Jennifer López llamará Max y Emme a sus mellizos

La actriz en la presentación
EP
Actualizado 02/02/2008 1:00:54 CET

MADRID (EUROPA PRESS)

Por mucho que Jennifer López y Marc Anthony se empeñen en ser discretos con su vida privada, poco a poco se van desvelando detalles sobre el embarazo de la cantante. Primero, la creciente barriguita de JeLo y las felicitaciones por parte de familiares y amigos reflejados por la prensa llevaron al matrimonio a hacer oficial la noticia de su futura paternidad en una de sus actuaciones conjuntas. Ahora, una indiscreción de Alejandro Sanz en su concierto en el Madison Square Garden de Nueva York ha confirmado que Jennifer y Marc esperan mellizos, tal y como se rumoreaba desde un principio.

Empujado por la vorágine del escenario, Alejandro dedicó una de sus canciones "a la mamá más bella. Por vosotros y por vuestros niños", añadiendo que "esos niños están bendecidos". Ante tan emocionantes palabras, Marc subió al escenario, se arrodilló ante su colega, besó el suelo y dio un cariñoso abrazo al madrileño. Lo que Sanz no llegó a revelar es el nombre de los bebés, aunque de eso ya se ha encargado un familiar de Jennifer López, quien ha declarado a los medios estadounidenses que hace unos días la madre de la artista encargó en una joyería dos pulseras grabadas con los nombres Max y Emme. Así las cosas, sólo queda esperar a que Jennifer dé a luz a los niños, cosa que podría suceder dentro de un mes, fecha para la cual la puertorriqueña tiene reservada una habitación en el New York's Shore University Medical Central, según fuentes del mismo hospital.

Otra de las parejas de moda, Nicolas Sarkozy y Carla Bruni, han vuelto a ser noticia en los últimos días. Según publicó el diario francés 'Le Figaro', la modelo organizó al presidente francés una fiesta sorpresa de cumpleaños. Bruni echó mano de la agenda de su novio y llamó uno a uno a todos los invitados, a los que pidió que le guardaran el secreto. La italofrancesa consiguió reunir a más de medio centenar de personas en su casa, donde se llevó a Sarkozy con la excusa de pasar una noche romántica. Al entrar, el mandatario galo se encontró a sus familiares y amigos cantándole el "cumpleaños feliz". La fiesta se prolongó hasta la mañana siguiente, cuando, ya de manera más íntima, la madre y la suegra de Sarkozy le entregaron todos los regalos de los invitados y de otras personas que no habían podido asistir a la celebración.

Además, Sarkozy y Bruni han iniciado trámites judiciales contra Ryanair por considerar que la compañía ha atentado contra sus derechos de imagen. En su última campaña publicitaria, la aerolínea utiliza una fotografía de la pareja en la que aparece un globo de texto encima de la cabeza de Carla con el lema "Con Ryanair toda mi familia puede venir a mi boda". Sin embargo, mientras el líder francés pide sólo un simbólico euro por daños y perjuicios, la modelo y cantante reclama un total de 500.000 euros, lo que demuestra que es totalmente consciente de lo mucho que se ha revalorizado su imagen desde que sale con Sarkozy.

En la crónica nacional, Ana Obregón ha sorprendido a todos concediendo una entrevista a un programa de televisión. El pasado sábado, la polifacética bióloga lució un escotado vestido rojo y la mejor de sus sonrisas en 'La Noria', que llevaba seis meses intentado que acudiera al plató como invitada. Durante la entrevista, Ana hizo un repaso de su trayectorio profesional y sentimental, recordando las relaciones que han marcado su vida. En este sentido, recordó que Fernando Martín fue el amor de su vida y señaló que tiene una relación muy especial con Alessandro Lecquio. Sin embargo, la actriz apenas habló de su actual pareja, Darek, con el que aclaró que continúa su relación. Por otro lado, Ana comentó que tiene entre manos un nuevo proyecto para televisión y se refirió al accidente de coche que sufrió hace unos días, el cual sospecha que pudo ser provocado, ya que policía descubrió que su coche había sido manipulado. En definitiva, una vez más Ana Obregón se vuelve a rodear de misterio para seguir siendo objetivo de la prensa.

Finalmente, el nacimiento de su primer nieto ha ablandado el corazón a la baronesa Thyssen. Por más que juró y perjuró que no volvería a encontrarse con su nuera, Blanca Cuesta, y que no acudiría a ver al bebé, lo cierto es que la Baronesa apareció en el hospital apenas se enteró de la noticia y permaneció allí durante varias horas. La esposa de Borja Thyssen dio a luz en una clínica barcelonesa la madrugada del pasado jueves. De acuerdo con un comunicado emitido por el centro, el bebé pesó 3,300 kilos y midió 50 centímetros. Como el parto fue de forma natural, es posible que muy pronto podamos conocer al pequeño Sasha, que significa Alejandro en ruso. Pero, sin duda, la imagen más esperada será la de Tita Cervera junto a Borja, Blanca y el bebé.