Actualizado 22/01/2007 19:00 CET

Rocío Madrid presenta a su hija Candela

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Rocío Madrid y su marido, el jugador de fútbol Ángel Morales, se convirtieron en padres de una preciosa niña de ojos verdes y de nombre Candela que nació en la Clínica del Pilar de Barcelona. Algunos problemas durante el parto hicieron que los médicos se decantaran por practicarle una cesárea.

Completamente recuperada, la simpática actriz, que abandonó el hospital acompañada de su madre, Carmen, y de sus suegros, contó cómo había sido el parto: "Fue duro, porque siempre te imaginas el parto de una forma natural, pero estas cosas no son como una quiere, sino como vienen. Es una niña, pero pegaba unas patadas que me dejaban sin respiración".

La futura mamá, que dijo que la pequeña era idéntica a su padre, comentó que Candela lloraba mucho por las noches: "Las primeras noches ha sido un poco juerguista, porque se tiraba toda la noche llorando ¡Es que sólo quiere comer!". La joven malagueña, que contó que la niña pesó 2,750 kilos y midió 45 centímetros, confesó que su esposo estaba un poco triste, ya que por su profesión había estado poco con ella: "Estaba triste porque por su trabajo no le dan días de permiso, y encima ahora está en Tarragona y sólo ha podido estar un poquito con ella; pero está muy contento como yo, no nos lo creemos".

Rocío Madrid, que aseguró que le dará el pecho a la pequeña, confesó que en este momento lo más importante del mundo es su hija: "Le voy a dar el pecho. Igual que en el embarazo, me lo he querido tomar con tranquilidad y muchos proyectos profesionales los he apartado. Mi primera niña sólo pasa una vez y la pienso disfrutar a tope. El trabajo es secundario, por supuesto. Ahora mismo para mí no hay nada más importante".