El alcalde de Moscardón (Teruel) espera construir dos viviendas para acoger a nuevos habitantes esta legislatura

Publicado 16/06/2019 11:19:52CET

MOSCARDÓN (TERUEL), 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Moscardón, Manuel Murciano, espera construir dos viviendas nuevas para que se puedan instalar más familias en esta localidad de 50 vecinos, 12 de ellos en edad escolar, situada en la Sierra de Albarracín y que lleva gobernando, ininterrumpidamente, 40 años, de 1979, en régimen de Concejo Abierto. "Es un pueblo pequeñito, pero dentro de las posibilidades vivimos".

Ha señalado que, a día de hoy, "aunque quiera venir alguien no puede venir porque no hay ni siquiera una vivienda para poder habitar, todas son de personas que viven fuera y las tienen solamente para verano y ni se pueden alquilar, ni comprar ni nada".

Manuel Murciano emigró joven y volvió con 28 años, tras lo que puso en marcha "una pequeña industria" de cunicultura, a la que se ha dedicado hasta su jubilación. Ha sido diputado provincial de Teruel durante 12 años y presidente de la Comarca de la Sierra de Albarracín dos legislaturas, y también ha ocupado el cargo de vicepresidente. "Esto le ha venido bien al pueblo porque si no sales, mal te van a ir las cosas".

"Son muchos los proyectos que hemos hecho", ha explicado Murciano, indicando que, a lo largo de estas cuatro décadas, se han renovado las tuberías de la localidad, se han asfaltado calles y hay dos hoteles, un restaurante, un bar y, desde hace 10 años, dos depuradoras. "Empezamos a cero, como todos los pueblos, y hemos hecho cosas".

"No era mi intención llevar la alcaldía, sino llevar mi patrimonio, pero era gente toda muy mayor, yo era el único joven, entré en el Ayuntamiento y, poco a poco, siempre me han votado: no fue una cosa de decir 'yo soy político". Primero fue alcalde por UCD, después estuvo cinco legislaturas con el PP y con la próxima sumará otras cinco con el PAR, al que está afiliado.

En cuanto al régimen de Concejo Abierto, propio de los municipios de menos de 100 habitantes, ha dicho que "una asamblea es la mejor cosa que hay porque el alcalde propone y la asamblea aprueba y puede aportar lo que crea conveniente, pero es el alcalde el que propone". Las reuniones, cada dos meses, no son acaloradas y casi siempre se resuelven por consenso, sin necesidad de llegar a una votación.

RECURSOS

"El problema son los recursos" porque "qué impuestos puede poner un Ayuntamiento con 50 habitantes", se ha preguntado Murciano, quien ha reconocido que "estamos siempre pendientes de las subvenciones".

"En 40 años hay para todo" y, de hecho, "ha habido tiempos buenos, regulares y malos", ha explicado, recordando que "nos llegó la crisis y ahí nos fastidió, se pararon los proyectos que queríamos hacer y ahora estamos saliendo". Con el paso del tiempo "ha cambiado toda la sociedad", ha concluido.