Actualizado 11/12/2007 19:58 CET

Al menos tres de cada cuatro musulmanes se encuentran a gusto en España

UN 5% DE LOS MIEMBROS DE ESTE COLECTIVO SE CONSIDERAN PRÓXIMOS O SIMPATIZANTES CON MOVIMIENTOS INTEGRISTAS

Al menos tres de cada cuatro musulmanes que residen en nuestro país se siente "muy o bastante a gusto" en España, según los resultados obtenidos de una encuesta encargada por los ministerios de Justicia, del Interior y de Trabajo. Este estudio pretende valorar el grado de integración de los musulmanes inmigrantes en España, un colectivo que valora, sobretodo, la libertad y el respeto a las creencias religiosas. Entre los datos obtenidos en el informe destaca el número de musulmanes que defiende la violencia para difundir la religión y que ha descendido en el último año en un 2%. Sin embargo, todavía hay un 5% que se considera próximo o simpatizante con movimientos integristas.

La muestra se ha realizado sobre 2.000 inmigrantes musulmanes de los que un 74% se encuentra "muy o bastante a gusto" en nuestro país, aunque este porcentaje aumenta a un 83% entre los que llevan más de 10 años residiendo en España. Este elevado porcentaje se debe, según el 64% de los encuestados, a que no existe rechazo ni recelo hacia la religión que practican.

Este documento fue presentado hoy por el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo y el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, así como por la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, quienes coincidieron en señalar que la comunidad musulmana está "absolutamente integrada" en la sociedad española. De hecho, según las encuestas realizadas en toda Europa a este colectivo, en lineas generales, quienes mantienen ideas más favorables acerca de la sociedad occidental y de sus valores, son los residentes en España.

Otra de las cuestiones planteadas en este estudio, realizado durante este año y fundamentalmente a musulmanes procedentes de Marruecos, señala que el 13% de los entrevistados ha encontrado "algún tipo de obstáculo" para practicar su religión en España, entre los que destacan la falta de mezquitas (8%) y la ausencia de tiempo para rezar (3%). En este sentido, Fernández Bermejo, manifestó que hay que "facilitar el ejercicio del culto" de los musulmanes "habilitando lugares" para ello. Además, dijo que la ciudadanía se tiene que "dar cuenta de la necesidad de que existan estos espacios de culto".

Y es que la libertad y el respeto a las creencias religiosas son dos de los aspectos que más valoran los musulmanes, ya que la mitad de los encuestados se considera "muy practicantes", mientras que el 34% "practicantes irregulares". Sin embargo, a pesar de los obstáculos que dicen que sufren por algunas circunstancias, el 82% cree que es compatible ser un buen creyente y a la vez español, mientras que sólo el 3% afirma lo contrario.

VIOLENCIA PARA DIFUNDIR LA RELIGIÓN

Uno de los datos que más sorprendió en el estudio realizado el año pasado, fue que el 4% de los inmigrantes musulmanes defendieran la violencia usada como método para difundir la religión. Este año, esta opinión se ha reducido hasta el 2%. Sin embargo un 5% afirma sentirse próximo o simpatizan con movimientos integristas. "Es una cifra muy parecida a la que se da en toda Europa. Es la tasa de marginalidad que toda sociedad tiene en todo el grupo, una cifra normal, estadísticamente hablando", señaló José Juan Toharia, presidente de 'Metroscopia', empresa que realizó el informe.

Por otra parte, en el capítulo de instituciones, las más valoradas por este colectivo son las ONG con una nota de 7 sobre 10, seguidas de la Corona (6,9), el Parlamento (6,3), el sistema judicial y los jueces (6,3) y la policía (6).