Los Reyes Felipe VI y Letizia entregan los Premios Innovación en Valladolid

Actualizado 02/07/2014 10:57:28 CET
- EUROPA PRESS

MADRID, 2 Jul. (CHANCE) -

Más de doscientas personas han recibido entre aplausos a los Reyes de España, Felipe VI y Letizia, en los accesos al Museo de la Ciencia de Valladolid donde han participado en la entrega de los Premios Nacionales de Innovación y Diseño 2013, acto que ha motivado su tercer viaje desde la proclamación tras visitar Cataluña y El Vaticano.

El rey Felipe, de traje y con portafolios, y la reina Letizia, con twin-set de color rojo, falda estampada, bolso de mano y un maletín de trabajo, han hecho su entrada a las 12:30 en el Museo de la Ciencia de Valladolid, donde les esperaba el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, para presidir la ceremonia de entrega de los Premios Nacionales de Innovación y Diseño 2013, que otorga el Ministerio de Economía y Competitividad.

Los Reyes, que acuden por primera vez a Castilla y León desde su proclamación como soberanos, fueron recibidos también por el delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma, Ramiro Ruiz Medrano, y la presidenta de las Cortes regionales, María Josefa García Cirac, y el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, entre otras autoridades.

A continuación se han dirigido al auditorio del centro museístico, un edificio que albergaba una antigua fábrica harinera y que fue reconvertido en un espacio de arquitectura modernista para su inauguración en el año 2003.

Tras este primer saludo los Reyes accedieron al Salón de Actos del Museo de la Ciencia para entregar los premios de Innovación y Diseño, pero antes escucharon un discurso de bienvenida del alcalde de Valladolid, quien trasladó el "incondicional apoyo" de la capital de Castilla y León a los monarcas. "Valladolid es una ciudad leal y comprometida y que ha sido epicentro de la vida política y testigo de excepción de la historia de España", ha manifestado.

EL REY FELIPE, DE TRAJE Y CON PORTAFOLIOS, Y LA REINA LETIZIA, CON TWIN-SET DE COLOR ROJO, FALDA ESTAMPADA, BOLSO DE MANO Y UN MALETÍN DE TRABAJO

Tras la entrega de galardones los Reyes realizaron un breve recorrido por los exteriores del museo para hacerse la tradicional fotografía de familia con los premiados Juan Miguel Villar Mir, Premio Nacional de Innovación en la modalidad 'Trayectoria Innovadora'; el Servicio Gallego de Salud, en la modalidad de 'Compra Pública Innovadora'; Ferrovial e Inoxpa, en la categoría de Internacionalización'; Pablo Martín Badosa, Premio Nacional de Diseño en la modalidad 'Profesionales', y Figueras International Seating, Premio Nacional de Diseño en la categoría de 'Empresa'.

Los monarcas abandonaron el recinto en torno a las 14.30 horas, a la salida les esperaban un centenar de ciudadanos a los que saludaron desde el coche oficial mientras ellos lanzaban vítores y ondeaban banderines de España.

JUAN MIGUEL VILLAR MIR, PREMIO NACIONAL A LA TRAYECTORIA INNOVADORA, QUIEN AGRADECIÓ LA PRESENCIA EN EL ACTO AL REY FELIPE VI Y A LA REINA SOFÍA

El acto no estuvo exento de anécdotas, como la protagonizada por Juan Miguel Villar Mir, Premio Nacional a la Trayectoria Innovadora, quien agradeció la presencia en el acto al Rey Felipe VI y a la Reina Sofía. Un lapsus que rectifico inmediatamente entre las risas de los invitados.

La mañana de los nuevos monarcas a orillas del Pisuerga ha dejado tres simpáticas anécdotas que han oxigenado la ceremoniosidad y la corrección propia de un acto de estas características.

La primera de ellas tenía lugar durante el discurso de uno de los premiados con los galardones de los Premios Nacionales de Innovación y de Diseño 2013. Juan Miguel Villar Mir, que recibía el reconocimiento a la Trayectoria Innovadora, se dirigía al Rey Felipe Sexto y a la Reina Doña Sofía. Las risas se hacían presentes en el auditorio del Museo de la Ciencia, los monarcas sonreían y el galardonado se tomaba con humor el despiste.

Despiste también el del nuevo Rey que, durante la lectura de su discurso, tuvo unos segundos en blanco tras perderse en la alocución. Reaccionó de forma espontánea reconociendo la confusión y siguió con sus palabras. Precisamente su majestad volvía provocar las risas de todos los presentes cuando estuvo a punto de nombrar a su esposa como la Princesa "nos alegra mucho a, la princesa iba a decir, a la Reina y a mí".

EL REY FELIPE VI SE QUEDÓ UNOS SEGUNDO EN BLANCO TRAS DURANTE SU DISCURSO

La última de las tres anécdotas 'regias' tuvo lugar antes de que el Rey interviniera. Previamente habían subido al atril la directora general de Innovación, el alcalde de Valladolid, el presidente de la Junta de Castilla y León, la secretaria de Estado de Investigación y dos de los premiados. Todos ellos mucho más bajitos que el monarca. Por eso retiraron un peldaño que elevaba a los anteriores intervinientes y que les dejaba a la misma altura que Felipe VI. De nuevo la sala volvió a sonreír al descubrir la 'trampa'.

Y más sonrisas: la de los Reyes que, hasta las dos y media de la tarde que emprendieron regreso a Madrid, disfrutaron de un ágape con los invitados de la entrega de Premios. Felipe VI y Doña Letizia se mostraron sonrientes, simpáticos y muy cercanos a todos aquellos que les saludaron. No dudaron en fotografiarse con quienes se lo pidieron y entre conversación y conversación hubo tiempo para tomar un pincho y una caña.