Contsa repara en el astillero un velero alemán de 100 años y "evidencia su posibilidad de recuperación"

Actualizado 19/04/2013 19:18:55 CET

SEVILLA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El velero alemán 'Alexander von Humboldt' arribará al puerto hispalense el día 21 de abril para ser reparado en el dique seco del astillero de Sevilla, por parte de la empresa Astilleros Contsa Huelva, que utilizará en régimen de autorización administrativa temporal estas instalaciones de construcción naval titularidad de la Autoridad Portuaria de Sevilla.

En una nota, el Puerto de Sevilla informa de que se trata del buque escuela alemán "más conocido, con más de 100 años desde su botadura", y lleva el nombre del destacado naturalista y científico alemán. Así, explica que se trata de una embarcación de tres mástiles, de 63 metros de eslora y ocho metros de manga.

Según subraya la Autoridad portuaria, su reparación en las instalaciones del astillero sevillano "evidencia las posibilidades de recuperación de la actividad que se venía desarrollando en esta amplia zona portuaria".

Así, señala que al disponer de un dique seco en "perfecto funcionamiento" se abre un nicho de mercado de reparación de buques, que se une al trabajo que desarrolla la empresa Tecade dentro de la rama de actividad de estructuras 'off-shore', como los tres megadepósitos que a finales de 2012 se embarcaron con destino a la plataforma petrolífera 'Eldfisk' en el Mar del Norte y de la más habitual de construcción de barcos que temporalmente desarrolla la empresa Vulcano para finalizar la fabricación de tres barcos de la empresa Astilleros de Sevilla ya desaparecida.

"El sector metalmecánico tiene opciones para su mantenimiento con una orientación en ramas diferentes que la que hasta ahora se venía desarrollando, pero no por ello menos interesantes para el desarrollo económico y el empleo", sentencia.

El 'Alexander von Humboldt' empezó su carrera en la costa alemana del Mar del Norte como barco-faro en 1906, poco antes de que este tipo de barcos quedara obsoleto para la función de faros móviles. Actualmente está equipado con los más modernos instrumentos de navegación y aparatos de comunicación. Cuenta con un total de 25 velas que totalizan 1.036 metros cuadrados de trapo en tres mástiles, todas las maniobras se realizan de forma manual, como subir al palo mayor con una altura de 30 metros.