Actualizado 11/06/2008 16:49:44 +00:00 CET

Vicky Martín Berrocal: "La mujer que estaba al lado del Cordobés ha cambiado, he tenido que aprender a vivir yo sola"

Vicky Martín Berrocal
EP

LA DISEÑADORA SEVILLANA ES LA IMAGEN DE "LEVADURA A+E", VITAMINAS DIRIGIDAS AL EMBELLECIMIENTO DE LA PIEL, UÑAS Y PELO

Son muchas las firmas que requieren de su imagen para diferentes acontecimientos y en esta ocasión ha sido para celebrar el décimo aniversario de Levadura A+E , vitaminas dirigidas al embellecimiento de piel, uñas y pelo, por lo que nadie mejor que Vicky Martin Berrocal para representar las cualidades de la marca.

Dice encontrarse en un momento feliz de su vida, en paz y en paro televisivo , porque aunque ahora mismo no le veamos en la pequeña pantalla, sigue trabajando en sus colecciones de flamenca, lo que le llevará a estar encerrada en su taller hasta finales de julio para después poder disfrutar de unas vacaciones junto a su hija Alba.

La diseñadora sevillana confiesa mantener una batalla eterna con la alimentación porque todo lo que me gusta engorda , pero ahora se ha tomado en serio lo de practicar deporte. Asegura que la mujer que conocimos al lado de El Cordobés ha cambiado, pero que su corazón marcha muy bien. Quizás el culpable de ello sea su actual pareja, el empresario Israel Bayón.

Estás celebrando el décimo aniversario de un producto que contribuye a mejorar nuestra piel, uñas y pelo, ¿ pero tú tienes algún secreto de belleza?

Pues mira, como secretos de belleza tengo cuidarme, mirar también la alimentación, que es una guerra y una batalla continua... Soy una mujer grandota, no soy delgada, no lo he sido nunca, y además, todo lo que me gusta engorda, por lo que tengo un problema increíble.

¿Y qué es lo que más te gusta?

Los dulces, la pasta..., todo lo que más engorda, eso es lo que más me gusta. De la lechuga no me gusta ni el color, y esa es la batalla que tengo. Ahora estoy haciendo deporte , estoy consiguiendo tener una disciplina que normalmente no la he tenido, que es lo más me cuesta. Después, todo esto de tomarte unas pastillas porque te va a mejorar el pelo o las uñas, es mucho más fácil de hacer y además eficaz. Ojalá existiera una pastilla que nos adelgazara y fuera solamente tomártela y ya está.

Has estado muy ocupada en estos dos últimos años con Channel nº 4, con La familia Mata , también como jurado en Supermodelo ..., ¿es ahora el momento de tomarte un descanso?

Llevo cuatro meses en lo que la gente llama vacaciones o descanso, pero yo digo que estoy en el paro, ¿por qué no? Digo en el paro en todo lo referente a la televisión y todo el jaleo que yo estaba metida, porque en lo profesional sigo con mi colección de vestidos de flamenca, ahora estoy preparando las colecciones de noche y de novias. Y estoy haciendo muchas más cosas, me han ofrecido hacer desde joyas hasta todo lo que tu te puedas imaginar... Pero siempre he dicho que hay que ir con calma en esta vida, no se puede correr, llevo cuatro años diseñando y creo que es momento de ampliar un poco más porque tengo mucha demanda de novias y de noche. Ahí no estoy en paro, en paro estoy en la tele porque además creo que lo necesitaba, era vital. Mi hija me necesitaba, yo también quería un descanso. He estado durante dos años cogiendo de ocho a diez aviones por semana y eso hay que pasarlo, no es fácil. Al principio lo coges con mucha ilusión porque te gusta hacerlo, pero después... ¡no veas!

¿Qué tal fue tu experiencia como actriz?

Bueno, yo no me vi mucho, tenía muy pocas secuencias en cada capítulo. Me gustó, porque aprendí, creo que hay que probarlo todo. Y es que por ese entonces estaba con la serie, con Supermodelo , con la tercera colección en homenaje a Valentino..., eran demasiadas cosas. Y de repente dije que no haría televisión por un tiempo y es lo que hecho, centrándome en la moda flamenca que es la que a mí me da satisfacción. Ahora tengo proyectos en televisión muy buenos, pero no sé...

