Publicado 29/01/2020 12:53CET

Imbroda insiste en que "no ha lugar" al "veto" parental y pide a Vox que "deje en paz" a los docentes y alumnos

Javier Imbroda es fotografiado durante su visita a Córdoba.
Javier Imbroda es fotografiado durante su visita a Córdoba. - EUROPA PRESS

CÓRDOBA, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, ha insistido este miércoles a Vox en que en el sistema educativo andaluz "no ha lugar" al "veto" parental, a la vez que ha pedido a esta formación que "deje en paz" a los docentes y a los alumnos respecto a este asunto.

En este sentido y en declaraciones a los periodistas, Imbroda, que ha visitado en Córdoba las obras del nuevo CEIP que se ubica en la zona de Turruñuelos, ha reaccionado así al conocer que miembros de Vox han repartido folletos a favor del llamado 'pin parental' a la puerta de colegios, reiterando el consejero que éste es "un debate esteril y artificial", para empezar porque "en nuestro sistema educativo ya existen cauces para que las familias puedan decidir qué actividades pueden hacer sus hijos", en concreto, "a través de los consejos escolares".

En consecuencia, "no es necesario ese pin parental", siendo cuestión aparte el que "se puede mejorar la supervisión de las actividades e informarlas mejor", pero, en cualquier caso, "no ha lugar a esa opción de veto" de los padres a la participación de sus hijos en actividades aprobadas por los consejos escolares, donde están representados los padres, dejando claro Imbroda que a eso "no ha lugar en nuestro sistema educativo".

Además, en toda Andalucía, según ha subrayado, solo ha habido "dos casos" en este ámbito en el último año, y no se puede olvidar, según ha recordado, que "cuando ocurre alguna incidencia, las delegaciones territoriales (de Educación) y los equipos directivos, a través de la Inspección Educativa, intervienen y se corrigen" situaciones, si es preciso, "y no pasa absolutamente nada".

Junto a ello, Imbroda ha dicho que no le agrada "este mensaje que Vox está trasladando de desconfianza hacia nuestros docentes y, evidentemente", según ha subrayado, eso él no lo puede consentir" y, por eso, a "estos señores que han ido repartiendo esta publicidad a las puertas de los centros educativos que, por favor, dejen a nuestros docentes y dejen a nuestros niños y jóvenes en paz", y que "saquen esas cuestiones de nuestros centros educativos".

De hecho, según ha argumentado Imbroda, "los centros educativos no pueden ser espacios de revanchas ideológicas", lo que le ha llevado a pedir que "pongamos sentido común y dejemos que nuestros docentes desarrollen de una manera tranquila su labor".