Publicado 16/03/2021 13:37CET

Instalados siete nuevos desfibriladores en recintos culturales de Alcalá de Guadaíra (Sevilla)

Los nuevos desfibriladores se suman a los 15 con los que ya cuentan las instalaciones deportivas alcalareñas.
Los nuevos desfibriladores se suman a los 15 con los que ya cuentan las instalaciones deportivas alcalareñas. - AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA).

   ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha instalado siete nuevos desfibriladores en varios edificios culturales de la ciudad, lo que supone una garantía asistencial en el caso de accidentes cardiovasculares entre el público usuario. Se suman a los 15 disponibles en instalaciones deportivas alcalareñas. Este nuevo equipamiento está subvencionado con 10.500 euros en el marco del Plan Supera VII de Diputación Provincial, dentro del programa de dotación de desfibriladores en instalaciones deportivas y culturales.

   El equipamiento se enmarca en el programa municipal específico para la dotación desfibriladores en instalaciones deportivas y culturales de Diputación Provincial de Sevilla, área de Cultura y Ciudadanía. De este modo, han sido instalado en el Auditorio Riberas del Guadaíra, Biblioteca Pública Editor José Manuel Lara, Casa de la Cultura, Museo, Archivo Municipal, Centro San Miguel y Teatro Gutiérrez de Alba. Como se hizo con los centros deportivos, desde Riesgos Laborales del Ayuntamiento se forma en su uso al personal de atención al público.

   El objeto de este programa es fomentar la instalación y el uso de los desfibriladores externos automatizados en recintos deportivos y culturales municipales con el fin de aumentar las tasas de supervivencia en casos de parada cardiorrespiratoria.

   La ayuda se concibe como subvenciones en especie de acuerdo con lo dispuestos en el artículo 2.1 de la Ley General de Subvenciones, valorándose en 1.500 euros cada desfibrilador y además de su adquisición e instalación, Diputación Provincial asume el mantenimiento de los dispositivos por un periodo de dos años.

   Estas instalaciones públicas municipales son visitadas de forma periódica por un gran número de personas, tanto para asistir a espectáculos en una franja horaria determinada como servicios más prolongados en el tiempo. En cada una, el desfibrilador se ha colocado en un punto visible y accesible para su uso inmediato en caso de emergencia.

   Los trabajadores y responsables de estas instalaciones reciben formación homologada para la utilización de los desfibriladores. Los aparatos se conectan de forma automática al activarse con el 112 y tienen capacidad para conocer el histórico de aperturas y utilizaciones realizadas, las técnicas de reanimación ante casos de parada cardio respiratorias (PCR), así como los procedimientos a seguir en el caso de utilización del desfibrilador, entre otras.

   Una de las características de estas unidades es que detectan la PCR por fibrilación ventricular u otras arritmias graves, y aconseja o no la descarga para reactivar el ritmo normal. Si la descarga no es necesaria, por no ser parada cardio respiratoria , ésta no se activa. Los equipos desfibriladores se colocan en una cabina homologada con alarma, kit de primeros auxilios y su correspondiente señalética.

   Además de los instalados en dependencias culturales, Alcalá cuenta con desfibriladores semiautomáticos en la piscina cubierta Los Alcores, pabellón cubierto Plácido Fernández Viagas, polideportivo de Malasmañanas, instalaciones deportivas Los Lirios, gimnasio Pablo V campo de fútbol Pablo VI, instalaciones deportivas La Paz, centro polideportivo San Juan, piscina cubierta Distrito Sur, pabellón cubierto Distrito Sur, campo de fútbol Distrito Sur, municipal de Oromana, municipal de Rabesa, estadio Ciudad de Alcalá e instalaciones deportivas San Francisco de Paula.

   La normativa obliga a la instalación de estos dispositivos sólo en aquellos edificios en los que pueda darse una asistencia de público superior a las 5.000 personas. No obstante el Ayuntamiento alcalareño ha optado por cardioproteger estos edificios como garantía para sus usuarios. En el caso de instalaciones deportivas la ley indica que deben contar con desfibrilador aquellas que superen la capacidad de 500 personas, por lo que Alcalá se ajusta a la normativa.

Contador

Para leer más