Quim Gutierrez, el goya al mejor actor revelación 2007, quiere triunfar en el cine francés.

Quim Gutierrez.
EP
Actualizado 21/07/2008 14:07:04 CET

OBTUVO EL RECONOCIMIENTO DE LA ACADEMIA DE CINE ESPAÑOLA CON LA PELÍCULA "AZULOSCUROCASINEGRO"

El joven actor Quim Gutiérrez, muy conocido por su actuación en la película Azuloscurocasinegro , ha decidido lanzarse al mundo cinematográfico francés en el II Encuentro Hispano-Francés de Cine, celebrado para promover las co-producciones entre los dos países vecinos. A pesar de ser conocido en nuestro país por ganar el Goya al Mejor Actor Revelación el pasado año, Quim asegura que el recibir este galardón no ha cambiado nada con respecto a antes. A nivel público, ha tenido poca repercusión , afirma el joven, ya que fuera del mundo del cine, poca gente le reconoce por ganar este premio.

-¿Por qué has querido participar en un encuentro con gente de Francia?

-Porque me viene muy a huevo, yo no sabía francés hasta hace tres meses. Acabé la última película a finales de diciembre y me fui un mes y medio a París a estudiar francés, y lo que sé es por esa estancia ahí. Me va genial, porque así pongo en práctica lo aprendido. Yo tengo buen inglés, entonces no me preocupa, y soy consciente que por cercanía, hay muchas oportunidades de trabajar en Francia.

-¿Ser joven es un impedimento o una ventaja en el mundo del cine?

-Es relativo, porque hay más papeles para gente joven que para gente mayor, pero al mismo tiempo hay más gente joven que quiere subirse al carro, con lo cual hay más papeles pero también más gente que en la época de Carmen Maura o Victoria Abril. Se trata de tener la oportunidad, estar en el sitio correcto en el momento correcto.

-¿Qué opinas de la gente que se hace famosa sin merecerlo?

-Es cierto que hablar de intrusismo actualmente es una tontería, porque el que vale, vale, y el que no, no. Hay un mercado que favorece que gente que no pertenece a la profesión pueda entra en ella. A mí personalmente este mercado no me interesa en general, no quiero trabajar con gente que valora otro tipo de cosas a las que yo me dedico. Entiendo que ese mercado interese, porque además da mucho dinero. Me molesta cuando estéticamente es aberrante, como ocurre casi siempre. Me refiero a proyectos concretos...Me parece que comercialmente es rentable para algunos. Por ejemplo, que Paris Hilton y Nicole Ritchie pongan un reality, a eso me refiero...

-¿Te asustan las críticas?

-En general no me asusta, me puede dar rabia, me puede hacer sentir bien, pero depende mucho de de quién venga la crítica, y la forma de decir las cosas. Una crítica de un ser cercano puede ser infinitamente más dolorosa y puede hacer cambiar en relación al trabajo que he hecho, que lo que pueda decir un periódico, pero al mismo tiempo es cierto que el hecho de que hablen de ti públicamente puede llegar a doler mucho. Pero es parte de la profesión, cuando haces algo público estás a merced de que se pueda opinar sobre tu trabajo. Sería hipócrita decir que cuando haces algo, no te asusta lo que vayan a decir. Pero la crítica está bien cuando está fundamentada, pero a veces es retórica barata y virtuosismo del que escribe.

-¿En qué formato te sientes más cómodo trabajando?

-Cada formato tiene sus cosas, últimamente tengo más ganas de hacer cine, pero también las tengo de hacer teatro, y paradójicamente yo he trabajado mucho en televisión, y he aprendido mucho ahí. Lo que pasa es que, la televisión, al menos la que se hace aquí, no me satisface tanto como el cine o el teatro, porque lo que se prioriza no me satisface. Para nada critico la televisión, porque he aprendido mucho en ella, pero ahora mismo prefiero otras cosas.

-¿Cómo llevas la fama tras ganar el Goya?

-Bien, porque a nivel público ha tenido muy poca repercusión. Hay poca gente fuera de la profesión que me reconozca por el Goya, con lo cual muy bien.

-Sinceramente, ¿te lo esperabas?

-En mi fuero interno, sí que puedes creer que te lo mereces, pero cuando miras a los otros ves cosas por las cuales ellos también pueden merecerlo. Yo decidí que tanto si me lo daban como sí no, me lo iba a pasar bien. Yo sabía que si no me lo daban me iba a cabrear y me iba a disgustar, tanto si pensaba que me lo daban como si no. Así que opté por creer que sí y pasármelo muy bien todo el periodo anterior. Me busqué vestido, se lo busqué a mis padrees vinieron mis padres a Madrid...Con lo cual decidí pasármelo bien. Sino, ya lloraríamos, y ya nos emborracharíamos.

-¿Eres muy crítico contigo mismo cuando ves tu trabajo?

-Muchísimo, soy implacable, y eso es algo que hay que mejorar, porque no es justo por mí mismo.

-¿Te llueven más ofertas como la noche del Goya?

-Si es cierto que llegan más cosas, lo que pasa es que lo que me lleva no casa con lo que yo quiero, o no supone el reto que quieres que te pongan. Sí hay más cosas, pero no he trabajado mucho más, pero no porque no me ofrecieran.

-¿Cómo te gustaría estar en el futuro?

-Espero estar centrado, pero me gusta poco proyectar a ese nivel. En el futuro, me gustaría trabajar en dos proyectos al año, pero poder combinar una vida personal rica y una vida laboral. Me gustaría tener hijos, lo que pasa es que mi trabajo exige tiempo. Me gustan los animales, pero me muevo mucho, con lo cual me costaría tenerlos.

-¿Se liga más siendo actor?

-No, yo hice la primera serie con 12 años en Cataluña, con lo cual viví muy pronto lo bueno y lo malo de ser conocido desde muy pequeño, y no he notado ningún cambio por el hecho de ganar un Goya. Sí que te conoce más gente, pero ahí hay que decidir por qué se te acerca quien lo hace y si te interesa o no interesa.