Publicado 30/07/2020 15:13CET

Villalobos pide mirar "lo que une" para acordar el superávit mientras oposición reclama autonomía local

Pleno de Diputación rechaza la moción del PP para pedir al Estado que "no se apropie de los recursos de entidades locales"

SEVILLA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de la Diputación de Sevilla ha rechazado, con el voto contrario de PSOE y Adelante, la moción presentada por el PP para instar al "Gobierno central a no apropiarse de los recursos de las entidades locales", un marco en el que el presidente provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, ha pedido centrarse "en lo que une para que haya un acuerdo" a nivel estatal en cuanto a la utilización del superávit.

Concretamente, la moción que del PP pedía que la Diputación manifestara su "profundo rechazo a cualquier medida tendente a apropiarse los ahorros acumulados por los vecinos de los municipios españoles, tanto de forma directa como vía suscripción de préstamos de las entidades locales al Estado a devolver a largo plazo". También, apostaba por la flexibilización de la regla de gasto para que puedan disponer de la totalidad de sus remanentes de Tesorería para afrontar los efectos de la crisis originada por la Covid-19.

Al respecto, la portavoz del PP, María Eugenia Romero, ha advertido de que se está "orquestando un corralito a los depósitos" de los ayuntamientos, a los que además dejan "mermados de sus competencias". "No estamos de acuerdo con que le quieran quitar sus ahorros a los ayuntamientos como si fueran un cajero automático y liberar sólo el 35 por ciento de los ahorros de los ayuntamientos. Es lo más parecido al timo de la estampita", sentencia. Por ello, pide a Villalobos su apoyo para que los ayuntamientos "puedan gastar su superávit sin tener que entregar sus ahorros.

Ante ello, Villalobos subraya que hay unos 15.000 millones de euros que "hoy no podemos utilizar por la aplicación de la ley y hay un posible acuerdo, aún no firmado", por lo que insta a centrarse "en lo que nos une a todos para llegar a un entendimiento". "Ahora no está autorizado usar un 70 y ¿le vamos a poner pegas a que puedan decir que se puede usar de la noche a la mañana?", se pregunta, indicando que se gestionarían fondos comunitarios y que hay soluciones para los ayuntamientos "en la UCI".

"Si abren todas esas posibilidades, ¿para qué detenernos en lo menor? A mí no me tienen que dirigir ni la Junta ni Madrid, pero ahí estamos luchando para que se respete esa autonomía local. Que el árbol no nos impida ver lo que hay detrás", sentencia. En la misma línea, el portavoz socialista, Antonio Conde, señala que hay que afrontar la realidad de la financiación local para que "entre todos hagamos lo posible para poner este país en marcha". "Es hora de ponernos al consenso y no a la estrategia para que esta España sea tuya, mía y nuestra, como dice la canción", incide.

Por su parte, el diputado de Adelante y alcalde de Arahal, Miguel Ángel Márquez, insta a que se tenga en cuenta a los ayuntamientos y al trabajo que realizan, a la par que ha apostado por que "todos nos sentemos y se debata la financiación local de manera seria, rigurosa y sin intereses partidistas". Además, ha rechazado la moción del PP que "busca la crispación". "Hay que ser coherentes y no fomentar la crispación generando desafección entre los ciudadanos porque es peligrosa al poder conllevar reacciones irracionales que no son las que deberían buscar los políticos", asevera.

Asimismo, la portavoz de Cs, Carmen Santa María, ha pedido flexibilizar el techo de gasto de los ayuntamientos y considera "de justicia que lo que es nuestro se pueda gastar en beneficio de los vecinos". "Lo demás es un atentado contra la autonomía local", avisa, tras pedir a la Diputación que no apoye que el Estado "se apropie de los fondos locales" ante unos ayuntamientos "en primera línea para la reducir el impacto de la crisis en los ciudadanos". "No se pueden realizar medidas falsas y populistas", insiste, criticando además el "doble lenguaje" del PSOE, que "ningunea a Andalucía".

Por último, el portavoz de Vox, Rafael Pablo García Ortiz, critica una medida que supone "confiscariedad, ruina y paro" y pide al PP "dejarse de complejos y actuar con contundencia". "El PSOE lo ve solidaridad pero nosotros consideramos que es propagandismo y propaganda", recalca.