Actualizado 16/07/2007 20:35 CET

La nueva serie de TVE "Hay que vivir" reconstruye historias reales de superación personal

La Primera de TVE estrena el 18 de julio una nueva serie de ficción Hay que vivir , que recoge cinco historias reales de superación personal con el propósito de emocionar, enseñar y animar al espectador. Las historias, basadas en hechos reales, tienen como protagonistas a héroes anónimos que han tenido que enfrentarse a serios problemas de salud y los han superado gracias al apoyo de personas e instituciones.

Mujeres invisibles es el título del primer capítulo de la serie, que muestra el duro trance de varias protagonistas tras ser diagosticadas de cáncer de mama. Todas ellas tienen su enfermedad como nexo común y juntas se enfrentan para superar las dificultades.

Los tratornos alimenticios se reflejan en el segundo capítulo Aprendiendo a vivir , en el que un chico y una chica adolecentes sufren por no aceptarse como son y caen en el infierno de la anorexia y la bulimia. Ambos protagonistas se conocen en un centro de tratamiento y comparten sus experiencias para luchar contra tan dura enfermedad psicológica.

El jugador nos cuenta la historia de un ludópata, su obsesión por conseguir dinero para jugar se convierte en una adicción incontrolable. Otra adicción, el alcoholismo, se explica en el capítulo Años perdidos , en el que los dos protagonistas tratan de salir adelante tras tocar fondo. La última realidad que compone la serie cuenta la expericencia de un paciente que necesita un transplante urgente de hígado.

Almudena Ariza presentará este nuevo espacio que recoge el valor y la lucha en procesos largos y adversos. Además, tras el capítulo de ficción se emitirá un documental sobre la historia en la que se ha basado la recreación del caso.