Letizia Ortiz afronta la pérdida de su abuela materna con el apoyo de don Felipe y su hermana Telma

Actualizado 28/06/2008 14:00:05 CET
- EP

MADRID (EUROPA PRESS)

Desde que se convirtiera en princesa de Asturias, en mayo de 2004, Letizia Ortiz ha tenido que afrontar duros momentos personales. A las pérdidas de su abuelo paterno y de su hermana Érika, esta semana se ha sumado la muerte de su abuela materna, Enriqueta Rodríguez, a la que estaba muy unida, dado que vivió con ella en Madrid cuando estudiaba en el instituto Ramiro de Maeztu. Enriqueta falleció el pasado domingo en el Hospital Gregorio Marañón de la capital, donde se encontraba ingresada desde hacía unos días. A pesar de su delicado estado de salud y de su avanzada edad, 89 años, la noticia fue una sorpresa para toda la familia. Enriqueta fue incinerada al día siguiente en el tanatorio de Coslada, en una ceremonia íntima. Los Príncipes acudieron acompañados de la madre de doña Letizia, Paloma Rocasolano, y del padre de ésta, Francisco. Una vez en el tanatorio, don Felipe y doña Letizia entraron por la puerta principal y agradecieron a los medios su interés, mientras que Paloma y el abuelo de la Princesa accedieron por una puerta lateral. Hasta Coslada se trasladó también la hermana pequeña de doña Letizia, Telma, uno de los grandes apoyos de la ex periodista.

Por otro lado, Julio Iglesias se ha visto obligado a cancelar un concierto por primera vez en su larga carrera. El pasado martes, el cantante comenzó a sentirse indispuesto en plena actuación en una sala de Ekaterimburgo (Rusia), teniendo que interrumpir el espectáculo. En un primer momento, se comentó que Julio había sufrido un ataque al corazón, pero posteriormente los médicos que atendieron al artista quitaron importancia a lo ocurrido y afirmaron que se trataba de un problema cardiaco debido al estrés. Por este motivo, los especialistas aconsejaron al cantante que se tomara un descanso en su gira, de la que todavía quedan más de veinte conciertos. Sin embargo, Julio Iglesias decidió quedarse en la localidad rusa para actuar dos días después y ofrecer lo mejor de sí mismo a sus seguidores. De hecho, el cantante quiso disculparse por lo ocurrido y tranquilizar a sus fans, afirmando en una rueda de prensa que era la primera vez que anulaba una actuación y señalando que "con mi corazón todo está en orden".

Otra estrella internacional, Madonna, ha vuelto a ser protagonista de la prensa rosa en los últimos días. Desde que se casó con Guy Ritchie hace siete años, la artista ha afrontado continuos rumores de crisis en su matrimonio que tanto ella como su esposo conseguían acallar con apariciones públicas. De hecho, la última vez que se habló de una separación inminente, la pareja viajó hasta Malawi para adoptar a su hijo David. Sin embargo, los comentarios podrían convertirse en realidad en breve, ya que los medios británicos aseguran que Madonna se ha citado con una prestigiosa abogada especializada en divorcios, la misma que llevó el caso de Paul McCartney y Heather Mills. Además, sus allegados han asegurado a la revista 'US Magazine' que la pareja vive en la misma casa pero en zonas separadas, como si fueran hermanos.

Precisamente, parece que Mills ha encontrado de nuevo el amor. Tras su polémico divorcio de McCartney, la ex modelo podría haber rehecho su vida junto a un joven animador de un hotel de Tenerife, de nombre Jamie Walker. Según el rotativo inglés 'News of the World', el romance pudo haber comenzado hace ya varios meses, coincidiendo con un viaje de Heather Mills a isla canaria en compañía de su hija. Entonces se la pudo ver charlando animadamente con Jamie, quien se encarga de organizar las actividades infantiles del hotel. Tras esa conversación, la pareja salió dos veces a cenar en nuestro país y repitieron posteriormente en Londres. El joven se ha convertido ya en objetivo de los paparazzi, pero él se lo toma con mucha calma. A juzgar por sus primeras declaraciones, Jamie es un maestro en el terreno de la diplomacia y de confirmar sin decir: "Tengo instrucciones estrictas de no hablar del tema. Pero creo que ya lo sabéis todo. Sed buenos conmigo".

Además, los medios no dejan de aportar nuevos datos sobre el estado de salud de Amy Winehouse. Si la semana pasada se especulaba con que la princesa del soul pudiera padecer tuberculosis, en los últimos días su padre ha confirmado que Amy sufre un enfisema pulmonar, además de nódulos en el pecho. En unas declaraciones al diario 'Sunday Mirror', Mitch Winehouse ha reconocido que estas dolencias podrían derivarse de las adicciones de su hija, que lleva ingresada en un hospital londinense desde hace casi dos semanas. La artista es consciente de que su problemas de salud podrían apartarla de los escenarios de por vida, e incluso provocar su muerte, por lo que ha prometido a su padre que dejará las drogas y el alcohol. A sus 24 años, Winehouse conoce ya la gloria y el lado oscuro del éxito.

Finalmente, otra díscola del espectáculo ha vuelto en la actualidad esta última semana. Naomi Campbell se ha declarado culpable de agredir a dos agentes en el aeropuerto de Heathrow. Puesto que ha reconocido los hechos, la 'top' sólo tendrá que prestar 200 horas de trabajos de interés general. Todavía no se sabe qué actividad tendrá que desempeñar Naomi, pero es posible que volvamos a verla limpiando garajes derrochando glamour. A pesar de su arrepentimiento, la Campbell fue excluida por Nelson Mandela de la lista de invitados a su cumpleaños, que se celebró ayer por todo lo alto en Hyde Park. Seguro que Naomi Campbell no pudo viajar hasta Londres en un avión de British Airways, compañía que la ha vetado de por vida tras el incidente en Heathrow.