María Barranco se muestra, a sus 46 años, más sexy y sensual que nunca sobre los escenarios

Actualizado 31/05/2007 2:01:58 CET

"VOLVER AL TEATRO ES COMO VOLVER CON UN AMANTE QUE HABÍA ABANDONADO HACE MUCHO Y QUE ME HA RECIBIDO CON LOS BRAZOS ABIERTOS"

María Barranco vuelve al teatro después de años de ausencia sobre las tablas. Esta vez lo hace en el con una crítica social sobre el uso exagerado de los móviles. La malagueña, a sus 46 años, no duda, por exigencias de guión, en aparecer en ropa interior y enganchada a un móvil durante toda la función. Casada con el director de cine Imanol Uribe, María ha demostrado durante toda su trayectoria su valía y profesionalidad, convirtiéndose en una de las actrices más importantes y consagradas de nuestro país. Ahora retoma su carrera teatral con "Móvil", junto a Nuria González, una obra dramática con tintes cómicos donde no podía faltar la genial y simpática actriz que nos cautivó en "Mujeres al borde de un ataque de nervios".

- Con este proyecto vuelves de nuevo al teatro...

- Sí, para mí es como volver con un amante que había abandonado hace mucho y que me ha recibido con los brazos abiertos. Me gusta mucho este texto, el director y el reparto... Estoy muy contenta, como una niña con zapatos nuevos.

- ¿El teatro te gusta más que le cine o la televisión?

- Cada medio es diferente. Pero la verdad es que el teatro es una escuela increíble para el actor y es donde realmente uno crece y madura para esta profesión.

- La obra se llama Móvil pero no eres muy partidaria de ellos...

- No me gustan nada. Una de las dificultades que he tenido con esta obra ha sido eso, estoy todo el rato hablando por el móvil y yo soy antimóvil total. En mi vida real siempre se me olvida y odio hablar por teléfono. Creo que realmente el móvil no te comunica sino que te incomunica porque ya no quedas para hablar cara a cara con tu gente.

- Ahora está muy de moda el móvil entre los niños y adolescentes. ¿Tu hija tiene móvil?

- Sí, mi hija es de las que tienen el pulgar ya deshecho de tanto darle al móvil y mandar mensajes. La tengo muy controlada y estay muy encima con este tema porque no me parece adecuado. Me gusta que lo tenga para ver por donde anda pero creo que hay que tener mucho cuidado.

- ¿Eres de esas personas que se llevan el trabajo a casa?

- Sí, pero no porque yo quiera sino porque son como deberes que te mandan para casa. Hay veces que se retoca el guión, o cualquier otro detalle, y tienes que estar en casa preparando esos cambios.

- ¿Crees que ya has aprendido todo en trayectoria o, por el contrario, cada proyecto te enseña más?

- Cada vez aprendo más. Es algo inevitable. En cada obra interpretas un personaje diferente, con distintos tipos de vida, de formas de ser y pensar, ... Tienes que investigar a esas persona y eso te viene bien para tu vida personal. Además, el día que yo piense que ya he aprendido todo mis días empezaran a ser muy aburridos.

- Tu terminaste en el mundo de la interpretación por casualidad. ¿Cuándo te diste cuenta que serías actriz?

- Tenía 17 años y fui a ver una función de aficionados, me gustó mucho y me comentaron que si quería participar con ellos podía hacerlo. A partir de ahí me gustó tanto que empecé a investigar, encontré una escuela de arte dramático, me di cuenta que esto era un oficio que se podía aprender, ... Y hasta hoy.

"NO CREO QUE MI HIJA QUIERA SER ACTRIZ PERO SI LO DECIDIERA SE TENDRÍA QUE PREPARAR"

- ¿Sigues disfrutando cómo el primer día?

- Sí, porque me siento afortunada por trabajar en lo que me gusta. Cada día se tienen más responsabilidades pero lo disfruto como el primer día.

- ¿A qué te habrías dedicado si no llegas a ser actriz?

- No lo he pensado nunca, la verdad.

- A parte del teatro, ¿qué es lo que te gusta hacer?

- Me gusta mucho disfrutar de mi casa, debe ser porque la piso poco. Me gusta cocinar, las plantas, leer cosas que no tengan que ver con un guión,... Supongo que lo que le gusta hacer a cualquier persona cuando no tiene que trabajar.

- Para ti, ¿qué significa conseguir un premio?

- Los premios son muy estimulantes y gusta mucho conseguirlos, quien diga que no está mintiendo. Pero la verdad es que si no te los dan no pasa nada.

- ¿Qué le dirías a tu hija si quisiera ser actriz?

- A mi hija no la veo con ganas de ser actriz pero si lo decidiera se tendría que preparar. No me importaría pero si le haría mucho hincapié en que tendría que estudiar para tener una buena preparación.

- ¿Qué sueño te queda por cumplir?

- Como se suele decir: Virgencita que me quede como estoy . Mi ilusión es seguir así de bien, seguir teniendo ilusión por mi trabajo y que esto me siga emocionando.

- De todas las cosas que te habrán dicho en tu carrera, ¿Cuál te ha emocionado más?

- Pues una frase o una palabra no recuerdo ahora. Lo que me emociona y me gusta mucho es cuando ves a alguien, que no conoces de nada, y que esa persona te quiera como si fueras alguien de su familia... Eso es muy gratificante.