¿Nos podrías adelantar algo de esos proyectos?

Es que hay unos pocos, varias cadenas de televisión... Entonces ahí estoy, yo creo que en un mes o así ya sabré algo...

¿Y este verano tendrás vacaciones?

Este verano no, me iré a mi taller a trabajar porque pienso que cuando te pones el listón muy alto, cuando haces algo que a la gente le ha gustado tanto, que lo han considerado... Es malo que lo diga yo, pero es que cuando al día siguiente de presentar mi colección cogí los periódicos, hablaban de una colección casi de alta costura. Entonces, cuando tú haces algo grande o por lo menos, desde mi punto de vista, correcto, porque es algo que me gusta, que he hecho yo, el problema del año siguiente es que siempre vas a tener que hacerlo mejor, y eso requiere de mucho tiempo y estar en el taller al pie del cañón que si con la modista, la patronista..., tengo que estar con todo el gran equipo que tengo. Como no sé si tendré el tiempo que se necesita para hacer la colección en septiembre u octubre, pues a finales de junio, cuando se termine el colegio, me meteré en el taller hasta finales de julio, en agosto cerramos, y algún fin de semana que tenga libre me iré a la playa.

¿Tendrás tiempo de disfrutar algo de esas vacaciones con tu hija?

Sí, el tiempo que esté conmigo no trabajaré que será en agosto y estaré con ella, pero en julio...

¿El éxito de tus colecciones te hacen exigirte más a ti misma?

De la primera colección a la última ha habido un aprendizaje a través de los años. Mi primera colección ya era diferente, sobre todo por los tejidos. Yo no quería utilizar un tejido de toda la vida, quería utilizar uno que fuera como mío, que tuviera un sello, y es la seda, muy complicado de coser para la flamenca, muy caro, que es muy difícil a lo hora del patronaje porque todo lo que tú le hagas se queda marcado. Todo lo que hago es mucho más complicado que trabajar con otro tipo de telas, pero es que me enloquece, disfruto como nada. Cuando saco una colección lo puedo comparar como el día que tuve a mi hija... La satisfacción, la alegría que me da, independientemente del reconocimiento, que luego se suma a todo lo que yo siento. Aunque no existiera ese reconocimiento, el solo hecho de pensar que he hecho algo... Pero yo sé que emociona, no quiero que guste más ni menos, sino que emocione y que a mí también me emocione cuando lo hago. Son muchas muchas horas de trabajo, y lo hago yo sola, entonces cuando sale todo eso por ahí... ¡Se puede parar el tiempo!

¿Ha cambiado mucho la aquella Vicky que conocimos al lado de El Cordobés con la de ahora?

Bueno, Vicky ha cambiado... Vicky era una mujer que se dedicaba a su marido, que vivía en el campo..., era diferente esa mujer que estaba al lado de El Cordobés que la de ahora porque he tenido que aprender a vivir yo sola y a enfrentarme a todo yo sola. En ese sentido creo que soy una persona muy valiente, me considero una mujer valiente. Pero creo que son cambios que se van dando a lo largo de toda la vida, de la misma forma que no soy la misma Vicky antes que después de Channel nº 4, o antes que después de hacer una colección... Son diferentes etapas de la vida que te van haciendo cambiar.

¿ Y cómo te encuentras en estos momentos de tu vida?

Muy en paz, muy tranquila, muy ilusionada... Yo creo que hay que aprender a ser feliz. Sé que es muy difícil poder decir yo soy feliz , porque es una palabra muy compleja, muy grande. Hay que aprender a vivir con lo que uno tiene y no pedirle más a la vida, y yo por eso soy feliz, no pido más. Seguir con mi trabajo, con mi familia, que los míos estén siempre a mi lado y que no me abandonen nunca..., yo creo que con todo esto no se puede pedir más.

¿Y en el plano sentimental también te encuentras tan plena?

Bueno, el corazón me va muy bien...