El hijo de Bertín Osborne sigue ingresado: "Fabiola está muy mal"

Actualizado 18/06/2008 20:19:07 CET
Foto de la Noticia
Foto: EP + Ampliar




   MADRID, 18 Jun. (OTR/PRESS) -

   Hace unas semanas Bertín Osborne y su mujer Fabiola anunciaban la llegada de un nuevo bebé. Pero tras esos momentos de felicidad, la pareja vuelve a revivir los duros momentos tras el nacimiento de su primogénito Kike. Y es que el pequeño, que nació con problemas cerebrales, ha tenido que ingresar de nuevo para ser operado. La intervención consiste en un cambio de la válvula que le instalaron en el cerebro cuando nació para drenar el líquido y aliviar la presión, que, además se le ha infectado. El cantante asegura que intenta sacar fuerzas en estos angustiosos momentos, además intenta animar a su mujer que se encuentra "muy mal" ante esta recaída del niño.

   A pesar de la dura situación, el intérprete de 'Buenas noches, señora' no dudó en atender a los medios de comunicación a las puertas del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Según explica 'Semana', Bertín quiere mostrarse esperanzado. "Si soportó la operación con tan sólo tres meses de vida, ahora, que está mucho más fuerte y con un año y medio, seguro que sale adelante", señaló, aunque reconoció que la intervención es una poco "complicada y liosa". Kike tiene que esperar a que se elimine por completo la infección que padece, por lo que la operación no se podrá realizar de manera inminente. "Estará como un mes ingresado", dijo Bertín.

   El matrimonio cuenta con todo el apoyo de las tres hijas del cantante, Alejandra, Eugenia y Claudia. La primera, que tiene un hijo 19 días mayor que Kike, acompaña todos los días a su padre al centro de salud en el que Fabiola permanece día y noche. "Fabiola está hecha polvo y muy mal. Los dos estamos afectados pero ella es una persona muy fuerte y me está dando lecciones tremendas en cuanto a fortaleza", destaca Bertín. La modelo asegura que se encuentra en perfecto estado y que este disgusto no afecta a su embarazo.