Publicado 21/10/2020 14:45CET

La sección 'Las Nuevas Olas' del Festival de Sevilla acoge 20 títulos cinematográficos

Ghosts, ópera prima de la turca Azra Deniz Okyay
Ghosts, ópera prima de la turca Azra Deniz Okyay - FESTIVAL DE SEVILLA

La modalidad apuesta por voces renovadoras con ocho trabajos de nuevos realizadores europeos

SEVILLA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las secciones Las Nuevas Olas y Las Nuevas Olas No Ficción sorprenden de nuevo con películas que proponen asuntos de largo alcance y que desafían las narrativas convencionales "con atrevimiento e innovación". Una programación de 20 títulos que se fija en aquellos talentos que renueva el panorama del cine europeo, sin perder de vista a "maestros inquietos que siguen mostrando un insobornable espíritu joven y una resistencia a no perder frescura ni capacidad de riesgo".

En tiempos que replantean las dinámicas y reglas de las relaciones amorosas, en la sección Las Nuevas Olas coinciden películas que reflejan esa revisión constante. Ocurre en 'Seven Small Coincidences', vuelta al cine de un viejo rockero de espíritu joven, el húngaro Péter Gothár. Magyar szépség, con una trayectoria a sus espaldas iniciada en los años 70, propone un extraño encuentro: el de un matrimonio y su hijo con una joven cuya llegada trastocará su tranquila y rutinaria existencia, detalla la organización del certamen en una nota de prensa.

Tampoco es común el naturalista triángulo amoroso que plantea 'Oasis': el cineasta serbio Ivan Ikic nos conduce hasta una institución real para personas con discapacidad intelectual y apuesta por tres de ellos como protagonistas de una poderosa historia de amor y deseo. Ambientado en la Yugoslavia de Tito, el film se presentó en Venecia, y fue premiado con el Europa Cinemas Label , reconocimiento de los exhibidores europeos, y que suele aumentar la promoción y circulación de los films que consiguen su sello.

La finlandesa Hannaleena Hauru pone el foco en las relaciones sentimentales en 'Fucking with Nobody', que dirige, escribe y coprotagoniza. "En tono de comedia fresca y canalla, y jugando con elementos propios de la sátira y la autoficción, el film sigue la peripecia de una cineasta con un proyecto profesional que podría alterar su convencida soltería: crear una falsa relación romántica en Instagram".

Y en el contexto de una rara pandemia que genera la pérdida de memoria de sus víctimas, el protagonista de 'Apples' acude a un programa de rehabilitación que debe servirle para crear nuevos recuerdos y, en definitiva, una nueva personalidad. Tragicomedia melancólica, sirve de carta de presentación de Christos Nikou, que debuta como director tras ejercer de asistente de Yorgos Lanthimos en films como Canino. Apples conserva el minimalismo y el humor negro propios del cine de la Nueva Ola Griega.

Personajes en situaciones límite, vidas amenazadas, rebelión contra la opresión. Varios de los títulos de Las Nuevas Olas nos sitúan en ese contexto. Ocurre, por ejemplo, en 'Ghosts', la enérgica ópera prima de la turca Azra Deniz Okyay, que ganó la Semana de la Crítica en el Festival de Venecia y que da una vuelta de tuerca al subgénero de vidas cruzadas. La película es un "vigoroso grito de rabia contra el sometimiento de la población y retrata a una generación de jóvenes, la de la propia directora".

La cinta 'Night of the Kings', de Philippe Lacôte, convierte a su protagonista en una especie de Shcherezade de Las 1001 noches. Tras ser encarcelado en la gigantesca prisión de MACA, una de las más grandes de África, un joven es obligado a participar en una tradición que le obliga a pasar toda una noche contando una historia a sus compañeros de condena bajo la amenaza de ser asesinado si fracasa en su misión.

Por su parte, la supervivencia y la gestión emocional del shock, sobrevuelan el potente punto de partida de 'Conference', que firma el ruso Ivan I. Tverdovskiy y obtuvo excelentes críticas en Venecia. Un film que gira en torno a las consecuencias del traumático ataque que un grupo de terroristas chechenos llevó a cabo en el Teatro Dubrovka de Moscú en el año 2002.

En 'Naked Animals', de Melanie Waelde, se muestra un "íntimo y descarnado retrato" de un grupo de adolescentes en una ciudad de provincias alemana: jóvenes desorientados, sin rumbo, cuyas esperanzas solamente encuentran cobijo en su amistad grupal, mientras que 'Honey Cigar', de Kamir Aïnouz, aborda una reflexión sobre el legado y la identidad con apuntes autobiográficos. Un relato que da la perspectiva de una joven, francesa de segunda generación, dividida entre dos culturas: la tradición y la modernidad, las costumbres de su lugar de origen, Argelia, y las del país que acogió a sus padres años atrás.

Otros dos largometrajes ya anunciados también ponen el foco en personajes en pleno proceso de reconstrucción íntima: la coproducción franco-lituana 'Walden', de Bojena Horackova, hace una melancólica y poética mirada a dos momentos de la vida de una mujer, en su adolescencia antes de la caída del Muro y del comunismo, y 30 años más tarde, cuando regresa a Lituania tras su exilio francés. Y la película española 'Pa'tras, ni pa'tomar impulso', de Lupe Pérez García, retrata a una carismática y enérgica bailarina de flamenco que viaja a Argentina tras un desengaño amoroso para replantearse toda su existencia.