Save the Children apunta que sufren mayor riesgo de pobreza las familias monoparentales, unas 326.000 en Andalucía

Publicado 03/05/2019 10:52:46CET

SEVILLA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Save the Children ha recordado que las familias formadas por madres solas con hijos a cargo se enfrentan a un mayor riesgo de pobreza y exclusión social. En Andalucía se calcula que hay 326.000 hogares monoparentales, un 18,6 por ciento del total nacional, la mayoría (80%) son madres solas con hijos, y el 20 restante son hombres solos, según los datos de la Junta recogidos por la organización.

El 60 por ciento de los hogares andaluces que están formados por un adulto con uno o más hijos a cargo se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social. El 24 por ciento de estos hogares tiene dificultades para llegar a fin de mes; el 20 no puede hacer frente a gastos imprevistos; el 9,5 sufre retrasos en el pago de la hipoteca o alquiler; y un 18 solo puede ir de vacaciones una vez al año, según ha informado Save the Children en un comunicado.

El director de Save the Children en Andalucía, Javier Cuenca, ha considerado "prioritario" que el Gobierno andaluz ponga en marcha medidas decididas para garantizar los derechos de los niños que viven en este tipo de familias, "favoreciendo que tengan acceso prioritario a las prestaciones sociales de ámbito autonómico, como la Renta Mínima de Inserción que debe ser reformada para eliminar la pobreza infantil en Andalucía".

"Cuando hablamos de hogares monoparentales hay que tener en cuenta que se trata una realidad muy presente en nuestra sociedad y que lleva el rostro de mujer. Los hijos de estas madres solas son uno de los colectivos más vulnerables a la pobreza y a la exclusión social en Andalucía y en el resto de España", añade el director territorial.

Cuenca ha resaltado que este tipo de familias se ve "muy condicionada por la falta de oportunidades laborales y de una red de apoyo, por la brecha salarial o la imposibilidad de conciliar su vida personal y profesional". "No podemos dejar a estas madres solas por más tiempo. Necesitan el apoyo de políticas que contribuyan decididamente a compensar y corregir sus desventajas", recalca.

A nivel estatal, cuatro de cada diez familias encabezadas por una mujer en España está en riesgo de pobreza y un 25 por ciento vive en situación de pobreza severa, según Eurostat. En España hay un total de 1,8 millones de hogares monoparentales, de los cuales el 82 por ciento suponen madres solas con hijos a cargo.

Más de la mitad de estas madres solas no pueden afrontar gastos imprevistos: un 17,6 por ciento ha tenido retrasos en los pagos del alquiler o la hipoteca, un ocho no consigue comer carne, pescado o su equivalente vegetariano cada dos días y un 14 no puede tener la casa a temperatura adecuada, según la Encuesta de Condiciones de Vida 2018.

La ONG denuncia además que la pobreza que afecta a las madres solas es "persistente", dado que el 29,5 por ciento de las familias encabezadas por una mujer llevan atrapadas en el círculo de la pobreza al menos dos de los últimos tres años, tal y como afirma Eurostat.

España es el país que menos pobreza reduce de toda la Unión Europea, conforme a Eurostat. El Estado solo reduce un 20 por ciento la pobreza en hogares con niñosy, en el caso de las familias encabezadas por una mujer, la reducción de la pobreza es incluso inferior (14%). La ONG ha explicado que la exclusión que sufren estas familias incide en la salud física y mental de las madres y de sus hijos, por lo que ha incido en la necesidad de que "el Estado reconozca su especial vulnerabilidad, y lleve a cabo políticas concretas y eficaces para reducir la pobreza de forma urgente".

Además de en Andalucía, Save the Children trabaja en programas en la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Catalunya, Comunidad de Madrid y Euskadi que buscan romper este círculo de transmisión de la pobreza de padres y madres a sus hijos a través de la educación. La organización atiende anualmente a más de 8.000 niños en riesgo de exclusión social y a cerca de 660 familias a través de sus programas de lucha contra la pobreza infantil.

La atención consiste en actividades de refuerzo escolar y de ocio y tiempo libre, así como de reparto de material escolar. Los profesionales de la ONG también facilitan ayuda psicológica y terapia psicosocial a las familias.

Para leer más