Feragua asegura que la lluvia "no se ha notado casi nada" en los embalses: "No se pueden lanzar las campanas al vuelo"

Archivo - Una persona se refugia con un paraguas de la lluvia, foto de recurso
Archivo - Una persona se refugia con un paraguas de la lluvia, foto de recurso - Pablo González - Europa Press - Archivo
Publicado: viernes, 9 diciembre 2022 12:44

SEVILLA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua), Pedro Parias, ha apuntado que la lluvia de los últimos días "sirve básicamente para saturar el suelo", pero ha precisado que en el caso de los embalses "todavía se ha notado prácticamente nada" y tiene que seguir lloviendo para que "entre agua de forma significativa".

Así, Parias ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que "son lluvias bienvenidas y absolutamente necesarias", y que sirven
básicamente para "saturar el suelo que estaba muy seco y llenar los primeros perfiles", que llevaban "un déficit hídrico muy importante", ya que "a esta fecha, por regla general, en Andalucía tendría que haber llovido ya 200 litros por metro cuadrado y llevamos una media de 50", aunque ha precisado que hay puntos en los que "ha llovido ya más de 100 litros".

Respecto a los embalses, ha indicado que "todavía no se han notado prácticamente nada" estas lluvias, exceptuando "un poquito en los embalses del sistema del Rivera de Huelva, que abastece a Sevilla, donde se han podido coger cuatro o cinco hectómetros". Pero "realmente todavía no hemos notado entrada significativa en los embalses", y "no se puede, por tanto, lanzar las campanas al vuelo".

"Tiene que seguir lloviendo para que entre agua significativa en los embalses, y llover más en la parte de Córdoba, Jaén, Granada", ha apuntado Parias, quien ha añadido que el cauce principal del Guadalquivir "tampoco ha incrementado sus caudales", porque "la tierra se ha tragado prácticamente toda la lluvia", ha remarcado.

Sobre el regadío, el secretario general de Feragua ha indicado que "el momento de necesidades de riego es a partir de marzo o abril, y la cubrimos con la lluvia o los embalses" y el nivel de la cuenca "sigue el 18%, no se ha movido", con lo cual, de cara a la campaña de riego, "estas lluvias de momento no han significado nada".

"Son positivas porque están empezando a saturar los perfiles del suelo y sirven para que lo que llueva luego pueda escurrir y llegar a los embalses", ha señalado, y ha añadido que "también son muy positivas para arboleda, el olivar, los naranjos, y puede ser incluso negativa el exceso de agua sobre alguna hortícolas de invierno".

Más información