Nicolas Cage, 'El Luchador' y los anabolizantes

Actualizado 14/03/2009 12:34:52 CET
Ep

LOS ANGELES, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Nicolas Cage rechazó protagonizar 'El Luchador' ('The Wrestler'), la cinta que ha resucitado como actor a Mickey Rourke, le puso a las puertas del Oscar y le hizo ganar un Globo de Oro. Según confesó el protagonista de 'Ghost Radier', se negó a cincelar su cuerpo a base de anabolizantes y esteroides para convertirse en una masa de músculos.

"Rechacé el papel porque me exigían llegar a un punto de forma física al que no tenía tiempo para alcanzar, por tanto tendría que haberme atiborrado de esteroides, algo a lo que no estaba dispuesto", afirmó en declaraciones a Access Hollywood durante la presentación en Nueva York de su nueva película 'Señales del futuro', desmintiendo así que fueran los productores y el director los que decidieron prescindir de él en favor de Rourke.

En todo caso, a Cage no le duelen prendas al reconocer el gran trabajo que hizo Rourke metido en la piel de Randy 'The Ram' Robinson: "La película parece escrita para Mickey. Por alguna razón, ellos consiguieron la financiación de la película en el momento justo", apuntó respecto a los problemas de financiación que estuvieron a punto de dejar el film de Darren Aronofsky en el cajón.

Sea como fuere, en el caso de Cage ya llueve sobre mojado y esta confesión demuestra una vez más que no tiene muy buen ojo a la hora de elegir sus papeles. Hace ya más de un año el ganador de un Oscar en 1996 por 'Leaving Las Vegas' también reveló que dejó escapar sendos papeles protagonistas en dos de las sagas más exitosas de la historia reciente del cine: 'The Matrix' y 'El señor de los anillos'.

Cage pudo haber dado vida a Neo, el protagonista de la saga 'The Matrix' de los hermanos Wachowski, y también a Aragorn, el personaje principal en la trilogía de 'El señor de los anillos' que dirigió Peter Jackson, pero no aceptó porque estos papeles suponían pasar mucho tiempo fuera de casa y el hogareño sobrino de Francis Ford Coppola tenía que cuidar de su familia. Todo un padrazo.