El fulgurante ascenso de José Luis García Pérez, el actor debuta como protagonista en televisión

José Luis García.
EP
Actualizado 22/04/2008 2:07:13 CET

"FUERA DE LUGAR" ES EL TÍTULO DE LA NUEVA COMEDIA QUE HA EMPEZADO A RODAR PARA TELEVISIÓN ESPAÑOLA

José Luis García Pérez debuta como protagonista en televisión con Fuera de lugar , la nueva comedia que ha empezado a rodar Televisión Española. Con Lola Herrera como suegra y Natalia Dicenta de esposa, el actor interpreta a Adolfo, un abogado egoísta y sin escrúpulos al que todo se le viene abajo cuando estaba a punto de triunfar. Su imagen ha saltado a la palestra a raíz de su relación con Belén Rueda, un asunto del que el sevillano no quiere nunca hablar. Ve su salto a la pequeña pantalla como una manera de atraer más gente al cine pero seguro que también contribuye a demostrar la solidez de los más de diez años de carrera que atesora. A sus treinta y seis años no se conformaba con un curriculum lleno de buenos títulos cinematográficos y episódicas apariciones en las mejores series de la parrilla, necesitaba experimentar con nuevos retos y lo ha conseguido.

-Creo que te van a maltratar mucho en este debut televisivo...

-Así es (Ríe). Me han puesto por los suelos con este personaje pero yo creo que Adolfo tiene en el fondo algo de corazón. Me lo estoy pasando bomba, en esta comedia se unen el humor verbal y el de situación, estamos disfrutando como niños rodándola, no salimos de una situación surrealista para meternos en otra. Merece la pena ver los primeros capítulos, a mi personaje no le queda nada por pasarle más que morirse.

-¿Se merece lo que le pasa?

-La verdad es que no se lo ha montado muy bien, es un tío egoísta y sin escrúpulos y cuando no tienes escrúpulos y lo único que te preocupa eres tu mismo vas mal. Adolfo estaba a punto de triunfar por encima del bien y el mal cuando se le fue todo al traste. De rey a mendigo en apenas unas horas.

-¿Qué te atrajo del proyecto?

-Esta serie hablaba sobre el pícaro español y eso no estaba contado, no se trata de una comedia de las típicas, asentada sobre el chiste, los guiones que me dieron a leer no daban cabida a rechazar el proyecto.

-¿Tampoco habrá moraleja final?

-Hasta ahora ninguna, la situación va de mal en peor, cada día que me presento en el rodaje hay alguien diferente que me quiere matar.

-¿Cómo te enfrentas al reto de asumir la voz cantante?

-Hasta ahora sólo había hecho algunos capítulos sueltos en televisión pero no me ha llegado nunca a asustar, me gusta llevar el peso de la responsabilidad porque me gusta trabajar y me divierto mucho haciéndolo.

-¿No te preocupa la popularidad a la que te puedes ver expuesto si la serie tiene éxito?

-No, hay que llevar a la gente al cine, tenemos que motivar al público para que entre en las salas y eso pasa por hacer buena televisión. Me apetece dar un paso hacia adelante en mi carrera, la siento consolidada y creo que he tenido mucha suerte pero creo que debo experimentar más. El mundo del famoseo ni me gusta ni me motiva especialmente, lo veo más como un camino para avanzar dentro del terreno profesional.

-¿Cual es el mensaje de la serie?

-Esta serie habla de donde estamos y entre quienes vivimos, nuestro país es cada vez más multirracial y debemos preocuparnos por propiciar la integración. Esta serie es un ejemplo perfecto para aprender a reírse de la tragedia, detrás de todo drama se puede encontrar una pizca de humor.

-¿Qué haces para matar los tiempos muertos que deja todo rodaje?

-Lectura, lectura y lectura, es la mejor manera de estar concentrado. Voy siempre cargado con textos y cuando me canso de leer cojo la PSP.

-¿Tienes sentido del humor?

-Me considero una persona alegre, en la vida real me gustan más las cosas cómicas pero cuando se trata de ficción lo que me gusta es alternar.

-¿Cómo se siente uno teniendo a Lola Herrera como suegra?

-La primera secuencia que tuve que rodar con ella la rodé muerto de miedo, es envidiable tener a compañeros de esta envergadura dentro del elenco. Ya no sólo ella, todo el reparto de la serie está escogido de entre lo mejor de la profesión.

-¿Cómo has asumido el boom mediático que ha suscitado tu relación con Belén Rueda?

-Directamente no hablo de ello.

-La popularidad televisiva contribuirá a dar a conocer tu carrera al gran público...

-Será interesante, da mucho coraje hacer buenas películas que no se ven por falta de promoción, si salir en televisión contribuye a solucionar esto bienvenido sea.

-¿Vas a compaginar la serie con algún otro proyecto?

-Tengo tres películas por estrenar, la comedia Ocho citas y Un novio para Jasmina , una historia de amor que se estrenarán en el Festival de Málaga, acabo de terminar de rodar Retorno a Hansala en África con Chus Gutiérrez y cuando termine de rodar la serie me iré a rodar la segunda película de Luis Berdejo, Jennifer K . Lo tengo todo muy completo y toco madera para que continúe así.