Fernando Tejero, ahora boxeador en su regreso a la tele

Actualizado 10/04/2008 2:05:05 CET
Fernando Tejero.
EP

ES UNA DE LAS NUEVAS INCORPORACIONES EN "EL SÍNDROME DE ULISES" EN ANTENA-3

A pesar de su mala experiencia con la serie Gominolas , el actor Fernando Tejero ha decidido volver a la televisión, concretamente a Antena 3, la cadena con la que alcanzó su mayor éxito y que le catapultó a la popularidad. Y es que el actor cordobés es una de las nuevas incorporaciones en El síndrome de Ulises , serie protagonizada, entre otros, por Miguel Ángel Muñoz y Olivia Molina, que finalizó su primera temporada con una media de audiencia de más de dos millones y medio de espectadores.

El popular actor dice estar muy disgustado con Cuatro por las formas en las que decidió quitar de la parrilla la serie que protagonizaba junto a Arturo Valls, Kira Miró y Gorka Lasaoasa.

Fernando, háblanos del personaje que interpretas en El síndrome de Ulises .

Se llama Jota-Jota , es de Cádiz, y en un principio es el hermano de Ulises, pero luego se descubrirán cosas. Es hijo de madre soltera, ella le dijo que su padre era un boxeador y él, por genética, se piensa que tiene que ser boxeador. Lo intenta, pero lo único que consigue es que el peguen muchos porrazos en la cabeza y que le dejen un poco zumbado. Cuando muere la madre, su abuela le dice la verdad, que su padre es un médico muy reconocido de Madrid, y entonces viene aquí buscando a su padre y a la herencia de su padre. Pero lo que se encuentra es que su padre está en la cárcel y la familia está arruinada. Luego me dan trabajo en el centro de salud como boxeador para entretener a los niños marginales.

¿Qué tal te ha sentado la vuelta a la televisión?

La verdad es que muy bien. Cuando acabó Gominolas no quería volver a hacer televisión en un tiempo, no me apetecía porque no fue una buena experiencia, pero por otro lado no me quería quedar con ese mal sabor de boca. Roberto Santiago, con el que he trabajado ya muchísimo, me propuso trabajar aquí una temporada, y creo que he acertado porque me siento muy bien. A parte, también tenía una oferta de Antena 3, que me quería hacer una serie para mí, pero les dije que mejor prefería esperar. Creo que después de la primera y la segunda etapa de Aquí no hay quién viva hacía mucho tiempo que no me lo pasaba tan bien trabajando.

¿Cómo te han recibido tus compañeros, al entrar en la segunda temporada, ya con el grupo hecho?

Es un trabajo muy cómodo, los compañeros me han recibido muy bien, estoy trabajando con gente a la que yo ya admiraba, el equipo técnico es cojonudo, y estoy muy contento.

¿Se puede decir que entonces esto te ha consolado un poco por esa mala experiencia de Gominolas ?

Un poco no, del todo.

"DESPUÉS DE LA MALA EXPERIENCIA DE ''GOMINOLAS'' NO QUERÍA VOLVER A HACER TELEVISIÓN EN UN TIEMPO"

¿Por qué dices que fue una mala experiencia?

Por la forma en la que desapareció la serie. Yo confiaba mucho en Cuatro y todavía estoy esperando a que alguien de Cuatro venga a decirme que la serie se ha terminado. Cuando estaba en la serie me llamaba cada semana la responsable de la cadena para darme las gracias por estar en Gominolas y, cuando desapareció, nadie vino a decir por ahí te pudran . Yo no quería que me pusieran un piso ni un apartamento en Alicante, lo único que quería era que, al igual que durante el proceso de la serie me habían estado llamando todas las semanas, que también lo hicieran al terminar.

¿Qué pasó? ¿Cuál fue el fallo de la serie?

Fue un proyecto al que no se le encontró el punto. Yo soy muy consciente de lo que hago, y yo era el primero que estaba desorientado, no sabía muy bien lo que estábamos haciendo. Yo pongo toda la ilusión del mundo en cada proyecto que hago, pero, por ejemplo, aquí me está pasando todo lo contrario, aquí sé lo que hago, el equipo técnico se lo pasa bomba, se muere de risa, y entonces te das cuenta de que algo funciona bien. Allí era otra historia.

¿Estás desilusionado con Cuatro?

Sí, es que Gominolas tampoco tenía una malísima audiencia para Cuatro. Hay otras series en Cuatro que ahora tienen menos audiencia de la que tenía Gominolas y la mantienen, lo que pasa es que el producto era muy caro, el más caro que tenía la cadena, porque se hacía en cine y duraba muy poco. Ellos apostaron por el fútbol, compraron la Eurocopa, y entonces decidieron quitar el producto más caro que tenían y el que, a su vez, menos les rentabilizaba. Pero sobre todo ha sido por la forma en que se quitó la serie. Yo soy un tío muy legal, y quiero que se me trate como tal. Nunca se puede decir de este agua no beberé , pero toda la confianza que puse en Cuatro, cayó, se me derrumbó el mito.

Decías que Antena 3 te propuso hacer una serie para ti.

Sí, y de hecho se están escribiendo proyectos por varias productoras, lo que pasa es que aquí me encuentro muy bien. Ya me han dicho de quedarme si esto funciona, y me lo voy a pensar. Es cierto que tengo dos películas por hacer a partir de mayo, pero aquí me quedaría encantado de la vida porque estoy haciendo un personaje que me maravilla y me lo paso genial. Lo otro ya se verá.

¿Te asusta la idea de estar en una serie como absoluto protagonista y volver a esa popularidad tan masiva que te llegó a agotar hace unos años?

No por la popularidad, porque eso nunca se sabe, es algo que viene sin pretenderlo. Yo jamás en la vida me imaginé que pudiera pasar lo que pasó con Aquí no hay quien viva . Pero sí es cierto que hay un miedo a arrancar un proyecto y, si no hubiese entrado aquí, o esto no hubiera estado tan bien, quizás sí tendría muchas ganas ahora de hacerlo.

¿Veías la serie?

No, pero porque coincidía con Gominolas . Vi el primer capítulo porque me lo pasó Roberto Santiago, que es muy amigo mío, y él tenía mucho interés en que yo viera la serie para ver qué me parecía y tal. El primero me gustó mucho y luego, antes de tomar la decisión de venirme, me vi los trece capítulos. Hice lo que hacemos con las series americanas, una maratón, en la que me vi todos en dos o tres días.

¿Cómo han sido los primeros días de rodaje?

Estaba acojonado, porque vienes a una casa ya construida, pero mi sorpresa ha sido grandiosa. Ellos estaban muy nerviosos porque entraba yo, y yo estaba muy nervioso porque entraba a trabajar con ellos. Me he encontrado con gente maravillosa, evidentemente hay con gente con quien tienes más feeling que con otros, pero muy bien. Amo a Julián Villagrán porque, a parte de que me parece un actorazo, hemos conectado de manera brutal, incluso se están pensando la posibilidad de hacer un spin-off con los dos personajes; con Toni Acosta también me lo paso bomba, con la mayoría.