Actualizado 19/01/2009 21:43 CET

Paco Valladares regresa a los escenarios recuperado de la leucemia que sufrió en 2008

Europa Press

MADRID,(EUROPA PRESS)

El año 2008 fue especialmente amargo para el veterano actor Paco Valladares, que sufrió una leucemia que le apartó de los escenarios durante algún tiempo. Pero este año, el actor vuelve con más energías que nunca a su trabajo para interpretar la obra teatral "Llama un inspector", junto a su amiga Concha Cuetos. La obra, escrita por J.Briestley y dirigida por Román Calleja, permanecerá ocho semanas en el teatro Reina Victoria de Madrid.

Además del apoyo de sus familiares y amigos de profesión, Paco ha contado con un extraordinario carácter optimista para afrontar la enfermedad, sin el que probablemente no se habría recuperado tan rápidamente. "El carácter es fundamental, hay que tomarse la enfermedad pensando que es algo de lo que vas a salir sin problemas, es algo lógico". De hecho, muchos miembros del equipo, entre los que se encuentra un amplio reparto de gente joven, destacó el valor de Paco y explicaron que no habían querido retomar la obra hasta que él estuviese completamente recuperado de la leucemia.

- ¿Qué te atrajo de esta obra?

A mí lo que más me atrajo fue la obra en sí, ya que el personaje no es el papel de mi vida. Lo que pasa es que yo pocas veces he hecho de hombre duro, un industrial egoísta, rácano y advenedizo, con ínfulas de aristócrata. Así que me dije: tengo que componer a este personaje ordinario. Es un señor que aunque lleve traje, es un ordinario.

- ¿Qué crees tener en común con tu personaje?

Nada, yo creo que nunca he tenido nada en común con ninguno de los personajes que he interpretado, pero con éste mucho menos.

- Siempre dicen que hay que tener algún parecido con tus personajes, pero ¿eso no se cumple en tu caso?

Pues yo con éste no me identifico en absoluto, porque ni soy industrial, ni un egoísta ni un advenedizo.

- ¿Cómo ves a las nuevas generaciones de jóvenes actores?

Pues me gustan mucho estos actores porque me recuerdan mucho a mí cuando empecé en esto, tienen muchísima ilusión. Y me gusta que hagan teatro, porque ahora todos quieren ser actores de televisión, por la popularidad y el dinero: Los actores de hoy en día quieren ser ricos y famosos enseguida. Cuando yo empecé no había televisión, sólo cine y teatro. Como hacer cine era muy difícil, entonces te preparabas para ser actor, pero no de cine, de teatro ni de nada, simplemente actor, y una vez lo eras trabajabas donde fuese.

- ¿Tú no tenías esas aspiraciones a la fama y la popularidad?

No,cuando empecé, mi meta era ser un buen actor. Se ganaba muy poco en el teatro, y de hecho se sigue ganando muy poco, es el medio que menos dinero dá, y donde más se trabaja.

- ¿Mantienes la misma ilusión en tu trabajo que antes?

Sí, yo sigo manteniendo el mismo entusiasmo con el que trabajaba cuando empecé, con más experiencia y algo más doloroso, porque ves las dificultades que hay.

- Habéis comentado que ésta obra iba a remover conciencias...¿de qué manera lo va a hacer?

No te lo puedo explicar ahora mismo, porque entonces tendría que explicar la obra completa, pero esto es una alta comedia de temática policíaca, y además de eso, tiene una carga social muy fuerte. Por eso estoy seguro de que va a emocionar al público. Nadie va a salir indiferente de ver la obra de teatro "Llama un inspector".

- ¿Qué lugar ocupa el teatro en tu escala de valores?

Lo más importante para mí son mi familia y mis amigos, a la par que el teatro. Pero mira, lo más importante es la salud, sin ninguna duda y por encima todo.

- Nadie mejor que tú puede hablar de ese tema, ya que has pasado recientemente una leucemia, ¿cómo te encuentras ahora?

Estoy divinamente, aunque ahora un poco acatarrado. Pero esto al lado de la leucemia no es nada.

- ¿Cómo recuerdas el comienzo de la enfermedad?

La leucemia ya la tengo como algo muy lejano:pero recuerdo que es como si te diesen un golpazo en la cabeza, del que reaccionas repentinamente y piensas ¿cómo voy a salir de ésta?, ¿cuál es la solución?. Si me hubiese deprimido, habría tenido dos enfermedades, y con una ya tenía bastante. Y por eso sólo tuve una, la leucemia, de la que gracias a Dios salí.

- Tu carácter ha influído mucho a la hora de combatir la leucemia...

El carácter es fundamental, hay que tomarse la enfermedad pensando que es algo de lo que vas a salir sin problemas, es algo lógico.

- ¿Has notado el apoyo de la gente de tu alrededor en este tiempo?

De todo el mundo, ha sido una cosa tremenda. Y no te puedo hablar solamente de mi familia y amigos, sino de gente de la profesión incluso con la que no tenía mucho roce porque no habíamos trabajado juntos, o que hacía siglos que no veía. Ha sido estupendo.

- ¿Qué le has pedido al año 2009?

Que me quede como estoy, a nada bueno que sea este año, ya va a ser maravilloso al lado del 2008.

- Profesionalmente, ¿qué te queda por hacer?

Yo todavía soy de los que se piensan que me queda toda la vida por delante. Menos Romeo o Hamlet, porque ya soy muy mayor para eso.