Actualizado 30/10/2008 18:01 CET

Michelle Jenner en su debut teatral, una inocente y casta Doña Inés

ep

MADRID, (EUROPA PRESS)

"Los hombres de Paco" le han cambiado la vida a Michelle Jenner. Esta guapa catalana, tras haber sido elegida para encarnar a la dulce y caprichosa Sara, ha tenido que dejar su hogar y trasladarse a Madrid para emprender una nueva vida alejada de los suyos, toda una aventura con la que está consiguiendo hacer realidad sus sueños.

Empezó a trabajar en el mundo de la publicidad siendo una niña, un poco más tarde se lanzó al doblaje y finalmente le atrajo la interpretación. Ha tenido la suerte de no parar de trabajar desde que decidió empezar y ahora, a sus veinte años, se ha convertido en uno de los personajes más populares de la pequeña pantalla.

La guapa catalana debuta ahora en teatro como la casta y pura Doña Inés del "Don Juan" de Zorrila, un texto clásico que, como manda la tradición, se representa todos los años en Alcalá de Henares el día de Todos los Santos.

- Cuéntanos Michelle, ¿que se siente bajo la piel de Doña Inés?

Al principio mucha pureza, Doña Inés es todo inocencia. Luego atraviesa por una revolución de hormonas que no entiende y finalmente sólo ama con locura.

- ¿Cómo te ves con el hábito?

Muy bien, casta y pura, lo de ser monja en la ficción está muy bien, ahora, en la realidad ni loca.

- ¿Va a sorprender mucho este nuevo montaje del texto de Zorrila?

Bastante. Hemos hecho algo diferente a lo que se hace todos los años, la obra está ambientada en el siglo XIX y da mucho miedo. Lo que más va a sorprender es la escena de la quinta de Don Juan, la hemos interpretado bajo el prisma de la violencia de género y resulta impactante.

- ¿Cómo sería tu Don Juan?

No se parecería nada a este, es demasiado violento para mí. Mi Don Juan sería un hombre romántico y con mucho sentido del humor, me gusta que me hagan reír. Valora también que tengan detalles pero sin llegar a lo cursi o pasteloso. Después de eso, un punto picarón nunca es despreciable.

- ¿Cómo afrontas tu debut teatral?

Con muchas ganas, estoy ansiosa por ver que todo ha salido bien. Estoy nerviosa pero a la vez tengo ganas de que llegue ya el día del estreno.

- ¿Impone saber que son más de 20.000 personas las que asisten a ver cada año el "Don Juan"?

Mucho, intento no pensarlo, voy a hacerlo como si fuese un ensayo más y que sea lo que Dios quiera.

- ¿Qué te ha costado más de esta nueva experiencia?

Tranquilizarme y dominar los nervios, lo he preparado muy bien pero siempre impone todo lo nuevo.

-¿Habrá más teatro después de este montaje?

Me gustaría que lo hubiese, todo depende de que pueda compaginarlo con la serie.

- ¿Qué vais a hacer para que no llueva?

Le hemos llevado huevos a Santa Clara.

- ¿Estás muy bien arropada?

Sí, Juan Codina, Concha Cuetos y Paco Balladares, los tres me están ayudando a disfrutar del texto y relajarme.

- ¿Te ha sido difícil meterte en la piel de una mujer de otra época?

No, te metes rápido en el papel, el vestuario ayuda mucho y tener un texto en verso ya ni te cuento.

- ¿Habéis empezado ya a rodar la nueva temporada de "Los hombres de Paco"?

Sí, seguramente volvamos a emitir en enero. No puedo adelantar mucho, sólo que esta nueva temporada las tramas policiales serán más cortas, dos o tres capítulos como mucho cada caso.

- ¿Cómo estais viviendo la ausencia de Hugo Silva en la serie?

Echándole mucho de menos.

- ¿Tu no te planteas dejar la serie?

De momento no, mientras pueda compaginarla con otros proyectos seguiré porque estoy muy agusto allí. Lo que quiero es poder hacer de todo. La tele es una gran escuela, aprendes mucho.

- Ahora que te has establecido en Madrid, ¿no echas de menos a tus padres?

Mucho, pero ahora el trabajo está aquí, no puedo elegir.

- ¿Qué ventajas tiene el haberte tenido que independizar tan pronto?

Ahora hago vida en pareja, esa es una gran ventaja, pero las comidas de mamá se echan mucho de menos.

-¿Qué tal se te da la cocina?

La verdad es que bien, me voy apañando.

- ¿Cómo llevas la fama?

Bien, hago la misma vida que hacía antes, intento que no me afecte. Hay cosas con las que tienes que tener cuidado pero intento no darles demasiada importancia.

- ¿Qué te gusta hacer cuando no estás trabajando?

Descansar. Últimamente no paro y cada vez que tengo un rato libre lo dedico a dormir. Me gusta mucho ir de tiendas o pasar tiempo con mis mascotas, tengo un perro y un gato.

- ¿Tienes algún defecto?

Todos los de mi signo, soy una Virgo muy típica, demasiado perfeccionista y maniática con el orden.

- Si algún día dejaras la serie, ¿qué no olvidarías nunca?

Sobre todo a la gente, he conocido a gente estupenda en esta serie. Adriana Ozores es mi mamá madrileña y junto a ella todos mis compañeros, tenemos un equipo estupendo en "Los hombres de Paco".