Casado ve un "disparate" hablar euskera en La Rioja porque sería "lo mismo" que hablar valenciano en Almería

Casado saluda a dos señoras desayunando en el Paseo de Almería
Europa Press-Rafael González
Publicado 13/11/2018 14:07:51CET

ALMERÍA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Pablo Casado, ha criticado este martes el trato que quiere dar el PSOE a las lenguas cooficiales que, según ha dicho, "se han usado contra los niños para segmentar" y ha calificado de "disparate" que quiera equipar el euskera al castellano en regiones como La Rioja.

"¿Qué será lo próximo? ¿Que nos hagan hablar valenciano en Almería por eso de la cercanía geográfica? Sería lo mismo, un disparate", ha dicho durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum y que se ha celebrado en Almería.

Casado, quien ha acompañado al líder del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha censurado que el PSOE quiera "oficializar" el bable "que nadie habla" en Asturias, el catalán en Aragón, la inmersión lingüística en Valencia y Baleares o que "Navarra sea absolutamente euskaldun, asumiendo hasta sus símbolos".

"Me pregunto si a la presidenta andaluza y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, le parecen bien estas imposiciones y me gustaría que me contestara", ha dicho para reiterar que se trata de "un disparate".

En esta línea, Casado ha expresado su "gran preocupación" ante la reforma educativa que propone el Gobierno de Pedro Sánchez y que ha calificado de "muy mala para nuestros niños" frente a la ley actual promovida por el PP "que ha bajado la tasa de abandono escolar un seis por ciento, que ha prestigiado la FP Dual como en Alemania o consagrado la libertad de elección de los padres".

"¿Por qué me va a decir a mí un político a qué colegio tengo que llevar a mis hijos? Lo llevaré al que a mí me dé la gana que para eso pago impuestos", ha espetado.

El presidente del PP ha criticado con dureza que la propuesta del ministerio que dirige Isabel Celaá se haya "cargado" las evaluaciones para "controlar" el sistema educativo con "responsabilidad" y ha advertido de que va en "dirección contraria" a lo que demanda el mercado laboral.

"Son muy malas noticias, por no hablar del trato a las lenguas cooficiales cuando se ha visto como en Valencia, Cataluña y Baleares se usan contra los niños para segmentar cuando el idioma debe ser riqueza", ha concluido.