Actualizado 14/11/2007 22:22 CET

Melendi pide disculpas y aclara que no agredió a nadie y que el regreso del vuelo fue una decisión "desmesurada"

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Después de las diferentes informaciones aparecidas en los medios por el incidente protagonizado por Melendi ayer en el vuelo Madrid-México, que le costó acabar en los juzgados de Plaza de Castilla, el músico hizo hoy una ronda de entrevistas para pedir disculpas públicas por lo ocurrido y también aclarar que ni pegó ni agredió a nadie y que la decisión del piloto de regresar al aeropuerto de Barajas fue "desmesurada".

"Ahora es tiempo de autocrítica y de pedir perdón a todo el mundo, porque quizá me excedí, pero creo que la decisión del piloto de hacer regresar el vuelo fue desmesurada", afirmó Melendi en una entrevista con Europa Press, en las oficinas que el sello discográfico Blue Donkey Music posee en una urbanización en Las Rozas (Madrid).

Melendi, que ante todo quiso mostrar su arrepentimiento por lo ocurrido, recordó los hechos que han trascendido a los medios de comunicación, cuando se subió al avión "con dos copas" encima, para desinhibirse por su "miedo a volar", y al pedir otra más a bordo se le negó la consumición.

El músico, quien reconoció que sí hubo algún insulto hacia el comandante de la nave -"entró al trapo y me desafió personalmente"-, pero no agresiones a ningún pasajero ni miembro de la tripulación, reiteró su "pánico a volar", que ya había sentido en los tres o cuatro vuelos peninsulares que ha tomado hasta el momento.

"VERSIONES DE TODO TIPO"

Melendi, además, consideró que quizá por ser un personaje conocido el asunto "se salió del tiesto", y quiso mostrar su pesar por las diferentes informaciones "falsas" aparecidas en los medios en las primeras horas de ayer, cuando se dieron "versiones de todo tipo", incluyendo que el artista había subido a la aeronave con drogas o que había pegado a alguna azafata.

"Ha sido una traumática experiencia", reconoció haciendo extensible esta sensación hacia los pasajeros de su mismo vuelo, quienes "no se enteraron de nada hasta que el comandante dijo por megafonía que el vuelo regresaba a Madrid". "Que un avión dé la vuelta, es muy gordo", reconoció, señalando que la misma Guardia Civil en Barajas se sorprendió porque son escasos los aviones que regresan a tierra a no ser por un caso muy grave.

El músico, que fue puesto en libertad por el juez sin cargos tras ser denunciado por "desobediencia", iba a cruzar el Atlántico para ofrecer en México DF el próximo día 17 un concierto dentro de la gira 'Rock en Ñ'. Detalló que todavía no sabe si participará en ese directo, en el que estaba previsto actuara junto a Deluxe. Sería el primer contacto promocional en este país tras publicar allí su último álbum.