Actualizado 31/05/2007 2:03:45 CET

Rocío Madrid nos abre las puertas de su casa para presentarnos a su hija Candela

BODA, CASA Y BEBÉ EN MENOS DE CINCO AÑOS, LA PRESENTADORA DISFRUTA CON ORGULLO DE SU MATERNIDAD

Rocío Madrid dio a luz el pasado mes de enero a su primera hija, un precioso bebé fruto de su matrimonio con el futbolista Ángel Morales. En casa de la pareja no se para de repetir lo hermosa que es la criatura y no es para menos, Candela es una niña realmente encantadora. Tiene sólo tres meses y ya está pendiente de todo, sonríe sin recelo y escucha ensimismada cuando su madre le canta. El padre está encantado, Rocío conoció a Ángel haciendo Crónicas Marcianas y aquel tímido futbolista resultó ser su media naranja, en menos de cinco años la pareja se ha casado y disfruta de su primer bebé mientras restauran una antigua masía que han comprado en Tarragona.

-¿Qué tal se porta?

-Ahora que tiene tres meses es muy buena, pero durante todo el primer mes y medio se dedicó a llorar mañana, tarde y noche. Nació con cólicos y nada funcionaba, lo hemos pasado muy mal las dos. Es ahora cuando estoy disfrutando más de ella, mira para todos lados y no para de reír.

-¿A quién se parece más?

-Cuando me la dieron era clavada a Ángel, ahora también le veo parecido a la familia de mi madre. Es clavada a mi hermana pero mío no le veo mucho la verdad, como mucho la forma de los labios.

-¿Y en cuanto al carácter?

-De carácter me temo que se parece a mi y mira que preferiría que se pareciese al padre. Es muy dramaturga y muy sentida, cuando le haces algo te mira y parece que cuenta hasta tres antes de ponerse a llorar desconsoladamente y luego al minuto se calla y empieza a reír.

-¿Cómo estás tu?

-Ahora estoy mejor pero ha sido muy duro, el nacimiento de un bebé lo altera todo. El primer mes y medio no puedes casi disfrutar pero después lo malo se te olvida. Ahora me mira con la boca abierta cuando le canto, se queda quieta y sonríe sin parar, ahora estoy disfrutando mucho con ella.

¿Qué dice su padre?

-El papá está como loco con la niña, llega a casa pensando sólo en verla y no deja de repetir lo guapa que es.

-¿Ha cambiado algo en ti por el hecho de ser madre?

-Mi carácter sigue siendo el mismo, lo que ha cambiado son las prioridades de mi vida: ahora lo primero es la niña y todo lo demás va después.

-¿Qué tipo de madre quieres ser?

-Me gustaría establecer con ella la misma relación que tengo yo con mi madre, quiero darle una educación liberal, le daré cuerda siempre y cuando me demuestre que sabe utilizarla. Ya está prematriculada en un colegio británico para que sea bilingüe. No soy para nada conservadora, quiero que tenga claro que no me voy a asustar de nada de lo que me cuente.

-¿Te gustaría tener más?

-Si, lo he pasado muy mal en el parto pero la naturaleza es sabia y aquellos días cada vez quedan más lejos, ya casi ni me acuerdo. Sólo por lo que ha significado para mí mi hermana tengo que darle a Candela un hermano. Si todo va bien tendré otro pero sólo uno más.

-¿Qué vas a hacer con el trabajo?

-El trabajo es lo que está más complicado, lo mío está todo en Madrid y yo estoy en Barcelona y por ahora de aquí no me puedo mover. Ángel tiene que aprovechar los años que le quedan de carrera aquí y yo no me puedo permitir estar fuera de casa de lunes a viernes porque me pierdo a la niña. Tengo claro que a la niña no me la quiero perder pero a la vez no quiero abandonar mi vida profesional, es un tema complicado. Lo he pensado mil veces y me da mucha pena pero está muy complicado, intentaré hacer pequeñas cosas aquí en Barcelona e ir pensando sobre la marcha, según las ofertas que me lleguen, todo se puede hablar y arreglar. Habrá que esperar a que salga algo que se adapte a la situación actual que tengo, para lo bueno o para lo malo esta profesión me permite hacerlo así. A veces te da pena, he luchado mucho por hacerme un hueco y dejarlo aparcado cuesta pero lo pasaría peor lejos de mi niña.

¿Qué tal va vuestra relación?

-Muy bien, estamos atravesando una de las mejores épocas de nuestra relación, el principio fue bonito, como en todas las relaciones pero nada que ver con como estamos ahora. Ángel y yo somos el uno para el otro, yo puedo decir que la media naranja existe. Así hemos terminado, no llevamos ni cinco años juntos y ya estamos casados, tenemos una niña y nos estamos haciendo una casa nueva. Sólo espero que las cosas no cambien. Ángel fue lo mejor que yo me llevé de Crónicas marcianas , gracias a aquel programa le conocí.

-¿Esperabas conectar de esa manera con él cuando le conociste?

-Para nada, le puse un mensaje a mi hermana diciéndola que había conocido a un futbolista guapísimo, tan guapo que seguro que sería tonto. Luego resultó ser tímido como el sólo y más inteligente que ninguno.

-¿Eres más futbolera ya?

-No, mira que me gustaría pero soy incapaz, no me gusta nada el fútbol. Al conocer a Ángel descubrí que existía El Español como club de fútbol. En general no me gusta ningún deporte, cuando voy al campo a ver a Ángel sólo puedo fijarme en lo bien que le queda la equipación.

-¿Qué proyectos tenéis en común?

-Nos hemos comprado una masía en Tarragona y estamos arreglándola con toda nuestra ilusión.

-¿Es cierto que un bebé une?

-A nosotros nos ha unido pero no sirve para unir, si las cosas van mal un bebé desune muchísimo más, todo depende de las circunstancia.