Actualizado 12/04/2007 21:30 CET

Juan García Postigo es el hombre más guapo del mundo

EL NUEVO MISTER MUNDO ES UN "SUMILLER" MALAGUEÑO DE VEINTICINCO AÑOS

Este malagueño de deslumbrantes ojos azules y un metro noventa de estatura ha conseguido lo que hasta ahora nadie había logrado: serl el primer español en corosarse como Mister Mundo.

Juan García Postigo se define como una persona sencilla, natural, muy familiar y un poco cabezota. Lleva casi un mes siendo el chico más guapo del mundo. Se presentó a Mister España porque le apetecía y porque quería combinar los trabajos de moda, que le aportaban un dinero extra, con su trabajo como gerente de un restaurante y como sumiller. Lo que no sabía ni podía imaginar es hasta dónde llegaría por haber tomado esa decisión.

Es un lobo de mar, sabe pescar, bucear, surfear, navegar... pero también se le da bien la caza y la recolección. Y además, no tiene novia.

¿Cómo estás viviendo estos momentos?

Todavía me encuentro en una nube. Estoy muy contento. Sé que ahora tengo que irme fuera, y me da un poco de cosa porque yo soy muy andaluz y muy español, pero sé que es bueno para mí porque sé que voy a aprender mucho inglés, voy a viajar por todo el mundo, voy a conocer a mucha gente. Es bueno también para empezar a crearme una carrera dentro o fuera de España, porque ya cuando gané Mister España pensé que ya no quería parar a ver hásta dónde puedo llegar luchando. No quiero quedarme en una línea, sino llegar hasta lo máximo posible.

En unos días te tendrás que instalar en Londres, ¿has estado ya allí?

Sí. Hice Hong Kong Londres, y estuve allí un día y medio. La verdad es que con un poco de frío, pero genial. Es como Madrid, una ciudad grande, cosmopolita. El tema de vivir en Londres creo que lo voy a llevar bien, porque me apetece conocer y vivir en otra ciudad.

¿Has tenido oportunidad de ir a tu tierra?

Bajé a mi tierra un poco de incógnito. Hice Londres Madrid y entre tanto me fui para Málaga. Tenía muchísimas ganas de ver a mi familia, sobre todo a mi padre. Llegué al restaurante y él no sabía que yo llegaba, todo el mundo pensaba que yo estaba en Londres, y cuando llegué, ver la cara que puso mi padre fue lo mejor, y ver a mis hermanas y a toda mi familia, que se sienten muy contentos por todo esto. He disfrutado con mis amigos, he salido, he bailado, he bebido... todo lo que se puede hacer cuando eres joven para celebrarlo.

¿Cómo se presenta este año para ti?

Todavía no tenemos nada concreto. Vamos a viajar mucho, hacer pasarelas, promociones, publcidad y eventos como aquí en España, pero a nivel mundial. También estudiaré inglés, y cuando tenga un buen nivel empezaré con Arte Dramático en Londres.

¿Tu objetivo es la interpretación?

Sí, la verdad que me encantaría. No descarto presentar un programa, ni seguir desfilando. Cuando desfilé en Cibeles hace dos meses para mí ya era lo mejor, ahora lo que pienso es que cómo será desfilar en Nueva York. Para mí también sería un sueño presentar un programa de televisión tanto en España como en Hispanoamérica e incluso en inglés. Todo no se puede hacer, así que de momento tocaré un poco de todo, y lo que yo crea y vea que es lo que mejor se me de, ahí me quedaré.

¿Te vas a Londres con novia o sin novia?

Me voy sin novia. Me vine de Málaga a Madrid sin novia, y ahora de Madrid a Londres igual. ¿Qué voy a hacer? Haber si ahora me sale alguna novia que no me entienda mucho en español y así no me regaña mucho.

¿Crees que el título de Mister Mundo puede asustar a las mujeres?

Sinceramente, Mister España asustaba, por desgracia. Yo no quiero que asuste, yo digo: No, no, no... Yo soy Juan, seré Mister España mañana cuando vaya al evento y me haga las fotos, ahora soy Juan García, soy tu amigo . Yo he notado que eso sí que afecta a algunas chicas. Ahora me imagino que igual o más. Yo quiero que la persona que esté conmigo quiera estar conmigo, con Juan, un chico normal, amigo de mis amigos, muy familiar.

¿Sigues siendo el mismo de antes?

Sí, sigo siendo el mismo, porque yo no sé cambiar. Cuando gané Mister España la gente me decía que no cambiara. Y ahora, otra vez la gente me lo dice. Yo he nacido de una manera y creo que me ha ido bien siendo como soy. No quiero, ni puedo, ni sé ser de otra manera a como soy. Puedo gustar más o menos, yo lo siento por él, intento no ofender a nadie, pero yo voy a seguir siendo la misma persona.

¿Cómo ha sido la experiencia en el certamen de Mister Mundo?

Genial. Han sido veinticuatro días. Los cuatro primeros fue muy relajado, estuvimos en la playa, en la piscina. Luego empezamos con las competiciones deportivas. Al princpio pensábamos que esas competiciones no tenían nada que ver con el concurso, pero al final hemos visto que todo lo que hemos hecho ha tenido que ver. Yo me esforzaba al máximo, incluso en alguna prueba deportiva llegué a vomitar, aunque reventara yo tenía que llegar a la cima de la montaña. Eso hice. Puse todo lo que estaba dentro de mis posibilidades.

¿Qué horarios había?

Nos levantábamos a las cinco y media de la mañana, desayunábamos y hacíamos o taichí o Kunfú. Luego hacíamos alguna actividad. A las doce y media comíamos. Nos levantábamos muy temprano, pero luego nos acostábamos a las nueve. Hice muchos amigos. El último día vinieron a la habitación amigos míos, chicos que habían competido conmigo, y lloraban mientras me decían: Te lo mereces , eres mi amigos o aquí tienes tu casa . Me he llevado los E-mails y los teléfonos de casi todos los chicos. Me llevo un gran recuerdo de todos ellos. No he visto ni envidias ni peleas.

¿Qué fue lo primero que se te pasó por la cabeza cuando te nombraron Mister Mundo?

Fue parecido a cuando gané Mister España. Era una competición en la que conoces a todos los chicos. Y cuando dijeron: Mister Spain , yo dije: No, que va, cómo puede ser . Mi hermana, que la tenía a cincuenta metros, me miraba y me hacía gestos de: Eres tú, eres tú . Me sentí muy emocionado y contento. Cuando me pusieron la banda me sentía bien porque era algo que había trabajado y luchado, estoy orgulloso porque para mí han pagado mi trabajo. Los d4emás chicos también trabajaron, pero yo sentí que esa fue mi recompensa.

¿Qué te ha dicho tu padre después de todos estos acontecimientos?

Me dice que tenga mucho cuidado. Mi padre está muy emocionado y contento. Yo no soy padre, pero me imagino se siente orgulloso de haberme criado y haberme enseñado muchos valores. Todo esto se lo agradezco a él, porque es mi padre y para mí es el mejor del mundo. Al primero que saludé cuando llegué a Málaga fue a él. Es un hombre impresionante.