Actualizado 27/06/2006 22:45 CET

Nicole Kidman, "abrumada" por el buen trato que ha recibido en Australia

SYDNEY (EP/AP)

Nicole Kidman está "abrumada" por la generosidad que recibió en Australia durante su boda, dijo su publicista, mientras los recién casados comenzaban su luna de miel en una isla solitaria del sur del océano Pacífico, según algunos informes.

La actriz y su esposo, el astro de la música country Keith Urban, fueron vistos ayer cuando salían de Australia en un avión privado, un día después de haberse casado en una capilla a la luz de las velas en Sydney.

El lugar al que se dirigían era secreto, aunque según algunos rumores la pareja efectuó reservas en un lujoso hotel de Fiji donde el guitarrista Keith Richards de los Rolling Stones se habría lesionado al caer de una palmera en abril.

El gerente Rob Miller se negó a ofrecer información sobre los huéspedes del hotel. "No revelamos nada", dijo Miller a la AP el martes. "Lo primero que uno hace cuando llega a Wakaya es desaparecer".

Sin embargo, algunos informes de la prensa australiana sugirieron que Kidman y Urban viajaron a Tahití.

Wendy Day, la publicista australiana de Kidman, dijo que Kidman se emocionó por la generosidad que le demostró la gente en su boda. "No sólo se emocionó ... estaba abrumada", expresó Day a la prensa local. "No podía creer la cantidad de apoyo y la cordialidad ... que estaba allí para ella", indicó.