Paul McCartney y Heather Mills se enfrentan en los juzgados durante cinco días consecutivos

EP
Actualizado 16/02/2008 12:59:58 CET

MADRID (EUROPA PRESS)

Se han cumplido ya casi dos años desde su ruptura matrimonial, pero Paul McCartney y Heather Mills siguen encontrándose en los juzgados. Durante toda esta semana ha tenido lugar en Londres el juicio por la última fase de su divorcio, al final del cual el cantante y la ex modelo debían llegar a un acuerdo. Para afrontar el proceso, Mills ha despedido a sus abogados y ha decidido defenderse a sí misma. Y tan segura está de su estrategia que demanda al ex Beatle, nada más y nada menos, que dos de las casas que éste tiene en propiedad, seguridad privada las 24 horas del día y dos niñeras que le ayuden a cuidar de la pequeña Beatrice, además del pago de sus gastos médicos y los de su hija, un entrenador personal, empleados de servicio para la casa y un secretario. Anteriormente, Heather Mills también había pedido a su ex marido 120 millones de euros en concepto de pensión, mientras que McCartney sólo está dispuesto a pagar 65 millones.

Así las cosas, Paul ha asegurado que costeará sin ningún problema todo lo concerniente a su hija, pero se niega a pagar los "caprichos" de su ex mujer, según informó a 'The Sun' una fuente cercana a Heather. Asimismo, el artista quiere que el acuerdo de divorcio incluya una cláusula de confidencialidad que impida a la británica desvelar los detalles de su divorcio en los medios de comunicación. Pero Mills, que ya ha hecho caja realizando polémicas declaraciones sobre su matrimonio, se niega en rotundo alegando que tiene derecho "a defenderse de lo que de ella dice la gente".

Ajenos a estas disputas matrimoniales, Nicolas Sarkozy y Carla Bruni continúan con su romance. La modelo y cantante italofrancesa ha concedido una amplia entrevista a la revista francesa 'L'Express', en la que manifiesta su deseo de que su boda con el presidente galo dure para siempre: "Seré primera dama hasta el final del mandato de mi marido y su esposa hasta la muerte". Así de rotunda se muestra Bruni, quien también ha explicado que seguirá viviendo en su apartamento parisino y que el disco que está preparando será el último que grabe mientras dure el mandato de Sarkozy. Finalmente, Carla Bruni asegura que quiere desempeñar el papel de primera dama "seriamente" y adelanta que el primer viaje oficial que hará junto a su marido será en el mes de marzo a Reino Unido.

Muy enamorada se declara también desde hace años Shakira, quien ha asegurado al periódico uruguayo 'El País' que "fantaseo con tener hijos, con vivir una vida feliz al lado de Antonio por muchos años, más allá de lo que representa una ceremonia". Sin embargo, la cantante colombiana ha negado que vaya a casarse con Antonio de la Rúa, desmintiendo así las informaciones de un funcionario que afirmaba que la pareja había tramitado los papeles para la ceremonia en un juzgado de Montevideo. De hecho, Shakira comentó que se había enterado de estos rumores por la prensa e ironizó diciendo que "si me voy a casar, me envíen la invitación primero". Así pues, la estrella latina no pasará todavía por el altar, para alegría de todos sus seguidores, que dentro de unos meses podrán disfrutar de su último disco, cuyos últimos detalles los está ultimando Shakira en la finca que posee en Punta del Este.

Por su parte, David Beckham está intentado convencer a Victoria para adoptar a una niña. La 'Spice Girl', que ha dado a luz a tres niños, siempre ha expresado su deseo de quedarse embarazada de nuevo para ir a por la niña. Sin embargo, desde que realizó su viaje a Sierra Leona, su esposo se plantea seriamente la opción de recoger a una pequeña de un orfanato africano. Al parecer, la experiencia de ver a niños desprotegidos en tan duras condiciones marcó mucho a David, que piensa que tiene una familia "afortunada" y "muy privilegiada" y que ellos podrían darle amor y una esperanza de futuro. El deportista ha compartido esta inquietud con muchos de sus amigos, entre ellos el actor Tom Cruise, quien adoptó dos hijos con Nicole Kidman durante su matrimonio.

En la crónica nacional, esta semana se han publicado unas fotografías en las que la Infanta Elena aparece divirtiéndose en Baqueira. La hija mayor de los Reyes pasó varias jornadas en la pista de esquí acompañada de su hermana, la Infanta Cristina, y de sus hijos, Felipe Juan y Victoria Federica. Además, allí la Infanta coincidió con un amigo, Carlos Ruiz de Velasco, monitor de esquí de sus hijos, a quien recibió con un cariñoso saludo. En un principio, la perspectiva desde la que fue tomada la imagen hizo disparar los rumores sobre una posible relación sentimental, algo que los medios han desmentido rápidamente al aclarar que el acompañante de la Infanta es un amigo de la Familia Real y que está casado con cuatro hijos.

Finalmente, Concha Velasco ha confesado en exclusiva a 'Diez Minutos' que se sintió culpable de su ruptura matrimonial hasta que Pedro Marsó dijo en público que le había sido infiel. En este sentido, la veterana actriz, que actualmente triunfa en televisión con la serie 'Herederos', comenta que del productor sólo quiere recordar que tuvo junto a él dos hijos maravillosos, Manuel, de 32 años, y Paco, de 29. Además, Concha dice que es ahora cuando vuelve a ser feliz, pero reconoce que tiene una asignatura pendiente: mirar al pasado sin rencor. Sin embargo, Concha afirma que ahora es el momento de centrarse en su familia y "mirar sólo al futuro".