Actualizado 25/10/2011 16:20 CET

El uso de anticonceptivos en las mujeres se consolida, pero se mantiene una "elevada exposición" a embarazos no deseados

El preservativo y la píldora siguen siendo los métodos más utilizados

SEVILLA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El uso de métodos anticonceptivos en las mujeres españolas se consolidado en los últimos años, si bien aún se mantiene una "elevada exposición" al riesgo de un embarazo no deseado, según revela la 'VII Edición de la Encuesta de Anticoncepción en España' que han presentado este martes de forma simultánea en varias ciudades españolas el Equipo Daphne y Bayer Healthcare.

La muestra, que de forma periódica y desde 1997 pregunta a las mujeres españolas sobre sus hábitos en materia de anticoncepción, se ha tomado a un total de 2.096 mujeres de entre 15 y 49 años, en la que en general se muestra una consolidación favorable del uso de métodos anticonceptivos, que se sitúa en torno al 75 por ciento de encuestadas.

A este respecto, el doctor José Luis Dueñas, profesor titular de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Sevilla, ha detallado que los métodos más usados siguen siendo el preservativo y la píldora anticonceptiva, cuyo uso ha ido aumentando progresivamente a lo largo de los años hasta consolidarse en torno a un 37 por ciento en el caso de preservativo y un 18 por ciento en el de la píldora.

Opciones más recientes como la del 'doble método' (uso combinado del preservativo y un método hormonal como la píldora), también han ido abriendo camino en las franjas de edad más jóvenes y se sitúa en un 1,3 por ciento.

No obstante, las españolas siguen manteniendo una elevada exposición al riesgo. De hecho, la encuesta revela que el no uso de protección anticonceptiva, el recurso a métodos poco eficaces y el mal uso o uso inconsistente (no en todas las relaciones sexuales) de métodos como el preservativo, hace que 1.950.000 mujeres se expongan al riesgo de un embarazo no deseado en sus relaciones sexuales.

Entre las usuarias del preservativo, un 20,3 por ciento, por ejemplo, dice no utilizarlo en todas sus relaciones. La interferencia del método en el momento de la relación (35,8%), lo imprevisto de la misma (50,3%) o el estado de euforia del momento (9,9%) son algunas de las razones esgrimidas por las usuarias del preservativo para no utilizarlo siempre.

ESPAÑA MANTIENE FALSAS CREENCIAS Y MITOS

De las respuestas de este sondeo, España se sigue diferenciando del resto de Europa, además de por el uso mayoritario del preservativo, por el mantenimiento de falsas creencias sobre los métodos hormonales como la píldora que impiden un uso más normalizado de la misma.

A pesar de ser éste uno de los métodos hormonales que más ha evolucionado y de los mejor valorados por las usuarias encuestadas, un alto porcentaje de las que no la usan dicen no hacerlo por temor a efectos secundarios "como que la píldora engorda, siendo esto algo que no se puede asociar a las píldoras actuales".

Para la doctora Agnès Arbat, responsable médica del área de Salud de la Mujer de Bayer, la píldora ha sido desde hace 50 años uno de los fármacos que más ha evolucionado, y que lo sigue haciendo, para adaptarse a las necesidades de la mujer, ofreciendo en la actualidad además de anticoncepción, beneficios adicionales para la salud y el bienestar".

Entre estos beneficios, las usuarias de la píldora encuestadas destacan aspectos como el control del ciclo, el alivio de los síntomas premenstruales o la mejora del aspecto la piel y el cabello, siempre según esta encuesta.

También estos mitos se dan entre algunos de los profesionales médicos que siguen recomendando los descansos en la toma de la píldora (entendidos como cortos periodos de tiempo sin tomarla intercalados en un tiempo de toma prologado). Una situación, que aunque en los últimos años se ha ido reduciendo, está "totalmente injustificada" y, en opinión de los miembros del Equipo Daphne, "constituye un factor de riesgo importante que en muchos casos puede conducir a un embarazo no deseado".

FUENTES DE INFORMACIÓN Y SU INFLUENCIA EN LOS HÁBITOS

Para el Equipo Daphne, el análisis de las fuentes de información se convierte en algo fundamental que ayuda a entender esta situación. El recurso al profesional sanitario para informarse sobre anticoncepción no sobrepasa la mitad, mientras que el entorno social va ganando cada vez más importancia hasta alcanzar el 32 por ciento.

Esto es especialmente importante en los más jóvenes, donde además el impacto de un embarazo no deseado es mayor, y en el que sin embargo la fuente de información mayoritaria es el entorno social. Dentro de este entorno social se encuentra el colegio y las universidades, y es ahí donde, según el Equipo Daphne, hay que incidir para mejorar la sensibilización y la educación sobre anticoncepción.

"A lo largo de los años, y por la influencia del entorno social, hemos ido perpetuando falsas creencias y mitos sobre anticoncepción. El trabajo que se ha ido realizando orientado a los más jóvenes ha ido teniendo poco a poco un reflejo y, de hecho, podemos comprobar como se ha ido dando progresivamente un inicio más temprano de la anticoncepción", ha argumentado Dueñas, para quien, sin embargo, se tiene que seguir trabajando en esa línea.

Según el último estudio sobre maternidad adolescente, "la educación puede ayudar a reducir hasta en un 37 por ciento el riesgo de ser madre adolescente", y es por eso que tenemos que incidir en estos aspectos desde las edades más tempranas para ver un impacto y cambio progresivo en los hábitos anticonceptivos de nuestros país", ha zanjado.

El Equipo Daphne, integrado por siete expertos de reconocido prestigio en el ámbito de la Ginecología, tiene como principal objetivo mejorar la educación sanitaria y la salud de la mujer española, con especial atención al fomento de informaciones sobre el uso de métodos anticonceptivos que ayuden a paliar el alto grado de embarazos no deseados registrados en España.