. Aparte Isaac no es una persona como yo, con carácter, es un chico muy tranquilo y muy bueno. Yo tengo mucho carácter y no me da miedo, gracias a Dios, nada, y yo tiro para adelante con los problemas pero él es todo lo contrario a mí... Pero él tiene el apoyo de su familia, tiene el de la mía y sobre todo el mío. Estamos más unidos que nunca y vamos a seguir estándolo.

- Con el carácter que tienes Falete, cuando sepas quién ha sido...

No haré nada. Sólo pido a Dios que al que cojan que se pudra, y que yo lo vea.

- ¿La boda sigue en pie?

Sigue para adelante. ¡El día 12 de diciembre nos casamos seguro! Pese a quien le pese, y pase lo que pase. Para que no haya boda me tengo que morir yo o se tiene que morir él.

- ¿Cómo quieres que sea esa boda?

Lo único que quiero es que todo el que vaya se lo pase muy bien y que lo disfruten como nosotros. Lo que sí tengo claro es que todo el que esté allí debe estar porque nos quiera. Espero que salga todo bien y que no haya ningún metepatas.

- Dentro de esos planes que tenéis, ¿pensáis en adoptar un niño o una niña tras esa boda?

Hace un año y pico no lo veía claro, aunque me gustaba la idea de dejar una huella de mi paso por el mundo, pero ahora que mi situación sentimental se ha estabilizado, sí. Pero todo eso tiene un trámite horroroso porque me he informado, así que cuando llegue el momento Dios dirá. Si todo sale bien algún día podré decir éste es mi niño o mi niña.

- Y lo primero que harás será enseñarle a tocar el compás...

¡Eso lo primero! Tiene que ser muy flamenca o muy flamenco porque si no me voy a enfadar.

Lo más leído

  1. 1

    Muere Humberto Janeiro a sus 76 años

  2. 2

    Los Reyes y sus hijas llegan a Mallorca para enfrentarse a su peor verano

  3. 3

    El último retoque estético de Terelu Campos

  4. 4

    La tierna fotografía de Rocío Flores con su hermano, David

  5. 5

    El radical cambio de look de Amaia Montero que nos ha dejado impresionados