Aprobada la Ley de Memoria Democrática de Aragón

Las Cortes de Aragón celebran sesión plenaria
EUROPA PRESS
Publicado 08/11/2018 12:23:27CET

ZARAGOZA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de las Cortes autonómicas ha aprobado este jueves la Ley de Memoria Democrática de Aragón. Han apoyado la iniciativa PSOE, Podemos, CHA, IU, mientras que Cs ha votado favorablemente la mayoría de los artículos y PP y PAR han admitido algunos, rechazando otros.

El proyecto de ley el diputado del PSOE ,Darío Villagrasa, coordinador de la Ponencia, quien ha señalado que se ha dado el visto bueno al 28 por ciento de las 194 enmiendas, rechazándose 60 y transaccionándose las restantes. Villagrasa ha destacado "el clima constructivo" de la ponencia.

El diputado del PP, Miguel Ángel Lafuente, ha anunciado que, cuando tenga la mayoría parlamentaria, este partido no derogará pero sí modificará esta "Ley de Memoria Selectiva" para incluir no solo a quienes ya están incluidos, sino también "a los que se deja", criticando el espíritu de "revancha".

Lafuente ha alertado de quienes han defendido posiciones "desde la extrema ideología" y se han posicionado con "los mismos principios que una dictadura aplicó por considerarse superior", produciendo "un texto profundamente excluyente, extremista e involucionista" porque "alguien ha entendido que había algo que ganar, no que reparar, que en eso estamos todos de acuerdo".

Ha dicho que este texto "radical, excluyente e injusto" no ampara a los 33 militantes de la CEDA que fueron asesinados durante la II República en Alcañiz (Teruel) porque "esta ley no pretende la cicatrización y tampoco la reconciliación", sino "crear un puente ideológico que pase por encima de los acuerdos a los que nuestros padres llegaron en los 70".

El parlamentario del PP ha advertido de que "esta ley no reconoce a nadie como víctima que no perteneciera a una ideología concreta" y, además, "dice que la II República fue un remanso de paz y no pasó absolutamente nada".

La diputada del PAR, Berta Zapater, ha dejado clara la vocación de su partido de "intentar llegar a acuerdos para enriquecer y neutralizar un texto que ha venido siendo bastante partidista de una sola de las partes", lamentando que los partidos de izquierdas y Cs no han tenido "muchas ganas de hablar" y "nos metieron en el mismo saco a PP y PAR".

"No puede ser que la Historia se cuente mediante un solo punto de vista", ha dicho Zapater, quien ha confiado en que "no vuelva a suceder" un suceso como el bombardeo de Alcañiz, por parte de la aviación fascista italiana, el 3 de marzo de 1938. Precisamente, la Ley aprobada este jueves fija el 3 de marzo como el Día de la Memoria Democrática.

Desde Ciudadanos, Ramiro Domínguez ha condenado "la tiranía franquista, así como todas las que hoy existen en el mundo" y ha reivindicado "la memoria de todas las víctimas, antes y después del año 78".

Ha aseverado que "la memoria democrática no debe de ser selectiva" y ha indicado que no es "adecuado" que la ley "se olvide de muchos aragoneses que lucharon por la democracia anteriormente al año 36", aludiendo a los asesinatos de 1934 en Tauste y otros municipios aragoneses.

También ha mencionado a quienes murieron "a manos de sus compañeros en el bando antifascista" como los maquis asesinados por dirigentes comunistas y otros "izquierdistas asesinados por sus propios rivales políticos" porque "hubo crímenes en todos los lados". "Que nunca más se repita", ha proclamado.

DESMEMORIA

En representación del PSOE, Darío Villagrasa, ha apelado a la "herencia de cultura democrática" de este partido y ha reivindicado "el derecho a conocer la Historia bajo el principio de la verdad" para no vivir "en la desmemoria" y no dar "mal ejemplo" a las nuevas generaciones.

"Basta ya de revisionismo", ha exigido, reclamando también el derecho a acceder a documentos sobre la época, a "conocer, investigar y dar digna sepultura a los seres queridos", resaltando algunas medidas recogidas en la ley aprobada, como la creación de una base de datos genética y un centro de investigación.

Villagrasa ha asegurado que "existe una injusticia histórica, moral y democrática para con miles de personas en nuestro país", de ahí la aprobación de esta "ley de las víctimas y sus familias".

El parlamentario de Podemos, Alfonso Clavería, ha planteado que "la II República fue el régimen democrático que nuestros antecesores se dieron a sí mismos" y que "el ignominioso golpe de 1936 conculcó la democracia y privó a los aragoneses de sus derechos y libertades" con "una guerra de exterminio, de genocidio y una larga dictadura".

Ha llamado la atención sobre la "especialmente dura represión con los militantes y votantes progresistas" con el objetivo de que "todo un pueblo olvidara cuanto antes que la democracia y la justicia social eran posibles".

Esta ley, ha continuado Clavería, "restituye el derecho de los familiares a exhumar a sus deudos", lo que "las familias van realizando con gran dignidad y precariedad de medios", una "tarea y responsabilidad de nuestras instituciones" con esta ley, que reconoce "el derecho a la verdad, la justicia y la reparación" y que es "bienvenida" aunque "llega tarde".

El portavoz de la Agrupación Parlamentaria de CHA-Grupo Mixto, Gregorio Briz, ha espetado al PP que no está situado "en la modernidad" y ha preguntado a Lafuente si cree que la memoria es un campo "neutro", afirmando que "no se puede decir que los muertos son iguales" porque, durante el franquismo, "en los libros de texto estaban los que ganaron la guerra". También le ha dicho que es "un demócrata con complejo de culpa".

La portavoz de la Agrupación Parlamentaria de IU-Grupo Mixto, Patricia Luquin, ha lamentado que "hemos tenido que esperar 40 años" para aprobar esta ley, que "habla de dignidad, justicia, verdad y reparación", considerando que España "necesita mucho recorrido democrático" porque "tiene a Billy el Niño de fiesta y a García Lorca enterrado en las cunetas".

"No se puede hablar de equidistancia entre víctimas y verdugos, entre aquellos que defendieron un régimen democrático como la República y unos golpistas que lo que hicieron fue instalar la dictadura", rechazando los "análisis revisionistas", ha apostillado.

Contador