Mary-Kate Olsen pide inmunidad en el caso de la muerte de Heath Ledger

Foto de la Noticia
Foto: Reuters + Ampliar




   NUEVA YORK, (Reuters/EP)

   La actriz estadounidense Mary-Kate Olsen fue quien avisó a los guardaespaldas de Heath Ledger cuando éste apareció sin vida en su apartamento de Nueva York, un hecho que llevó al FBI a colocar a la joven de 22 años entre los sospechosos de haber facilitado al actor las drogas que le provocaron la muerte.

   Éste es el principal cometido del FBI actualmente y Mary-Kate lo sabe, por ello se ha negado a que le interroguen los agentes federales, a menos que se le otorgue inmunidad ante acciones judiciales.

   La Brigada Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés) investigando la procedencia de los fármacos y medicamentos de Ledger, y para ello piden la declaración de la actriz de 'Padres Forzosos', que hasta ahora no ha querido comparecer: "Se lo hemos solicitado en dos ocasiones y no ha ocurrido," indicó una fuente de los organismos de seguridad. Además, la misma fuente afirmó que los investigadores sostienen negociaciones con los abogados de Olsen y con el despacho del fiscal.

   Mientras, el letrado que representa a Olsen en este caso, Michael Miller, manifestó a la 'BBC' en unas declaraciones recogidas por otr/press, que su clienta está colaborando con la justicia y, a petición de ella misma, se entregó información relevante a los investigadores, incluida una cronología de los eventos en torno a la muerte de Ledger. "Mary-Kate Olsen no tuvo nada que ver con los fármacos encontrados en el hogar de Heath Ledger o en su cuerpo, y no sabe de dónde los obtuvo," declaró Miller.

   Según los organismos de seguridad, ya está en trámites la petición de una orden judicial que obligue a la protagonista de 'Ocurrió en Roma' a comparecer ante un jurado, en el caso de que las negociaciones con su abogado fracasen. Las fuerzas de seguridad no pueden entender la actitud de Mary-Kate y, por el contrario, elogian a la ex novia de Ledger y madre de su hija Matilda, Michelle Williams, quien ha ido a declarar de manera voluntaria.