Teresa Rodríguez no descarta apoyos a PSOE-A con "un programa de políticas de cambio" para ser "barrera a derechas"

En Sevilla, la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, y el coordin
Jesús Prieto - Europa Press/Archivo
Publicado 16/10/2018 14:47:25CET

Maíllo cree que Susana Díaz debe decidir "si se desmarca de que vaya a gobernar con Cs" tras las elecciones

SEVILLA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La coordinadora general de Podemos Andalucía y candidata a presidir la Junta por 'Adelante Andalucía', Teresa Rodríguez, ha asegurado que la confluencia andaluza es "una barrera a las derechas" en esta comunidad, a la par que no descarta apoyos al PSOE-A con "un programa de políticas de cambio" tras las elecciones autonómicas que se celebrarán el próximo 2 de diciembre.

En una entrevista en 'Carne Cruda', recogida por Europa Press y junto a su homólogo en IULV-CA y candidato a la Vicepresidencia, Antonio Maíllo; Rodríguez ha asegurado que la confluencia apoyaría "un programa" y que es "barrera a las derechas, algo que Susana Díaz no puede decir".

Así, si bien 'Adelante Andalucía' aspira a tener una mayoría suficiente que le permita gobernar en la comunidad, si no lo logra, apostaría "por un programa de políticas de cambio", pues cree que "cuando el PSOE está débil y no tiene más remedio que llegar a acuerdos con nosotros, no tiene más remedio que subir el SMI o las pensiones contributivas".

Al respecto, Maíllo, aunque ha avisado de que el escenario andaluz ahora mismo es "muy volátil", se ha mostrado convencido de que el PSOE-A perderá apoyos y que tras elecciones "se asume que habrá una coalición de apoyos o con 'Adelante Andalucía' o con Cs", mientras explica que el problema a abordar entonces serán las "políticas que se hagan". "Susana Díaz debe decidir si se desmarca de que vaya a gobernar con Cs", como cree que tiene previsto tras las elecciones.

En cualquier caso, el número uno de la confluencia por la provincia de Sevilla ha asegurado que 'Adelante Andalucía' no va a permitir que ni el PP-A ni Cs gobierne en Andalucía, pero tampoco entrará a formar parte de un gobierno de Susana Díaz.

De otro lado, y al hilo de los casi 40 años que el PSOE-A lleva al frente del Gobierno andaluz, Teresa Rodríguez ha considerado que esto se debe a que Andalucía es una tierra "resistente a las derechas" y no porque en Andalucía "estemos aceptemos las redes clientelares o estemos aclimatados a la corrupción".

"Somos la única comunidad que no nos fiamos de forma casi genética de la derecha", ha agregado antes de apuntar que tantos años de socialismo también es consecuencia de que "hasta ahora no hemos sido capaces de plantear una alternativa al PSOE-A, que ya es incapaz de plantear propuestas de progreso". Y es que, a su juicio, "el conservadurismo en Andalucía se llama PSOE-A, por sus propuestas y por sus alianzas", en alusión a sus acuerdos con Cs, partido con el que cree que el PSOE-A volverá a "priorizar" los acuerdos tras el 2D porque le resulta "más cómodo".

En cualquier caso, asegura que la alternativa al susanismo "no podría pasar por el PP", partido que cuando ha gobernado muchos años en un lugar, "se han producido las mismas redes clientelares o casos de corrupción". "El régimen en Andalucía se llama susanismo; en Madrid, PP, y en Galicia, ahora Feijoo y antes, Fraga". "Es necesario seguir impugnando el régimen y asumir nuestra responsabilidad" para impulsar políticas progresistas que impidan un giro a la derecha, ha defendido.

De su lado, Maíllo ha planteado que las prioridades de 'Adelante Andalucía' serán luchar contra la precariedad desde la administración pública, condicionando las ayudas a las condiciones laborales que se desarrollan en las entidades y empresas; recuperar los servicios públicos desde lo público, y una reforma de la administración que vincule la transparencia necesaria en los procesos de gestión de las consejerías con órganos participativos que "supongan un contrapoder de los representantes y una adecuación de la administración a los servicios y no del partido que gobierna".