Fallece el escritor Francisco Umbral a los 72 años, víctima de una parada cardiorrespiratoria

Actualizado 28/08/2007 21:30:42 CET

MURIÓ TRATANDO DE DICTARLE UN ARTÍCULO A SU MUJER

El escritor y periodista Francisco Umbral falleció en la madrugada de hoy a los 72 años, después de sufrir una parada cardiorrespiratoria durante su ingreso en una clínica madrileña. En su historial cuenta con el Premio Príncipe de Asturias y el Cervantes, junto a una amplia labor como columnista. De hecho, a las puertas de su fallecimiento, trató de dictarle un último artículo a su mujer.

A las 2.30 horas de hoy se paró el corazón de Umbral en la clínica Montepríncipe, en la localidad madrileña de Boadilla del Monte. Nacido en 1935 en Valladolid, el cuerpo sin vida del escritor será incinerado en el crematorio de la Almudena mañana. Hasta entonces, el centro sanitario recoge el último adiós al que fuera en 1996 Príncipe de Asturias de las Letras y en el año 2000 Premio Cervantes, además de haber recibido otros e importantes reconocimientos.

Su carrera comenzó en la revista 'Cisne', origen de una prolífica carrera como periodista y que actualmente se desarrollaba en 'El Mundo', desde 1990. A este trabajo en prensa se añadió una no menos reconocida labor como escritor, con trabajos como 'Las ninfas', 'La noche que llegué al Café Gijón', 'Trilogía de Madrid', 'El socialista sentimental', o su última novela, 'Dias felices en Argüelles', entre otras.

NUMEROSAS CONDOLENCIAS

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, envió un telegrama de pésame por la "dolorosa pérdida", que "deja un profundo vacío en la literatura española". "Supo ganarse el cariño y la admiración de sucesivas generaciones de españoles gracias a su extraordinaria habilidad para transmitir pasión en todo lo que hacía", añadió. Por parte de la Familia Real, acudió a la clínica Don Jaime de Marichalar.

También se personó a dar el pésame el presidente del PP, Mariano Rajoy, quien mostró su "enorme pena" por el fallecimiento de "una de las grandes figuras de los últimos 50 años en España". Umbral fue "el cronista de la España contemporánea, un extraordinario ensayista y novelista que contaba la realidad a través de su literatura", resaltó.

En representación de la Comunidad de Madrid, lugar de residencia del escritor, acudieron a mostrar su pesar a la clínica la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón. Aguirre, quien afirmó que Umbral murió tratando de dictar un último artículo a su mujer, lamentó la "triste noticia" de la pérdida de "una persona volcada y dedicada a la literatura", maestro de un lenguaje "moderno, innovador y fantástico". Ruiz Gallardón, por su parte, recordó la "tormentosa" relación con la ciudad de Madrid, "musa de su obra".

Por su parte, la vicepresidenta primera del Congreso, Carmen Calvo, lamentó la muerte de Umbral como "hombre culto", "de pensamiento complejo y profundo". A término de la Diputación Permanente en el Congreso, Calvo lamentó la pérdida de un personaje "para el análisis, el debate, y la cultura".