Lucía Jiménez vuelve a la pequeña pantalla con "La señora"

Lucía Jiménez.
EP
Actualizado 28/02/2008 1:03:39 CET

CON DOS AÑOS QUERÍA SER PAYASO DE CIRCO. LUEGO PINTORA, ALFARERA Y BOMBERO, PARA BAJAR POR LA FAMOSA BARRA", AFIRMA LA ACTRIZ

Su primera oportunidad en el cine se la dio David Trueba en el '96 con La buena vida , y casi doce años después estamos hablando de una joven actriz española ya consagrada en el panorama cinematográfico de nuestro país. Y es que con tan sólo veintinueve años recién cumplidos, Lucía Jiménez, que se hizo popular gracias a la serie Al salir de clase , cuenta en su curriculum con cerca de treinta películas. En los últimos tres meses del 2007 ha estado rodando El dos de mayo a las órdenes de Garci, y ahora regresa a la pequeña pantalla con La Señora , una serie de época ambientada en los años veinte y la dictadura de Primo de Rivera.

Lucía, ¿qué tal tu vuelta a la tele?

Muy bien, muy contenta, además con esta serie que creo que va a ser muy bonita, y con un personaje precioso.

¿Tenías ganas de volver?

Sí, aunque más con un proyecto bonito y un personaje que pueda defender, y sí, la verdad es que me hacía ilusión.

¿Dónde te sientes más cómoda: en la comedia o en el drama?

La comedia es divertidísima, más ligera, incluso durante el rodaje es más liviana. Pero es verdad que una escena dramática intensa es muy satisfactoria. Lo mejor es ir intercalando.

¿Qué has estado haciendo últimamente?

Hasta diciembre he estado rodando tres meses la película de Garci El dos de mayo , que también es de época, pero en este caso 1808.

¿Cómo te has preparado para conocer la historia de los años 20?

Me imagino que como lo habrán hecho los demás, leer novelas de esa época, hablar mucho con el director, con gente que ha vivido esa época o que sus padres lo hayan vivido.

¿No te podías apoyar en algún abuelo?

En mi abuela sí, pero no me podía ayudar mucho con mi personaje.

¿Has cambiado mucho desde Al salir de clase ?

Sí, han pasado ya muchos años. He cambiado mucho aunque creo que sigo teniendo la misma ilusión, pero he madurado y he evolucionado.

¿Qué recuerdos tienes de entonces?

Fue un momento básico, porque creo que todo trabajo te lleva a otro, nada hubiera sido igual si no hubiera hecho la serie. Yo tenía dieciocho años, y eso fue un encontronazo con la realidad. Anteriormente había hecho La buena vida , de David Trueba, una película en la que estaba muy protegida, era más pequeña... Y de repente me vi en una serie diaria, con cuatro cámaras, con guiones que cambian cada diez minutos... Fue una escuela muy buena, te da mucho oficio, te enseña a saber improvisar, a ser recurrente.

De hecho, de ahí han salido actores muy buenos...

Sí, ha sido una cantera impresionante.

¿Como definirías tu forma de ser?

Creo que soy indefinible. ¡Es una de las preguntas más difíciles que me han hecho!

Pues, ¿cómo te definen los demás?

Dicen que soy muy buena persona, tranquila y paciente.

De pequeña, ¿querías ser actriz?

Con dos años quería ser payaso de circo. Luego pintora, alfarera y bombero, para bajar por la famosa barra... Y recuerdo que a los cinco años una tía mía me contaba su experiencia haciendo un corto, y yo me imaginaba haciendo una escena con Paco Rabal en un puente... Y dije: quiero ser actriz . Y en el colegio cuando me preguntaban que qué quería ser, yo decía que actriz, sin dudarlo. Y a día de hoy me parece alucinante haberlo conseguido.

¿Qué recuerdas de tu etapa en el colegio?

Que me lo pasé muy bien, de verdad. Recuerdo a las monjas y a los compañeros con mucho cariño. Yo era muy traviesa. Me acuerdo que en 2º de EGB, según iban llegando mis compañeros a clase, no sé por qué me dio un pitido y le dije a todos que se metieran en el armario. Era un armario enorme, en cada uno cabía un niño. Los treinta de la clase entraban ahí. No sé por qué me hicieron caso, y cuando llegó la profesora me castigó. ¿La lógica de aquello que hice? No lo sé...(risas).

¿Cómo vives la fama?

Lo llevo muy bien porque no creo que la gente me de mucho la lata. Estoy en una posición muy buena: soy conocida, pero no creas que mucho. Para ser muy popular hay que estar en otro nivel o salir en programas de televisión tipo Gran Hermano . Yo veo que la gente me respeta y me trata muy bien. Es muy tranquilo.

¿Qué aficiones tienes?

Hago lo que todo el mundo: descansar, estar con los amigos, la familia, salir, ir al cine... Llevo una vida muy normal.

¿Es compatible el amor con la vida de una actriz?

- Si no lo fuera, no sería actriz. Hay épocas duras, porque te vas lejos y estás mucho tiempo lejos de la persona que quieres pero también eso hace que te eches de menos, y eso está muy bien.

¿Tienes otros proyectos a parte de La Señora ?

No, de momento sólo esto, porque todo lo que hay a la vista es más para adelante.